Respeten sus progreleyes y no sean contradictorios censurandome.

El Congreso no promulgará ninguna ley con respecto a establecer una religión, ni prohibirá el libre ejercicio de la misma, ni coartará la libertad de expresión ni de la prensa; ni el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y de pedirle al Gobierno resarcimiento por injusticias.
(Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU., ratificada el 15 de diciembre de 1791.)



Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en Paris.



- 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber ingerencias de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.

-2. Se respetan la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

(Artículo II - 71; Título II concerniente a Libertades del Tratado para el que se establecia una Constitución Europea)

miércoles, 31 de octubre de 2012

Vieja islamofílica




     
            En medio de la multitud de burgueses desalmados, dije que los turcos se comieron a los griegos como medialunas. Una vieja burguesa, redonda como una hamburguesa, me dijo que mi comentario es discriminatorio. Yo le dije que no es faltar a la verdad decir lo que los turcos vienen haciendo desde 1452. ¿Alguien se acuerda del genocidio armenio? Se ve que no hay suficientes peliculas de Jewllywood al respecto.

             Israel, Turquía, Estados Unidos y Arabia Saudita son los verdaderos males de este mundo. Ellos inventaron el versito de la no discriminación para poner su hegemonía a prueba de críticas. Nadie puede decir nada porque la etiqueta de "racista", "antisemita" o "islamofóbico" no tarda en llegar. ¡Qué mentira que es el mundo por Dios!

               El versito de la no discriminación y las ideas de la Revolución Francesa me tienen al plato. No puedo olvidarme de esa cara vieja, gorda y fea. ¡Qué mujer tan estúpida! ¿Tendrá marido? Si lo tiene, me compadezco del pobre San Bernardo. Insufrible una persona así que se come todo el chamuyo "guei" de la modernidad. Sí, chamuyo "guei"...

                Siempre nos discriminan y discriminamos: nosotros discriminamos qué mujer será nuestra novia y cuál no. Discriminamos por el aspecto, la cultura, los gestos, la forma de hablar. A nosotros nos discriminan el doble. Puede sonar cruel pero es así. Os voy a dar un ejemplo de mi vida privada: yo soy un pobre negro de Lugano 1 y 2 y no me quejo de que todas las pibas me saquen cagando. No voy a ir al INADI a pedir que las chicas que me gusten me den bola. Eso es de cuarta. Eso es lo que hacen ciertas "minorías" que llegan al poder victimismo mediante.

                  ¡Me duele la cabeza al pensar en esa vieja gorda y fea! Si hubiera sido joven y linda, me habría reído un rato de la superficialidad femenina pero no. ¡Vieja y cornuda tenía que ser! ¿Ella no sabe que los turcos estuvieron a las puertas de Viena? ¿No sabe que los vieneses inventaron las deliciosas medialunas para burlarse del Imperio Otomano? Se ve que no lo sabe o se lo olvidó a conciencia. ¿Es mentir decir que los turcos se comieron a los griegos? Para la viejita cara de alpargata denunciar a los orientales es discriminar.

                   En este mundo de luchas y de combates eternos, quien no quiere pelear que renuncie a vivir. Es así nomás. La vida es complicada para todos en las calles, en el trabajo, en la familia, en el amor y en todo. No hay que esconderse en quimeras como las de la Revolución Antifrancesa. No. Para sostener esas mentiras, se necesita del terrorismo de Estado propio de los jacobinos. Estados opresivos y represivos exportan la democracia adentro de bombas y balas asesinas.

                   Por ahí la vieja se casa con un jeque en Arabia Saudita y se da el gusto de serle infiel con otro musulmán. ¿Qué le hacen a las mujeres adúlteras en ciertas naciones del Oriente? No me interesa sobremanera lo que pase afuera. Simplemente me parece ridículo defender una cultura totalmente contraria a nuestra identidad católica. En síntesis, Estados Unidos, Israel, Turquía y Arabia Saudita son el cáncer del planeta.

