Respeten sus progreleyes y no sean contradictorios censurandome.

El Congreso no promulgará ninguna ley con respecto a establecer una religión, ni prohibirá el libre ejercicio de la misma, ni coartará la libertad de expresión ni de la prensa; ni el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y de pedirle al Gobierno resarcimiento por injusticias.
(Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU., ratificada el 15 de diciembre de 1791.)



Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en Paris.



- 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber ingerencias de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.

-2. Se respetan la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

(Artículo II - 71; Título II concerniente a Libertades del Tratado para el que se establecia una Constitución Europea)

miércoles, 26 de septiembre de 2012

El sueño de Rodolfo

           
            Rodolfo tuvo un sueño: casi diez años después de conocer a su novia tuvo hijo con ella. Él ya había hecho realidad el sueño de la familia feliz. La realidad realedera y la verdad verdadilera indican que la chica en un principio era fría y cerebral pero luego se enamoró con el paso del tiempo. Eso no viene al cuentito. Lo realedero es que Rodolfo, su esposa y el chiquito subían las escaleras del subte en la estación Plaza Italia de la línea D. Mientras ascendían a la superficie apareció un niño indigente que se puso a charlar con el hijito de Rodolfo.

             El niño pobre le dijo al niño clasemediero que su papá se encontró plata. Rodolfito se reía mientras veía cómo su retoño interactuaba con aquella criatura desgraciada. En el fondo lloraba porque pensaba que ese nenito no tendría más de cinco años y que podría ser carne de su carne y sangre de su sangre. Es increíble pero esto ocurre todos los días tengamos el gobierno que tengamos. Son todos unos corruptos.

                De golpe apareció el padre del niño harapiento y golpeó al chico con una bofetada muy sonora. Luego lo retó por decir que él, su papá, había encontrado dinero. En esta escena lamentable Rodolfo se despertó contento al pensar en tener un hijo con su novia pero luego se amargó al imaginar el mundo que le espera a su descendencia.

Tentaciones

 
        

           Una chica en la vida de un chico puede causar estragos. María Julieta no fue un mal trago para Abel pero hizo historia en su ser. El muchachito no podía contener toda la pasión que ella le generaba. Preocupado por su exceso de amor fue a hablar con un monje que vivía en las afueras de la ciudad. El hombre de Dios le dijo que San Francisco de Asís se revolcó en la nieve para apaciguar su deseo carnal que tanto mal le hacía.
           - Hermano: yo me quiero revolcar en la nieve pero en companía de Julieta.-

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Geometría


          


   Un grupo de gordas feas y de flacas mal alimentadas comenzó a desfilar frente a mí. Tienen la puta costumbre de mostrarle las tetas a los curas y a todo el pueblo católico, al cual denominan peyorativamente como "chupacirios". Me llama poderosamente la atención que siempre embistan contra el Catolicismo. Vaya uno a saber el origen de esas especies. Lo que sabía en ese momento es que a mí no me iban a mostrar sus sucios pechos. No iban a arriesgarse con un jovencito de veintitrés como yo. Me hubiera gustado darle a esa gentuza un tratamiento infalible contra la histeria femenina pero luego me acordé de que aman mostrarse como víctimas de acoso. Me guardé mi virilidad en el bolsillo y contemplé el paso de la agrupaciones Las Trolas y Las tortas. No sé por qué pedían aborto para todos y todas si ellas son lesbianas. No tiene sentido ir a un laboratorio, tener un hijo artificialmente y luego tirarlo al tacho. Ellas seguían pasando y cantaban "Iglesia, basura, vos sos la Dictadura" y "aborto legal en el hospital o le quemamos la Catedral". Hablaban de un "Encuentro Nacional de Mujeres" pero yo no veía féminas mas solo observaba la marcha de unos machos cabríos con rastas y nucas rapadas. Veía a seres de aspecto varonil lucir tatuajes por doquier y mutilaciones en todo el cuerpo. Sus pieles parecían de metal debido al exceso de aros.

    Una activista yankee dijo lo siguiente: "El feminismo es la teoría, el lesbianismo es la práctica" (Ti-Grace Atkinson). La verdad que tenía mucha razón al decir eso. Tan consternado estaba yo al ver la marcha de ese ejército de deformes que olvidé el lugar en el cual estaba parado. Ya era nada más que un mero punto de la existencia. No sentía miedo al ver a esas trolas encapuchadas cuan si fueran militares palestinos. Tampoco me daban miedo sus palos y su actitud piqueteril. Lo único que me generaba angustia era el futuro incierto de los niños por nacer. Ellas escribían en una pared: "Revolución en las calles, en las plazas y en la cama". No sé de qué revolución hablaban. También escribían en el mismo muro: "Ni Dios, ni amo, ni partido ni marido". Obviamente que marido no iban a tener esas pobres miserables porque eran más feas que pisar mierda descalzo. La columna de calaveras vivientes era dirigida por una vieja resentida llamada Esther Bergman. Era una reclutadora de jovencitas fieras y fracasadas. Es cierto que había algunas chicas lindas pero eran locas, borrachas, drogadas, promiscuas, degeneradas e inestables desde el punto de vista emocional. Algunas de ellas, adictas al sexo y otras, actrices porno. Un combo explosivo de ancianas envidiosas, adolescentes pervertidas y divorciadas solitarias. Parece como si Altamira hubiera prendido la licuadora con ganas de tomarse un jugo muy amargo y alucinógeno. Yo las miraba extrañado y ellas me insultaban.

   Ni dejándome el pelo largo y la barba puedo obviar mi condición de católico. Por más que mi blog se llame Surfer Punk ´s, no dejo de ser un joven conservador de lo que ellas llamarían "rancia aristocracia católica". Me parece que les afrenta que mi apellido sea español. Me ven como un criollo pelotudo. No me importa. En ese instante de suprema incertidumbre, tampoco me importó mirar a esas viejas trolas a los ojos. Tampoco le esquivé la mirada a las jovencitas que se dejaban pervertir por las ancianas bolcheviques. Esas viejitas harapientas parecían recién bajadas del barco. Me pareció sentir un acento extraño en su habla. Todos somos argentinos pero algunos somos más argentinos que otros. No todos son hijos de esta tierra y de la Hispanidad. Se sabe que los italianos tienen un origen similar a los españoles. Por eso se adaptaron tan bien a nuestra patria. Ahora  ¿todos los que vinieron se argentinizaron de corazón? Muchos hay que trajeron ideologías foráneas que nada tienen que ver con nuestra estirpe ibérica. 