                     A la vieja la matan a pidrazos por ser infiel...

jueves, 25 de octubre de 2012

El meteperro

                
           
      Un centro comercial enorme. Muchas tiendas y mucha gente. Mucho mucho. Muchedumbre. "Muchitud". Un individuo de nombre Juan Levy se dedica a cazar clientes. ¿Qué vende? Lo que sea. Es una bestia de las ventas. Dicen que es un genio. A mí me parece que es un materialista y un oportunista. En este tiempo presente, vende paquetes de turismo pero en este capítulo de hoy vamos a contar la anécdota de los usados: era tan hábil que se montó un negocio de cachivaches en medio del lujo burgués (el Kirchnerato fomenta el consumo de productos innecesarios para crear la ilusión de prosperidad en las personas). Obvio que se tuvo que ir a la mierda porque es un vendehumo de aquellos.

           Sabemos que en el Conurba todo puede pasar. Si dentro de Capital pasan cosas, ¿cuánto más puede pasar en las afueras de la gran ciudad? Resulta que Juan se dedicaba a vender todo tipo de objetos. Lo que sea. Hasta vendía mascotas. Si fuera legal el tráfico de esclavos, de seguro tendría un par de morochones grandotontotes a la espera de ser subastados. Y la anécdota de los usados nos lleva a hablar de un pobre perro abandonado.

              Juan Levy tenía un empleado en negro cuyo nombre era..., digámosle José para preservar su identidad. José tenía que "enchufarle" todo tipo de baratijas a precio oro a la gentuza que iba por aquellos pagos. En esta oportunidad se vio obligado a meterle el perro viejo a una rubia cuarentetona que estaba más fuerte que el ají putaparió.

- José: métele el perro a la señora esa que va caminando por allá. La experiencia de feria persa me dice que la veterana se va a llevar al animal y nos va a dar un dineral. Vos métele el perro que va a estar todo bien. Mete, mete y meté y que no te saquen nada.-
- Yo le metería otra cosa a la veteperra.-
- ¡Metele lo que quieras pero hacé plata!-

            La pendevieja parecía buscar una pendeverga con esa cara de rubia adicta al gimnasio y a los masajes. Hay que decir, nobleza obliga, que los ojos azules que ostentaba eran dignos de un ángel pintado por Miguel Ángel. Esto no quita que sus enormes tetas y su cola de fuego opaquen el relato de lo ocurrido. No importa. Voy a proseguir a pesar de la tentación que me embarga. No es mi intención inmiscuirme en el pecaminoso camino de la literatura erótica. Podría hacerlo pero le quitaría el "trabajo" a gente muy poderosa. La Delegación Argentina de Instituciones Ateas me demandaría por competencia desleal dado mi gran talento para las inmoralidades. También me demandaría la Asociación Mutual Individualista Argentina.

         Me pierdo en el racconto de mis enemigos. Soy tan hijo que podría pasarme toda una vida escribiendo historias sobre aquellos que saludaron a mi madre no solamente el tercer domingo de octubre (eso que mi vieja solamente tuvo tres pibes que yo sepa). Para no perderme, voy a reencontrarme en el relato del meteperro: José se le arrimó a la bierru y le ofreció una birra. Ella aceptó y ahí nomás empezaron a chamuyar sobre bichos.

- ¿Te gustan los perros mi amor?-
- Me gustan los jovencitos como vos.-
- Gracias. Sos divina. Me gustaría obsequiarte ese perrito que está ahí. Es un Lanorian South y vale cien dólares. Si tenés trescientos pesos te lo llevás. Y si no tenés plata aceptamos cualquier objeto de valor equivalente. Es una oferta única. Me veo obligado a venderlo para poder ayudar a la Sociedad Protectora de Animales.-
- No hace falta todo ese verso. Sos hermoso. Sé que es todo cuento pero te doy quinientos porque sos un chico muy lindo, educado, seductor y apuesto. Sé que no hay laburo y por eso tenés que meter el perro a morir. Sé también que te gustaría meterme el ganso y me siento contenta de ser vista como una clienta tan distinguida. Ahora me voy pero antes te dejo mi tarjeta. ¡Llámame Amor!-

                 Al rato volvió Levy y encontró a José con la mosca en la mano. Lo felicitó. No lo podía creer. ¿Acaso José era un vendedor de raza? Difícil. El pibe da aspecto de colectivero o de merquero pero no de vendedor. Algunos dicen que comerciante no se hace sino que se nace. Puede ser que se lleve en la sangre el arte de negar el ocio y hacer negocios pero la necesidad enseña y es maestra de mucho hombres en todas partes.

-No quiero saber cómo hiciste para vender. El fin justifica los medios. Tenés talento. Te voy a hacer mi mano derecha pero ojo con tocarme las bolas diciendo que sos mi mano y que estás haciendo la del mono. Nadie me toca el culo. ¿Te queda claro?-
- Prefiero tocarle el culo a la rubia que se fue.-
                  

miércoles, 24 de octubre de 2012

Programa "Letras para todos"

       

           Sigamos con la literatura nacional y popular, amigo. Una discusión de una parejita en un bar de Villa Urquiza. Pareja de abogados. Él era un turquito muy apuesto de ojos negros y cuerpo delgado y fibroso. Dueño de un bronceado natural, era la envidia de todos los trolosexuales del estudio jurídico. Ella era una tanita blanca, muy tetona y un poco licenciosa en su moral.

- Claudia: hace tres años que estamos casados y todavía no maduraste.-
- Pasa que el amor es una construcción. Me cuesta amar a alguien. Un papel no dice nada.-
- Si el amor es una construcción, puede decirse que en tu caso los bolivianos se manducaron el asado y se mamaron con vino antes de poner el primer ladrillo. ¡Eso que le dije a los bolitas que se pongan a laburar! ¡La conferencia de su madre! A esta altura no sé si vos te acostás con los bolis y por eso están muy cansado como para empezar a mover las cachas.-

             Claudita y Abdel siguieron comiendo milas con fritas mientras se reían de sí mismos.

Rebelde sin causa penal alguna


          
           De ahora en más voy a empezar a publicar mis sueños. La idea es ofender a los psicólogos, que ellos sepan que estoy loquito y bueno, después decirles que en realidad no soñé lo que fue escrito en esta página y que hago uso de mi libertad de expresión. Entonces dirán que hago abuso y caerán en contradicción. Bah, digo todas estas incoherencias a modo de prólogo. El resto lo leerán ustedes.

            Ustedes leerán que soñé con un joven de cabello castaño rojizo y ojos marrones. Delgado y de altura mediana. Bien afeitadito. Con sonrisita de enfermo mental y actitud soberbia y prepotente. Parado en la puerta de una escuela. Me provocaba para  pelear. Dado que se había plantado, comencé a atacarlo con un palo de policía. Un hombre me dijo que le dé más fuerte. No le dolía. Como si fuera el vuelo de una mosca. El gringuito seguía de pie. No tuve más remedio que bajarlo de una patada en las pelotas. Fin del sueño. Me desperté confundido.

domingo, 21 de octubre de 2012

El príncipe azul (segunda parte)

             

  Este escritor blanco que soy yo caminaba por la calle junto a una amiga que es una lavandera celeste. Un albañil marrón le gritó que le quería comer el marrón y yo le di un golpe en la boca muy fuerte que lo mandé al hospital junto a la enfermera blanca (me gustaría ver si con unos cuantos dientes menos se atreve a piropear a una jovencita que podría ser su hija). Por ese exabrupto un gendarme verde me amenazó con llevarme al calabozo pero los testigos pálidos que allí habían me dieron la razón. Mi amiga y yo nos fuimos a los del tendero amarillo a comprar algo para comer.