  Dejando de lado estas consideraciones, el acoso de las muchedumbres lésbicas seguía en marcha sin importar la presencia policial. Se sabe que esas mujeres virilizadas pueden pegar y hasta matar sin sufrir sanciones por parte del Estado. Yo era consciente de que si caía en provocaciones y devolvía los insultos, no me iban a faltar las denuncias por "violencia de género". Me pareció mejor llamarme a silencio y seguir mirando el avance de las hordas compuestas por marimachos. Ellas decían tener "derecho a decidir sobre su propio cuerpo" sin pensar en la vida del bebé por venir. ¿Ese no tiene "derechos humanos"? Aborto es homicidio agravado por el vínculo.

   Una vieja de ojos azules y piel nívea me gritó: "La única iglesia que ilumina es la que arde". Estaban enardecidas esas minas. Parecía que nadie las podía parar. De hecho, la Fuerza Pública podría haberlas parado pero la policía de Macri está integrada por lesbianas, gays y otras hierbas que pretenden legalizar si es que ya no lo hicieron. Una cosa de locos. ¿Quién iba a defenderme? Con una Justicia manejada por dueños de prostíbulos y sodomitas, no podía esperar ninguna garantía. Las garantías solamente son para los ladrones. Una que me mandaba y a la cárcel derecho viejo y a cantarle a Gardel el Marche preso. Aquaman tampoco podía venir a rescatarme porque lo echaron de Prefectura por Facho y lo metieron en un calabozo sin fondo. ¿El Chapulín Colorado? Un mexicano moribundo no me podría haber ayudado nunca. Tenía que resistir. No sé por qué pero en ese momento me imaginaba mártir. Estaba dispuesto a morir con tal de redimir a esa chusma. Es verdad que soy muy jocoso y que algunos me hacen fama de juerguista pero son pecados de juventud. En el fondo, mi alma tiene inclinación por las cosas buenas. Por eso yo no estaba junto a ese vulgo que me abucheaba. Bien podría haberme hecho el burgués puto y feminista amigo de las mujeres con el fin de cepillármelas pero yo nunca fui así. Hay más verdad en una paja en soledad que en una orgía de hipócritas y adulones. El mal menor es mal también...

    Las borrachas y drogadas cantaban ahora: "Saquen sus rosarios de nuestros ovarios". Yo tenía mi rosario en la mano y rezaba en silencio. Mis cuentas no ataban las trompas de esos elefantes estériles. No sé cuál era su intención al cantar esa burda mentira bufarrona. También había escrito en la remera de una ramera: "Sin clientes no hay prostitución". Creo que los hombres, al no hallar buenas esposas por causa de la sociedad de consumo, el materialismo y el feminismo, se volcaron masivamente en los últimos tiempos a los burdeles. La prostitución es la profesión más antigua del mundo pero hoy en día es algo masivo. De todas maneras, hay jueces que regentean lupanares y estas flojas no dicen nada. Yo pienso que un mamarracho femenino se convierte en una roja porque no tiene quién se la coja. Una mujer normal hace su vida, tiene su novio, su marido, sus hijos; tiene un trabajo, un estudio, sus creencias: su vida. La vida vuelve a la vida. No se entiende el porqué de tanto odio. Con tantos matrimonios que desean adoptar, no hay razones para abortar. Ellas, las femitrolas, justifican el infanticidio arguyendo que los hijos generan pobreza. Deberían reclamarle al Estado que se haga cargo de sus chiquitos. Una crianza en una institución castrense le daría a la Patria los guerreros que ella necesita. ¿Qué yo me quejo de las ayudas sociales? No. Me quejo del clientelismo político pero no del fomento de la natalidad. En un contexto de familia cristiana, lo ideal es tener entre tres y cuatro hijos. El problema es que la sociedad capitalista que financia a estas bolchevitas no permite que las familias salgan adelante. Antes, con el sueldo del hombre vivía toda la familia. Ahora trabaja hasta el gato y no morfa ninguno.

   En medio de la marcha que atravesaba toda la ciudad de punta a punta y de puta a puta, apareció una gordita fiestera que me conocía de no sé dónde. Yo nunca festejé nada con ella ya que es lesbiana pero a veces ella quería festejar conmigo y yo me hacía el tonto. Tendría que haber cumplido con el deber patriótico de darle un poco de mi alma y un trozo de mi carne para hacerla volver en sí pero no me consideraba capaz de semejante misión. Más fácil me sería echar a Cristina Kirchner del Gobierno que comerme esa tortilla de cebolla. Me da cargo de conciencia no haberlo hecho por el bien de la Nación pero mis amigos me consolaron diciéndome que no podría haber logrado nada. Tal vez sea cierto. Yo no puedo todo. Quizás sabía en ese entonces que iba a tener una novia muy pero muy hermosa. Dicen que cuando hay hambre, no hay pan duro, pero si uno come por necesidad algo que le cae mal, va a terminar vomitando. Y en el vómito se van las pocas energías que te quedan. No probé bocado...

- Hola Alan ¿estás defendiendo la Iglesia?-

- Sí.-
- ¡Qué fascista que sos!-
- Soy fascista ¿y qué?-
- Sos muy cerrado.-
- Bien cerrado.-
- Sos un cuadrado.-
- Soy cuadrado.-
- Sí, sos cuadrado.-
- Y vos sos una esfera.-                          

martes, 18 de septiembre de 2012

Bife a la gomina

  

       En el mes de marzo de este año del Señor 2012 tuve la gracia o la desgracia de trabajar de lavacopas. En la calle se dice bachero. Es como cuando al taxista o taximetrero le dicen tachero. Suena horrible. Lo primero que me dijeron al llegar a ese hermoso restaurante de Puerto Madero es que yo iba a estar en la bachasa. Suene repugnante. Asco a los oídos. Lo mismo que bacha. Inmundicia moral y auditiva escuchar esa palabrota. Peor es ganar dos mil cuatrocientos pesos por mes por ese trabajo esclavo. Todos los días era llegar a las nueve de la mañana y limpiar el salón y los baños. Al mediodía era lavar platos y ollas sin cesar hasta las cinco de la tarde. Hasta las seis me tocaba baldear como un negrito candombero todo el lugar pero casi siempre me terminaba yendo a las siete de la tarde (a esa misma hora entro al CBC).