  Un mecánico negro pasó por casa a saludar y se quejó de que su trabajo es una mierda. Dijo que negro es el ladrón que a diario lo quiere robar en la estación de subte sin que nadie diga nada. Yo le dije que él es un mecánico a secas pero él me retrucó diciéndome que es considerado un mecánico negro por parte de quienes lo explotan a diario. Ahí nomás se descargó diciendo que hace años que está viviendo todos los días misma rutina hija de puta.

  Mirábamos la tele con la lavandera celeste (es dueña de una tintorería pero no es hija de japoneses a pesar de tener algo oriental en su pasado). En un programa apareció un hombre color rosa que ejercía la prostitución. Asco. Apagué esa porquería y compartí la cena junto a la chica cuya belleza le había costado una visita al dentista al albañil marrón.

  Mientras comíamos unos fideos con salsa a la bolognesa nos pusimos a conversar muy risueñamente. Ella ama las charlas y las visitas a mi casa. Es una amiga muy buena que no cobra ni la tintorería ni el lavadero que tiene pero me exige mucho amor .Dice que soy su escritor blanco. Yo me vuelvo un escritor rojo cada vez que me habla así porque me sonrojo muy a menudo.

- ¿Por qué en una sociedad supuestamente democrática se habla tanto de la realeza, de Máxima de Holanda y de Kate de Inglaterra y de la española plebeya que accedió al trono?-
- Tenés razón. Esos son los mismos que se quejan de Cristina Kirchner diciendo que es una reina. Es pura contradicción. Me da bronca esos derechosos de miércoles.-
- Bueno, a mí me dan bronca los militantes rojos y los liberales de todos los colores. Son la misma mierda marrón pero pintada a gusto del consumidor tarado.-
- Alancito: no quiero que nos peleemos. Sigamos comiendo en paz.-
- No importa. Yo decía que las mujeres son frívolas y tontas. Hablan de príncipes azules y no de mecánicos negros, albañiles marrones, esclavos de cuello blanco, comerciantes grises, panaderos doraditos, pasteleros color chocolate, verduleros verdes, carniceros rojos y muchos otros que yo no recuerdo. El hecho de hablar de principe parece indicarnos que en el inconsciente colectivo hay ciertos arquetipos que valoran a la realeza como forma de vida.-
- Ya sé que sos monárquico pero no quiero oir nada al respecto.-
- La sociedad no debe ser tan contradictoria.-


  Seguimos comiendo. Yo le dije a la lavandera celeste que había leído la carta de una solterona judía a un rabino. Ella le escribía sus dramas para encontrar al hombre ideal. El religioso judío, con el pragmatismo que caracteriza a los orientales, le dijo que no debe buscar una invención suya fuera de su mente. El rebe le dijo que hay hombres pero son reales al igual que ella. Por esta razón no puede enamorarse de idealizaciones y cosas semejantes. Se sabe que en la vida de los judíos importa mucho la religión, la raza, la familia, el patriotismo, la cultura, la educación y también, le pese al comunista que le pese, el dinero, el oro y los bienes que sirvan a la especulación. La lavandera celeste me escuchaba y se reía mientras yo hacía el elogio del realismo judaico. Hay algo que es verdad y es que no se puede vivir de la magia a menos que uno sea mago. Mi invitada no aguantaba la risa. Yo seguía elogiando la simpleza que tienen los hebreos para las cosas de la vida. Muchas taradas pierden sus días en soledad por no haber mirado a su alrededor.

  Entre el sabor del vino y la pasta, la lavandera celeste me dijo que soy su príncipe azul cuando no soy más que un sapo verde...

El príncipe azul


      
        Esto no se lo dije a nadie pero lo voy a escribir a pedido de un amigo que me pidió una carta de amor para conquistar a su noviecita incipiente. Hace poco que la conoce pero está muy enamorado y quiere algo fuerte y romántico. Me dijo que su chica es de aquellas que quieren casarse de blanco. Para algunos o algunas esto podrá parecer ingenuo pero yo admiro la valentía y el romanticismo de mi amigo llamado...
          Esto no se lo dije a nadie pero lo voy a escribir...