        Lo único bueno del trabajo era la comida .Espectacular .En Campo dei Fiori se come de manera sublime. Una delicia. Lo mejor en pastas, carnes y pescados. La atención vale once puntos. Muy buenos chicos los mozos. Es verdad que siempre hay un negro que lava los platos a toda velocidad para que ellos se lleven la propina y se luzcan ante la gente pero tengo que reconocer que a veces me tiraban un hueso (a los perros se les tira nada más que un huesito cosa de que no se acostumbren mal porque peor es nada y es lo que hay). También tengo que decir que la higiene era de diez. Yo soy una persona muy limpia y no toleraría trabajar en medio de la mugre y los roedores. Puerto Madero está lleno de ratas pero el restaurante es muy limpio y ordenado. Es cierto que es caro pero vale la pena. Yo lo recomiendo. Si tuviera plata iría a comer ahí a pesar de que haya tenido una mala experiencia con la encargada del lugar (una soberbia llamada Celeste).
  
          Todas las mañanas me levantaba a las siete para ir a trabajar. Amanecía hecho percha por llegar a las doce de la noche de la facultad y por lo extenuante del trabajo. Parece que no pero cansa estar dele que te dele con esas ollas conchudas del demonio. Al ser un lugar pequeño no había espacio para un lavavajillas. Era todo a pulmón. Para colmo, tres veces por semana había que recibir al proveedor y hacer carga y descarga de mercaderías. Terminaba fusilado. Así todos los días. A todo esto, tenía que viajar en el 150 muchas veces parado. Por esto del Plan Coger la gentuza se llena de hijos y uno no tiene lugar donde sentarse. Por más que uno vaya al fondo del colectivo siempre hay que levantarse para ceder el asiento a esos conejos de apariencia humana. Así viajaba yo todos los días: Renegando con esas viejas gordas y malolientes llenas de crios con olor a mierda. Parece un chiste que la pelotuda de Lubertino quiera meter animales en el transporte público. Ya creo que tenemos bastantes que andan en dos patas. No digo que sea como en USA donde los negros debían dejar que los blancos se sienten; simplemente digo que deberían existir coches furgón como en el tren. Allí deberían viajar los perros, los gatos, las cabras, los chorros, los borrachos, los drogados, los travestis, los que llevan bultos, los que te tocan el bulto, los que no se bañan, los que tienen bicicletas, los que fuman y todos aquellos contingentes numerosos que se llenan de pibes para recibir la beneficencia estatal. Eso ocurre en los trenes gracias a los furgones .En los demás vagones no se viaja bien pero se está mejor que en el furgón.

           No todo es tan malo en el 150. Es cierto que yo vivo en Lugano y que en mi barrio se suben de prepo los pibes que van a comprar pasta base a Soldati. También es cierto que atravesar la zona de la cancha de San Lorenzo es complicado. Lo único bueno que hizo el Kirchnerato es mandar Gendarmería por todos lados. Es mentira eso de la educación como raíz de todos los males. Es necesario darle seguridad a docentes y alumnos ya que no se puede enseñar o aprender con bandas armadas amedrentando a las distintas comunidades educativas. Se necesita del orden como base para cualquier tipo de progreso en cualquier aspecto de la vida ciudadana. Puro chamuyo comunista eso de que la policía no tiene que existir y que la mano dura no soluciona nada. Hasta un gobierno montochorro como este llama a los militares para poner orden (la GNA es una fuerza de naturaleza militar que nació en el seno del Ejército Argentino con el fin de cuidar las fronteras de la Patria de los chilenos y que tuvo el honor de pelear valientemente en nuestras Malvinas que son y serán argentinas). Omitiendo la mentira de los Derechos Inhumanos, en el 150 suelen darse situaciones muy graciosas como la que voy a contar a continuación...

                Una mañana viajaba sentado de milagro. Había llegado hasta Pompeya logrando la epopeya de mantener mi culito blanco en un asiento. En ese mismo colectivo viajaban tres o cuatro obreros más un tipo de mediana edad que ejercía una especie de liderazgo moral por su carisma y su sentido del humor. Por dar un ejemplo, uno de los laburantes dormía o intentaba dormir pero los interminables monologos del payaso se lo impedía."Callate viejo pelotudo. Quiero dormir". A lo que el tipo contestó: "El colectivo no es para dormir cornudo de mierda". Así estuvo todo el viaje tratando de "corneta" a cada uno de sus amigos y diciéndoles malas palabras permanentemente. Yo intentaba evitar la risa pero era más fuerte que yo. Todos los pasajeros se reían. Este hombre podría haber sido rico por sus chistes. Lástima que los medios esten llenos de putas baratas que no hacer reir ni a una hiena. Ni siquiera deben ser buenas en lo que hacen porque para cogerme a un pedazo de plástico prefiero hacerle un agujero al televisor o a la computadora.

                     Ya en avenida Caseros se bajó una vieja teñida de rojo. No parecía pelirroja. Se notaba que en vez de teñirse en una peluquería había ido a un chapista en avenida Warnes. El payaso de la línea 150 dijo lo siguiente: "Esa vieja tiene un papagayo en la cabeza". La risa estalló en el colectivo como el pedo de una vieja resentida; vieja amarga que se desquita sus broncas existenciales cagándose en los demás. Yo casi termino orinándome de la risa. Hacía mucho que no me reía así. Sé que a veces parezco un tipo serio por peinarme con gel según la usanza de nuestros abuelos pero nada que ver. Soy el tipo más alegre de todo el mundo. En aquella epoca el único momento de ocio que tenía era arriba de un transporte público. Recuerdo que yo seguía riéndome aún cuando la unidad había doblado adentrándose en la avenida Entre Ríos. Pronto tendría que bajarme a la altura de avenida Belgrano para tomar el 103 (esta línea de coches colorados termina en la puerta de ese maravilloso restaurante que es Campo di Fiori).

                          Tanto me reía que el tipo se dio cuenta y me tomó para el chiste a mí también (se había cansado de bromear con sus amigos).Yo estaba sentado delante de él. Por el medio del colectivo estabamos los dos. Se sabe que en los últimos asientos el motor de la máquina te quema el culo y que en los primeros asientos uno dura menos que un pancho ya que suben los viejos, las embarazadas y todo ese largo etcétera. Decía que iba en el medio del bondi sentado adelante del animador de la 150. Con voz muy seria le dijo a un amigo y compañero suyo que estaba a su lado: "A este le voy a volar la gomina de un bife si se sigue riendo". Yo empecé a reirme bajito porque no quería ser tomado para la opereta pero todo ese día y toda la semana estuve riéndome como un pelotudo a causa de este hecho histórico para el humor argentino.

Planeta Trece


    

   
     "Este es el Planeta Trece para nosotros. Tal vez no lo veas pero por encima del universo hay seis estrellas. Cada una de ellas es el sol de dos planetas. Doce planetas en total. Mi pueblo vino de uno de esos astros hace miles de años. Mis ancestros no tenían forma humana pero este planeta los hizo antropomorfos a fuerza de casamientos. Como si fuera poco, los gitanos nos han vendido niños muy bellos de los cuales hemos extraído la sangre que necesitábamos para ser lo que ahora somos. Hace miles de años que estamos dominando los destinos de este planeta. Vos sos un chico hermoso pero creo que es la hora de escuchar el llamado de la sangre: tengo que volver a mi galaxia antes de que sea demasiado tarde. Hay una raza hostil que pretende apoderarse del lugar de mis antepasados. Mi patria me llama.Te tengo que dejar acá".

      Esto le dijo Aurora a Leonardo. Ella se fue en una nave que los porteños llaman "El Planetario" sin saber que es una máquina de verdad. Palermo quedó sin una parte de su identidad. El público creyó que se trataba de un espectáculo montado por el Gobierno para entretener a las masas. Nadie supo que había una raza foránea morando en este mundo de luchas y de combates eternos. Leo siempre supo la historia de esa raza de constructores que erigió como monumento principal de su soberbia a la Masonería. Siempre el símbolo de las pirámides. Estructuras colosales que la raza de los originales levantaron en sus doce planetas, en Marte, en Egipto y en otros lares.

       Leo no sabía a quién contarle lo ocurrido. Pensó que el Gobierno restringía la venta de doláres para que la gente no vea los símbolos masónicos del Nuevo Orden Secular de los Siglos. ¿Qué habrá sido de la piedra que rechazaron los constructores y que pasó a ser la piedra angular del edificio? Por eso en los billetes verdes la pirámide está incompleta. Allí aparece el ojo que todo lo ve. Ese mismo ojo que nos mira todo el tiempo desde la galaxia que posee seis estrellas y doce planetas. De allí viene ese pueblo que se mimetizó entre nosotros con el fin de dominarnos. Parece una frase de la ciencia ficción pero ya están entre nosotros...

        Aurora se fue para no volver. Eso pensaba Leo. Él sentía que la sangre le había arrebatado de su tierra natal, la Argentina, para devolverla a Orígenes, la galaxia de seis estrellas y doce planetas. El Planeta Trece no era más que la fuente de poder de estos marcianos conocidos como los originales. Pobre Leonardo. ¿A quién podía comentarle la noticia sin quedar como un loco? Lloraba y lloraba en soledad anhelando el regreso de su amada Aurora. En el fondo sabía que ya se había ido para siempre. Es increíble como hace dos mil años que están afuera de su lugar de Origen y, sin embargo, lo creen tan suyo como siempre. Tradición es una fuerza más en este juego de energías que conocemos como mundo. Nada se puede hacer para volver el tiempo. Ellos, los originales,  han vuelto y han masacrado a los habitantes de Orígenes.

         ¿Dónde estará Aurora? Eso se preguntaba Leo todas las noches mientras miraba las estrellas sin verlas .Sabía muy bien que ningún telescopio podía llegar hasta donde ella estaba. En vano era comunicarse con la NASA ya que Estados Unidos siempre fue manejado por los originales. No se podía hacer nada para rescatar a Aurora de lo que ella llamaba Destino Histórico. Solamente se podía llorar todas las mañanas anhelando el pasado que se fue para nunca más volver. Por eso Leo iba todos los días a Palermo para contemplar el último lugar que piso su amada antes de partir. Allí estaba el pasto quemado por la nave al despegar. Desde la avenida Sarmiento se podía apreciar la destrucción que dejó ese aparato increíble al separarse del suelo terrestre.

              "Mi novia es un marciano y yo soy un pobre terrícola". Este era el lamento de Leo en el Palermo de todas sus tardes. La amargura lo acompañaba en cada ocaso con el sabor del fracaso. Los cisnes y los patitos se iban todos juntitos al interior de las aguas del lago mientras que él se iba en el recuerdo de su amor: Un día, estando con ella en ese mismo lugar, vieron pasar dos cisnes blancos y él le dijo: "Somos nosotros dos". Todo el romanticismo se evaporó por el calor de la nave espacial que la gente confundía con un museo astronómico. Se fue y no va a volver. Se fue.

                 Leo apoyó la pistola en su cabeza. La mano le temblaba pero él quería dejar un cuerpo joven y hermoso en el lugar donde había comenzado su tragedia y donde habría de finalizar en la forma de una bala certera. El disparo se preparaba. Ya había llegado la hora de morir .En vano era vivir sin su amor de los amores...

- ¡Leo! ¡No!-
- ¿Aurora?-
- La misma.-
- ¿Volviste?-
- Nunca me fui.-
-¿Cómo?-
- Se fue un robot con mi carita.-
- Si vos me saludaste y me miraste a través de las ventanillas.-
- Fue todo un truco. No iba a dejarte. Ese robot contiene una bomba.-
- ¿Vas a matar a tu gente?-
- Esta es mi gente: la gente de este país.-
- ¿Los vas a matar con una bomba?-
- Son todos militares que van a masacrar a seres inocentes.-
- ¿Esos que iban armados y que se disfrazaron de soldados argentinos?-
- Los mismos que se decían cascos azules y cascos blancos de la ONU.-
- ¿Ellos iban derechito a matar marcianitos?-
- Sí, no iban de paseo a Orígenes. El Gobierno miente.-
- Nunca dijeron que el Planetario es una nave espacial de verdad.-
- La Fuerza Aérea guarda muchos secretos.-
-Fue un espectáculo mentiroso.-
- Fue una maniobra propagandística. Hubo una operación militar.-
-Fue peor que el Rally Dakar o el Fútbol para todos.-
- La gente es tonta, amor mío. Por eso creyó todo esto. Doscientos mil tarados.-
- Gran concurrencia. Todo organizado por el Kirchnerato.

      Leonardo y Aurora se echaron en el suelo de Palermo contemplando la belleza de un atardecer tan natural como ellos mismos. La oscuridad se iba ganando de a poco el cielo palermitano. Todo parecía esplendido en ese rincón porteño y de hecho lo era. La gente estaba eufórica pensando en esta muestra de ciencia que fue "Tecnópolis Espacial". Leo y Auro se besaron apasionadamente mientras contemplaban la explosión de lo que alguna vez había sido el Planetario. El universo se iluminó por un instante que pareció eterno: la nave estaba a medio camino entre el Planeta Trece y Orígenes. El atentado se hizo notar hasta el infinito ya que habían bombas nucleares en la máquina asesina...