Querida Julieta:

       Voy a ser tu hombre y seré perfecto para que seas mía por siempre. Cenaremos a la luz de las velas y nos amaremos en el secreto de la noche. De día caminaremos bajo un sol matizado por una brisa suave como las sábanas de seda que alguna vez envolvieron nuestra juventud. Seremos muy felices los dos.

         Tendré un trabajo envidiado por todos y poseeré el mejor de los autos. Vestiré siempre de traje y me peinaré como un príncipe. El perfume parisino será el aroma de mi piel así como la miel está en el sabor de tus labios sensuales (la perfección ya está en tu ser y por eso este juego rebuscado de tiempos y formas desprovistas de cualquier orden que no sea el afecto entre nos).

           En medio de esta tormenta de besos crearé una nueva poesía y me haré rico con ella. La reglá será amarte en cada verso como si fuera el último día de nuestras vidas. Seré poeta, millonario, galán y gran conversador. Seré un "encantasuegros" a la altura de las circunstancias .Seré todo lo que pueda y lo que no pueda ser.

             Los dos disfrutaremos en nuestras bocas amantes el sabor de una deliciosa luna de miel en Francia y en Paris llamaremos a la cigüeña. Seré un marido devoto y la envidia de todas tus amigas. El chico buena onda que cocina luego de llegar de la oficina. Cambiaré al bebé y te haré masajes. Te regalaré bombones y muchas flores. Te obsequiaré el mundo. Te bajaré el cielo y lo pondré a tus pies. Te amaré por siempre.

              Seré el mejor de todos los cuñados y el más lindo de todos los yernos. Seré un príncipe azul y un rey de todos los colores. Seré lo mejor que se pueda ser en este mundo de seres y sinsentidos. Seré esencia y ser y toda la filosofía adaptada al propósito de conquistarte. Seré junto a tu amor y seremos los dos por siempre como quienes alguna vez fueron los amantes que nos inspiraron.

             ¡Ay Julieta! Podría ser todas estas cosas y muchas más todavía si tan solo me dieras una gota de tu amor. Cumpliré todas mis promesas y te haré la mujer más feliz del mundo deshaciendo todas tus tristezas hijas de un pasado de frustración. Seremos por siempre felices y comeremos perdices...

                Todo muy lindo pero este muchacho no tiene ni para viajar en tren. Tal vez el afecto de su amada lo mueva a enfrentar toda clase de dificultades con tal de conquistar el podio de su corazón. Yo creo que podrá lograrlo y esto me lo dice mi don de clarividencia. Estimo que siendo alguien en la vida, se convertirá en un tipo admirable. Mientras tanto, es casi un impresentable pero él no tiene la culpa de haber nacido pobre. Ya vendrán tiempos mejores.

                  Mi amigo más que principe azul es un mecánico negro...

Flores en el mar


  
          Son hermosas las flores lloviendo sobre el mar. Como si todos los domingos fueran de ramos. No sé. Me imagino a un hombre joven alto y delgado vestido de negro. Es como la victoria final del ser humano sobre la naturaleza pervertida por el pecado. Se podría hablar también de una rubia de rostro radiante como el sol hermoso del verano. Todo lo que pueda ser será algún día en la mañana de mi alma. Todo lo que pueda ser será...

          Noche al mismo tiempo. La oscuridad se encuentra con la luz. Atardece en la ciudad. Es hermosa esa canción de amor que me recuerda tantos otoños perdidos. En el silencio las caricias se hacen eternas. Quisiera sonreír pero me sentiría más loco de lo que soy si nadie ve mi blanca risita anglosajona (aunque no lo parezca yo soy criollo de pura cepa).

            Como una casualidad quisiera olvidarme de los días por venir. Me siento muy bien contemplando este día porteño en un cuadro gris. Lo que pueda ser hoy podría ser hoy y no mañana. No sé. A veces desearía haberme evaporado en el momento justo. Sublime sería derramar vida y perderse en el éter.