Círculo de Lectores (Emanuel Mallón estafador). De libros y cultura


   
         Sábado por la mañana en Haedo. La marcha de la muerte es caminar bajo el cielo frío por la tramposa avenida Rivadavia desde Ramos Mejía. La gentuza que dirige el Círculo de Lectores es incapaz de pagar los viáticos como corresponde: Un colectivo hasta Once y el tren hasta allá. No. Ellos mandan a los pibes a tomar el 96 en Prostitución (Constitución) para luego bajar en Ramos y caminar como unos pelotudos hasta el destino final. Es como una peregrinación forzada por el camino que conduce a Luján. En este caso el dios es el puto dinero. Una mierda eterna como la cara del sucio de Emanuel Mallón. Un garca total que en el 2008 se parecía al asesino Guevara Sheinerman con su barba y su pelo largo y negro como una noche de estafadores.

       Sábado por la mañana. La entrevista y la capacitación quedaron atrás. Ya nada es color de rosas. La "clinica", el lavado de cerebros de todas las mañanas antes de salir a estafar a las personas, parece lejano. Ahora hay que ir casa por casa tocando timbre con revistas en la mano como si uno fuera un testigo de Jehova (yo diría un testiculo). El "speech" consiste en decir: "Buenos días, venimos de la Feria del Libro a medir el nivel cultural de la zona". Luego empiezan las preguntas relacionadas con la lectura del entrevistado. Casi siempre dicen, quienes contestan estas tontas entrevistas, que la falta de tiempo les impide leer. Entonces aparecen los promotores en acción ofreciendo la suscripción al Círculo de Estafadores (Lectores) por un módico precio mensual. De yapa viene una revista y alguna oferta con el tema de los libros. Ahí el "cliente" elige por sí o por no.

         Casi siempre la gente evita atender a los extraños que golpean puertas y tocan timbres y porteros electricos. Se sabe que la inseguridad está a la orden del día. Nadie quiere vivir una "entradera" con delincuentes armados hasta las pelotas. Esto hace que el trabajo de promotor, en realidad vendedor, del Círculo sea casi imposible. Es cierto que a algunos les va muy bien pero son los menos. La mayoría no dura más de dos semanas con toda la furia. Como si fuera un chiste, hay que ir repartiendo volantes para reclutar nuevos incautos. A esto lo llaman "cooptar". Yo lo llamaría "capturar". Da pena participar de esto.

           El enano Lucas es todo un triunfador. Un "perro loco" en la jerga inmunda de estos materialistas que solo piensan en la guita. Estos diablos le dicen a las chicas antes de salir a estafar: "Éxitos Princesa". Cuando son las 17 hs y no pasó nada se deja de ser princesa para caer en lo que ellos denominan fracasados o personas sin voluntad. "Dale Fulana. Vos podés. Tenés que intentarlo. Yo terminé el día con cinco socios y todo a las dos de la tarde. Si querés me quedo con vos hasta las nueve de la noche. Sí o sí tenés que empezar a cerrar con dos socios por día. Es lo mínimo que se te pide". Al poco tiempo la princesa se termina yendo como una pordiosera a su pocilga del Conurbano. Nadie aguanta tanta presión del Inframundo.

             Otro perro loco es Fernando pero eso es por el exceso de merca (cocaina). Esa sustancia lo deja delgado como un palo y duro como un poste de luz. No es mala persona. Él está en su mundo. Lástima que tenga que estar ahí. Ojalá Dios lo arrebate de ese nido de víboras. No es malo como el enano chorro de Lucas que rompe los cocos con andar vestido de traje cuando la mañana polar pide a gritos una campera gruesa y acolchadita. Fernando es un pibito muy bueno, muy piola. El peor es Luis Gauto. Este garca, trajeado, afeitado y de pelo largo, es un acosador de señoritas recién salidas del secundario. Tiene casi cuarenta y se cree seductor como para sentarse al lado de una chica en un colectivo y comerle la cabeza durante todo el viaje. Él dice que el frío, el calor y la lluvia son invenciones de la mente. No existen la sed ni el hambre. Todo es psicológico para este ladri oriundo de la ciudad de La Plata. Garcaman.

                  Son tan caraduras que escriben los mensajes de citación con faltas de ortografía. Un tipo como Emanuel Mallon, posiblemente exbarrabrava de Boca y amigo de Rafael Di Zeo (según sus propias palabras), que no tiene el secundario terminado y no es un autodidacta, tiene el atrevimiento de dirigir una empresa relacionada con la cultura. La Argentina es un país muy generoso. A continuación voy a transcribir el mail que este chanta le mandó a un pobre pibe para meterlo en su fábrica de humo...


Date:
Tue, 5 Jan 2010 12:47:50 -0200

usted a sido seleccionado para integrar
nuestro staff de promocion atravez de zona jobs, se le tomara una entrevista
personalizada para ultimar detalles de contratacion,debera presentarse en av san
juan 432 capital el dia 06/01/10 miercoles a las 9:30hs puntual.
concurrir
con buena presencia ,nivel cultural medio, cv, fotocopia de dni.
contar con
disponibilidad horaria de lunes a viernes de 9a17hs .

EMANUEL MALLON
ATTE JEFE DE PERSONAL


           De más está decir que te dicen una cosa y luego es otra. Voy a dar ejemplos: Supuestamente uno debería irse a las 17 hs pero se sabe que el día acaba cuando se llega a los dos socios. Siempre hay que quedarse horas de más que jamás te habrán de pagar. No importa que sea un sábado. Lo gracioso es que te hacen firmar un contrato pero en realidad es un papel higiénico ya que se labura en negro. Lo más triste es que el último día el enano maraca de Lucas te lleva al Correo Argentino de avenida San Juan a mandar un telegrama. En el camino no te dice nada el muy forro chichón de piso. Otra triste realidad es que uno cobra por los socios que hace. Todo comisión. El básico aparece recién si uno mete más de cincuenta o sesenta socios al mes. De lo contrario hay que arreglarse con una puta paga por cada boludo que uno haya conseguido embaucar.
           
         De esto se desprende que en abril del 2008 estuve quince días en el Círculo de Estafadores y solamente gané 45 pesos ya que hice nada más que tres socios. Entre la comida, la bebida y los viajes fue más lo que perdí que lo que gané. Era ir todos los días a barrios alejados del Centro y luego tener que volverme en soledad desde lo más lejos de la Capital. Los viáticos brillaban por su ausencia(nunca nos regresaban a la oficina como punto de partida sino que los gastos corrían por cuenta de nosotros, los "promotores"). Así todas las mañanas y todas las tardes. Imposible pensar en estudiar. Gracias a Dios al poco tiempo conseguí un trabajo mucho mejor.
              