             No quiero decir nada más. Solamente me mueve el azul de esos besos exóticos y el negro de las penumbras que esconden mi sed. Mis ansias de libertad no tienen fin. Es como terminar este escrito sin siquiera haberlo empezado. Soy grandioso .La humildad se inventó para sojuzgar a los mediocres. Es como el perdedor que quiere ganarse a una rubiecita sin secuestrarla con la lengua.

                Y esto termina sin haber empezado. Acabé...

miércoles, 17 de octubre de 2012

Rubia alemana


               Este texto que sigue a continuación es de mi autoría y fue compuesto un día tres de junio del año 2009. Hago la aclaración para aquellos interesados en las fechas y en ese tipo de cosas que hacen a lo externo de la literatura (uno va pasando por distintas etapas a lo largo de su vida). Me pareció importante el dato. Dicho esto, los dejo en compañía de un cuento muy divertido...

        El último día de la escuela primaria conocí a una rubia alemana y debuté con ella en esto del placer. Creo que es imposible describir la belleza de ese amor que me inició en el vicio del olvidar...
Obvio que no disfruté de la primera vez y después estuve muchos años sin verla pero un día ella volvió...

       Terminada esa etapa de mierda que es la adolescencia empecé a andar sin rumbo alternando entre las calles y los malos empleos. Lo bueno es que siempre había una rubia alemana esperándome...
Ella había nacido en Argentina - más precisamente en la zona sur del conurbano - pero no dejaba de ser una hembra de pura raza...

       Alguno me dirá "enfermo" pero yo les digo que siempre la tenía entre mis manos pues hacía de todo para tenerla y besarla hasta quedar muerto de placer, locura y pasión...

       Una adicción fresca e imparable siguió siendo esa muchacha para mí. Amo a mi cerveza y creo que jamás la dejaré...

Un final distinto



    El principio de la mayoría de mis historias es bastante similar: una chica rubia y hermosa y un muchacho apasionado por ella (al menos así eran mis composiciones pasadas y así muchas que no publiqué y que tal vez nunca publique). Obviemos la introducción y vayamos al final que nos ofrece un diálogo entre los personajes...

- ¿Qué estás haciendo en mi habitación? - preguntó la chica...
- Estoy contemplando tu desnudez salida del agua. -
- ¿Qué querés de mí? -
- ¡Todo! -
- ¡No!-

  El título de la entrada promete y yo cumplo: el muchacho se clavó un cuchillo en el corazón. La chica se hizo monja pues se sintió culpable por ser hermosa al extremo de que un hombre muera por ella...

martes, 16 de octubre de 2012

Sentimientos



           
            Como un restaurador de rosas se dispuso a embellecer jardines de las repúblicas platónicas que tanto le deleitaban. En el centro del cuadro veía un aguila de alas azules que se fueron destiñendo por el lavado del cerebro. Eso no quita que en el celeste y en el blanco no existan resabios de una inmaculada concepción que ha sido negada por las personas que no creen en la magia del amor.

             Solo en sus pensamientos, anduvo Ramiro cincuenta cuadras hasta encontrar la musa que lo inspiró en más de una ocasión. Solo en sus sentimientos, ha visto que ella no lo ve lo suficiente como para darse cuenta de que tiene a un fiel y no a un simple panegirista. No sabe. Sólo sabe que anduvo como Sócrates, deseoso de esconderse en meditaciones que nadie conocerá jamás. Anduvo mucho por caminos que los mapas olvidaron.

                En su errancia se encontró al Dios que está con nosotros...