        Creo que con este cuento que no es cuento y que es cuento puedo ayudar a mucha gente. Esta ficción de lo real tal vez pueda ayudar a muchos. Siempre dije que la literatura es un estilo de vida y que no existe la distinción entre lo real y lo ficticio. Emanuel Mallón, el estafador, tranquilamente podría ser el protagonista de una novela de terror. Los jóvenes argentinos seriamos las victimas de estos monstruos que se alimentan con el cuerpo de los desesperados y los desesperanzados. Esta es una historia sin héroes que nunca estará en el catálogo de ventas del Círculo de Lectores ya que en realidad es un círculo vicioso de estafadores.
             

            Aclaración importante: La estafa del Círculo de lectores prosigue bajo el nombre Libros y cultura o De libros y cultura. Misma mierda, distinto nombre.
          

sábado, 15 de septiembre de 2012

Cosmopolita


     
     
        Tengo un amigo racista que hace mucho tiempo que no veo. Recuerdo que una tarde íbamos caminando por la avenida Pueyrredón a la altura de lo que se conoce como "Once". Marchábamos bajo el sol y el calor de la inconmensurable marea humana que parecía empetrolada por su lentitud. Cualquiera diría que parecía una feria de Oriente ya que los comerciantes tenían sus mantas echadas sobre las veredas sin pensar en la inmensa cantidad de transeúntes que por allí pasaban. Una locura total. Un infierno de masas rebeladas.

         Gente de todos los colores compraba y vendía. La marca de la Bestia eran esos sucios papeles conocidos como billetes. Abominación a los ojos de Dios todo ese ir y venir de lenguas, pueblos y razas bajo un impiadoso cielo veraniego. Imagen de lo que no tiene imagen y principio de lo que no tiene fin. Sombras de las mismísimas luces y asombro de las propias sombras...

           Chucherías por doquier se exhibían en esas sucias aceras cuyas espaldas eran pisadas por negros, amarillos, blancos, marrones, grises y azules. Recuerdo el olor de la comida peruana y el grito de la boliviana que vendía lencería. Recuerdo el olor de la sopa paraguaya y la mirada altiva del judío que pasaba por ahí rumbo a su negocio (a los dueños de inmuebles comerciales nunca les gustó tener esa competencia que no paga impuestos ni servicios). ¿De dónde venían todas esas baratijas? ¡China!Mucho se habla de una supuesta civilización china. Yo solamente vi la resaca de la que se dice una gran cultura :Hombrecillos vulgares con olor a orina comiendo arroz y atendiendo mercaditos llenos de ratas. ¿Dónde está el esplendor del tigre asiático?

             Mi amigo y yo caminamos una cuadra tras otra con fatiga y sudor al extremo. Cada paso valía por tres ya que siempre teniamos que empujar carne humana para poder avanzar rumbo al norte. No podíamos salir de la cuadra de la tristemente célebre estación de trenes. La avenida Corrientes parecía lejana como una gota de agua en el Sahara. La avenida Córdoba parecía de otro planeta por lo nuestro de nuestra marcha. ¿Santa Fe? Envidia nos daban esos burgueses que pretendiamos alcanzar en ese viaje de curiosidad antropológica. Pensar que por ese mismo camino, yendo todo derecho hasta el final, se podía trepar hasta la zona de Recoleta. Parece una burda mentira que una arteria pueda unir el culo y el corazón de la ciudad; el arte afrancesado y la mierda del Noveno Mundo.

         Mi compañero de caminata creía que la única verdad era que no había verdades absolutas. Ya cerca de la avenida Corrientes se podía respirar un poco más. En ningún momento pensamos escaparnos por la calle Boulogne Sur Mer a sabiendas de que los judíos ortodoxos son los dueños del lugar y cualquier choque accidental de cuerpos es tomado como una provocación antisemita. Todo le molesta a esa gente otrora elegida por Dios. En lo personal me dan asco esos viejos gordos y jorobados que usan pañuelos de tela para sus mocos siempre colgantes. Pienso que esas narices superlativas solamente pueden ser evacuadas con sabanas en lugar de pañuelitos lavables o descartables. Obvio que no me voy a olvidar de esas viejas arruinadas de tetas colgantes y pelucas payasescas .Con sus polleras se podrían hacer manteles para las mesas de un regimiento. Bah, simplemente quería decir que pasar por ahí significa caminar por un lugar tan conflictivo como Medio Oriente. Creo que hay cuadras de la ciudad que no son parte de la Argentina sino de lugares de gente violenta y siempre problemática.

              Éramos dos caminantes resignados a atravesar un calvario eterno con el fin de llegar a lo mejor de Pueyrredón : la zona donde están los museos, la Facultad de Derecho, los parques, el verde, la vida, la gente linda. Debo confesar que a pesar de despreciar a los burgueses los admiro por su belleza física. En su mayoría son hermosos y hermosas y dan ganas de mirarlos todo el día: Hombrecitos blancos de ojos claros van de la mano de mujercitas preciosas de miradas policromáticas. A veces ocurrían entre esa gente nacimientos pero eran hechos milagrosos ya que los burguesitos son muy individualistas y nada más piensan en el placer de sus cuerpos. Penes y vaginas insaciables siempre se dieron citas para masturbaciones de a dos. Todo en un baño de perfume exquisito. Creo que esas personitas son tan bellas que convierten sus pecados en leyendas e historias dignas de la mejor mitología. Los vicios de los seres humanos sin clase ni cultura suelen ser más evidentes e hirientes ya que la fealdad misma los entrega muertos a la vista de quienes los observan.
                     
                         - Ivan.-
                         - ¿Alan?-
                         - ¡Qué horrenda es la vida cosmopolita!-
                         - No es cosmopolita:¡Es cosmobolita!-

         

Una historia de las cosas



  
          ¿Por qué todas nuestras historias se refieren a personas o a objetos que toman personalidad antropomorfa? ¿Por qué los animales de nuestras fantasías hablan como nosotros? ¿Por qué por qué y siempre por qué? ¿Podrá existir una historia de las cosas así como son? Supongo que sí. Un relato que nos hable de lo inerte sin necesidad de recurrir a nuestra aparición vivificadora. ¡Qué locura! Tal vez ya no sería una literatura sino una ciencia como la física o la química.

          Podriamos decir que tal objeto tal cosa y que este otro estaba allá. Así hasta detenernos completamente en todo aquello que no advertimos a diario. Esto se podría prolongar hasta el origen del origen o podría devenir en especulaciones sobre los fines últimos. Poder. Reflexionando en estas nimiedades me veo forzado a reconocer que la literatura es la ciencia que estudia la vida de los hombres así como la biología estudia a los seres vivientes y la astronomía hace lo propio con los astros.El hombre está incluso cuando parece no estar...

            A la par que escribo esto admito lo vano de mi duda y me propongo firmemente no vacilar más de ahora en adelante y del ahora en más hacia atrás. Mi intención es no caer en ese divertimento burgués que es la filosofía. Si soy persona es porque soy persona.

           Pienso en cosas: estrellas ,flores, perfumes, mariposas, espejos, piedras preciosas ,chocolates, libros, pianos, delfines, cisnes, cristales, montañas, mares ,cielos, tierras, nubes, soles, cosas, casas y todo cuanto entra en mi imaginación. Pienso en pensamientos que cosifican y cosifico pensamientos.

             Anhelo que los puños de Sergio "Maravilla" Martínez le den una nueva alegría al gran pueblo argentino. Es un sueño de adrenalina pura, pasión, tiempo, fuerza ,velocidad y concentración. Es la pelea por la existencia que muy pocos se atreven a enfrentar dándose por vencidos desde el vamos. ¡Pobres de los que meten sus cabezas en las campanas para cubrirse de los golpes del rival y luego terminan aturdidos por el latir de los metales! ¡Pobres de aquellos que no sienten el fuego sagrado en sus argentas venas! Bienaventurados los valientes porque de ellos será la gloria y la posteridad. ¡Vamos Argentina carajo!

viernes, 14 de septiembre de 2012

Tenedor libre



    
               Juan Carlos lleva a su novia a pasear por el Rosedal muy a menudo ya que él es un señor muy honrado. No le hace el mal a nadie pero se lo hacen a él. Es como ponerle Tres de febrero al parque que está enfrente de la estatua del insigne Restaurador de las Leyes Brigadier General Don Juan Manuel de Rosas. Esto si se omite decir que hay una avenida Sarmiento que existe solamente para romper las pelotas...

              Juan Carlos tiene menos de treinta pero está tan fogueado por la vida que ya se quemó. Su novia no atravesó tantas peripecias pero es una chica muy centrada. Una cosa no quita la otra: La experiencia es importante pero la inteligencia sirve para aprehender muchas cosas de este mundo lleno de trompadas, patadas, tiros y puñaladas.

             María Fernanda aceptó ir a comer con nuestro salame. Decía tener hambre. Fueron a un tenedor libre ubicado en Santa Fe y Agüero. Era de noche. Estaban cansados de tanto pedalear en ese patito metálico que cruza las aguas palermitanas. Estaban cansados y cagados de hambre. Antes de que el mozo les sirviera las bebidas, ellos ya estaban llenando sus platos con entradas frias y calientes sin hacer distinción de ningún tipo. Uno podrá ser nacionalista pero no hay nada más rico que un restaurante chino (ese que está cerca de la estación de servicio de Agüero y Santa Fe la rompe y esto lo digo sin recibir nada a cambio de esos sucios amarillos).

              Ferchu se llenó solamente con las entradas. Ella se había hecho un postrecito mezclando todo lo que había en la mesa de dulces. Juanca seguía comiendo como lima nueva. Parecía una fiera muerta de hambre. Él iba y venía de la parrilla trayendo asado, vacío, chinchulines, pechito de cerdo, chorizo, morcilla, pollo y todo cuanto había sobre esos fierros calientes por la irá del carbón argento. Una cosa de locos. Parecía la cena de un condenado.

                - ¿Qué te pasa Juan? ¡Parecés desesperado!-
                - A un tenedor libre se va a comer y no a dar imagen de no sé qué.-

              Juancito siguió lastrando hasta que la panza le dijo basta. Fernanda cedió y se hizo complice de su novio. Se dio cuenta de que a un tenedor libre se va a morfar y no a dormir. Pensando en estas verdades eternas besó a su novio con la mirada. Ella se había dado cuenta de que su compañero de amor gastaba lo poco que tenía pensando en complacerla (si fuera por él se quedaba en su casa mirando el fútbol en soledad pero tanto amaba a Fernandita que no podía olvidarla ni un segundo).

              Fernanda, que ya había comido el postre, decidió volver a empezar con las entradas viendo que eran jóvenes, delgados y sensuales. El amor les demandaba mucha energía a estos dos conejitos que juntos duran más...

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Judith

     
 


        Una lluvia de sol caía incesantemente sobre las veredas de ese barrio escondido de la ciudad. Creo que la sombra de un hospital con sus ramos de flores fue el motivo estético de esta historia. No se concibe una calle sin magia ni una esquina sin la sensualidad de la mujer que se da vuelta para ver cuántos la miran de atrás. Así, en medio de estas llamas, se consumía una imagen de la vida real en el ensueño de lo cotidiano que parece remitirnos a planos más felices de la existencia.

        Es decir que Brian necesita un relato desordenado para que sea más personal. Es como el toque de primera que da el tipo que sabe mimar la bocha como si fuera una mina de las difíciles e imposibles (si no se toca se pierde y si se agarra se revienta). Un picadito en la canchita de la vuelta tiene el sabor de los asados siempre postergados por las lluvias de un agosto 2.0. ¿Cómo esquivar el perfume de la primavera?

        
           Brian laburaba en la verdulería del bolita porque no le quedaba otra. No ganaba ni mierda pero el bola le obsequiaba con frutas y verduras y no era mal tipo. El guacho tenía estudios y todo pero le costaba una banda pegar un laburo como la gente. No es que quisiera sacar siete u ocho lucas al mes pero tampoco da romperse el culo de sol a sol solamente para pucherear (no hablo de puchos porque el gil no fumaba y era tan careta que no tomaba ni una gota de escabio).

           El boliviano lo quería meter con su hija. Como una eugenésis inconsciente. Es algo perturbador si se piensa un poco. El pibe no era racista en sí pero tampoco iba a salir con Florinda Mamani. Simplemente se dedicaba a baldearle la vereda al paisa y nada más. A ningún argento de bien le cabe que lo encamen de prepo con una guacha que ni conoce. Eso es de cuarta. Es lo que hay...
           
              Una lluvía de sol caía incesantemente sobre las veredas de ese barrio escondido de la ciudad. Como una patrulla perdida en la noche de los tiempos caminaba una paisana con la estrella de seis picos sobre el pecho plano como el de un varón. Estaba vestida ridiculamente con una larga pollera violeta estridente cuan primavera alucinógena; llevaba un saco del mismo color y, debajo del mismo, una remera negra que contrastaba con lo blanco de su tez muerta. Era gracioso verla porque parecía una mezcla de feminista, punk y judía bolchevita al mismo tiempo. Hay que reconocer que pocas veces la luz del cielo alumbró cara tan hermosa como la suya. Una gota de la divinidad era su celestial rostro de muñeca que inspiraba lujuria, respeto, idolatría, amor y admiración con la pasión propia de un oriental exacerbado.

              La judía comenzó a mirar condimentos y cositas varias para preparar la comida del hogar. Llevaba un billetito de diez pesos en la mano. Daba impresión de ser una menesterosa. Tiraba un poco de lástima y mucha ternura. Brian comenzó a mirarla con curiosidad y admiración. No todos los días se ve tan cerca de uno a una persona de una raza oriental como una hebrea cuya familia viene de Medio Oriente. El chico era verdulero pero no se comía cualquier verdura: Sabía que esa mujer era oriental por el marrón de sus ojos y por lo oscuro de ese cabello lacio que caía sin piedad hasta los hombros. Lo gracioso es que a la altura de las sienes presentaba marcas de haber sido rapada con máquina (era una moishe punkie con toda la onda feminista que no usaba corpiño por no tener con que rellenarlo). Parece cuento pero pasó...

               En un momento dado ella empezó a hablarle al criollo notando sus miradas acosadoras. Él ansiaba la conversación pero no la buscaba a sabiendas de lo cerrado de esa cultura anticristiana que siempre se mantuvo al margen de la sociedad por propia voluntad y no por una discriminación que nunca existió. Era increible ese duelo de miradas entre los representantes de los dos pueblos bíblicos: La eterna lucha a muerte entre católicos y judíos se daba una vez más en los gestos de esos dos individuos que no actuaban por propia voluntad. El diálogo que sigue se dio frente a las canastas de mimbre que contienen semillitas y esas cositas que nadie come.


- Mi marido no cobró todavía. Voy a llevar poquitas cosas-
 - ¿Usted tiene marido?-
 - Sí, tengo marido, tres hijos y un nieto. Tengo treinta y cinco años.-
 - Parece de mi edad.-
 - ¿Veintiocho tiene usted?
 - Veintitres.-
 - Estar así vestido y peinado a la gomina te hace parecer más grande.-
 - ¿Cómo hace usted para verse así?-
 - Trato de comer bien. He comido panchos, hamburguesas y otras porquerías pero ahora me cuido. Como sano. Todo natural. Y trato de no comer carne. La carne envejece.-
- He oido decir eso.-
- No como cerdo. Cuando venga el mesias quizás coma.-
- Ya vino el Mesias.-
- Ah, Jesús. Sí.-
-El mismo.-
- ¿Viste ese maiz que está ahí? Eso me gusta comer a mí. Eso comen ustedes en el locro.-
- ¿"Ustedes"? ¡Somos argentinos los dos!-
- Sí, pero distinta religión. ¿Viste esas lentejas rojas de Turquía? Yo soy judía turca. La gente piensa que somos marcianos por vestirnos así pero ellos cambian a cada rato de pareja y no es así. Yo hace dieciocho años que estoy con mi marido. Él tiene cuarenta. El amor es eso. No todos los días es un viva la pepa. Y cuando pasan cuatro días y no hay nada, el reencuentro se disfruta más que algo normal.-

     
       Brian simuló seguir trabajando para que su patrón no lo viera ocioso en la conversación. Luego de verificar que el boliviano se encontraba cagando y leyendo el diario, aprovechó para seguir hablando con la señora judía...



- Ya vino el Mesías.-
-Ustedes hablan mucho pero Jesús era judío.-
- Nosotros somos más judíos que ustedes.-
-¿Tu madre es judía?-
-No, pero nosotros somos de la secta judía de los católicos.-
- No son judíos.-
- Nosotros respetamos y admiramos a Abraham, Isaac, Saúl y David. Inclusive yo siento estima por Rizpah, aquella hermosa concubina del primer rey de Israel.-
- Yo me llamo Judith. ¡Ojo que yo corto cabezas! - Una vez dicho esto, la judía empezó a reír.
- Volviendo al tema de la fidelidad conyugal, admiro su abnegación y su entrega por su marido. Mi novia es judía pero no cree en Dios. Ojalá fuera como usted en cuanto a valores.-
- Convertite al judaísmo.-
- No me voy a convertir.-
- La vas a tener que dejar.-
- No quiero.-
- Entonces sé una buena persona.-
- Eso sí quiero y puedo.-
- Está por venir el Mesias. Se siente en la atmósfera.-
- Ya vino.-

                 
          Brian se reía por dentro al escuchar a Judith. Sabía muy bien que el Mesias ya vino y que ese que esperan los judíos es el anticristo del cual habla el Apocalipsis. Jesús dijo que su reino no es de este mundo. Aquel judío que vendrá será bien mundano y terrenal y llevará la obra sionista hasta las últimas consecuencias...


- Joven verdulero ¿sabía que Dios ya estuvo en la tierra?-
- Sí, en la persona de Cristo.-
- Estuvo cuando la circuncisión de Abraham. Habían tres angeles a su alrededor.-
- Puede ser pero yo soy católico.-
- Somos hermanos después de todo. - La judía Judith dijo esto sin creerlo de verdad.
- A pesar de nuestras discrepancias, admiro sus valores maritales.-
- Vos podés tener la mina más linda de todas pero eso no es todo.-
- No.-
- Hoy en día todo es degeneración por todos lados.-
- Debo reconocer que los gentiles somos unos tarados que consumimos basura.-
- Hay gentiles justos. Gentiles que se convirtieron al Judaísmo.-
- Yo creo que se deberían convertir ustedes.-
- También hay judíos mesiánicos.-
- Yo no me voy a convertir.-
- Cambiando de otro tema, te conviene independizarte ahora que sos joven. En estos trabajos de hoy en día pagan poco y encima te piden que te quedes horas extras.-
- Estoy buscando algo mejor. Es difícil pero intento.-
- Bueno, me voy. Muy buenos días.-

         El angel del Señor se marchó llevando algunas bolsitas con semillitas para alimentar a sus tres hijos y a su nietito. Brian estuvo todo el día pensando en Judith y le dijo a su novia que quería que fuera tan fiel como su paisana ortodoxa. Deborah le dijo que ella es así de fiel y que no hace falta andar disfrazada para demostrar valores morales. Brian se mató de la risa pero en el fondo guardó la fantasía de que su noviecita es una hebrea de la Antigüedad y él, un bárbaro conquistador. El pibe siempre quiso vestir a su chica como religiosa y hacerle el amor apasionadamente pero jamás se lo dijo por no quedar como un loco.