- No te veo bien, querido Ramiro.-
- Comprate anteojos.-
- No me hacen falta porque tengo lentes.-
- No es verdad. Tus ojos son verdes como la natura pura.-
- No soy tan salvaje como parezco.-
- Mientras la espalda te dé para soportar la presión de ser un hombre.-
- Parezco un pequeño dios pero solo en el nombre.-
- Sí, Dios con nosotros.-
- Veo que te hace falta chispa.-
- A veces las cosas no salen como uno quiere.-
- Te entiendo. Vos te hiciste de abajo como yo. Sos de la lleca. Sos del rioba. Vos querés querés comer jamón del medio y no light como comen las chetitas que tanto te gustan. Sos amante del chori, las picadas, la pizza, el fernet, la birra, la amistad y la esquina. Vos sos de los míos. Hace nueve años que somos amigos.-
- ¿Las chetitas? Soy hombre de una sola mujercita. No le gusta que le digan bebé pero bueno. Creo que exageraste un poco en todo lo demás. Cualquiera que nos escuche va a pensar que odiamos a la gente de guita. Todo bien. Es obvio que deberían tirar un poco para este lado en vez de amarrocar como ratas. Después se quejan de los judíos y de los chinos. Los argentinos son tan garcas que cagan a su propia gente. Nada peor para un argento que otro argento. Los paisanos y los ponjas por lo menos se cuidan el culo entre ellos.-
- Sí. Tenés razón Ramiro, pero te estás haciendo el pelotudo con algo. Yo te conozco.-
- No me hago el pelotudo porque soy pelotudo. Con o sin algo soy pelotudo: soy pelotudo con algo, con todo, con una parte, con un cuarto, con el comedor, con la cocina, con la pileta, con la playa, con el playero, con la playera, con la moto, con la motosierra, con la...-
- Veo que sos un pelotudo universal pero aparte de lo pelotudo que sos naturalmente, noto que estás escondiendo algo. No te noto feliz. Se ve que no estás bien últimamente.-
- Penúltimamente y antepenúltimanete tampoco estoy bien.-
- Veo que para decir pelotudeces estás diez puntos.-
- Sí, diez putos nos gobiernan y dan ganas de matarlos.-
- Afloja con la pavada y larga la que tenés guardada.-
- Así me dijo el seis ,siete, rocho que me hizo la entradera.-
- Bueno, dígame, Señor Ramiro ¿qué le pasa?-
- El tema no es que pasa sino que no se queda.-
- ¿Quién? -
- Nadie.-
- ¿La musa? -
- La de muzza te la comiste vos, gordo hijo de puta.-
- Me estás cansando.-
- Te estoy descansando.-
- ¡Pará o te doy!-
- ¿Qué me das?-
- ¡Una piña!-
- ¿Piña colada?-
- ¡Colada una patada en el orto!-
- Ya está. Te quiero como a mi hermano .No me quiero pelear con vos. Yo me acuerdo todas las veces que me invitaste a tu casa a dormir cuando me echaba la loca de mi vieja. No me olvido todo lo que hiciste por mí pero no quiero llorar. Prefiero reírme. Bastante que a veces, por no decir casi siempre, las cosas no salen como uno quiere.-
- ¿Qué cosas no salen como vos querés?-
- No es que no salen: Es que no entran.-
- Pareces un boludo quejándose de que no le entran los verdes al bolsillo.-
- Esa lucha no es mi lucha.-
- Pareces Hitler hablando así.-
- Vos pareces un pelotudo rompiendo las bolas con un muerto que usaba bigote.-
- Fue. ¿Qué mierda te pasó?-
- Resulta que a veces no entra tanto la suerte como uno quiere a su vida.-
- ¿O no le entrás a tu novia tanto como querés?-
- No me gusta hablar en esos términos acerca de esos temas. Además, mi novia es una muñeca que me alegra la existencia con su sola presencia. Es muy hermosa. Es una cosita mía totalmente irresistible para mis ojos que la contemplan día y noche.-
- ¿Es una muñeca?-
- ¡Por supuesto!-
- ¡Una muñeca inflable! Sos un vago vos. Solamente querés pasarla bien.-
- No la quiero pasar. Quiero que se quede.-
- Se va a quedar con vos pero no le des mucha bola. Ya sé que sos como un perrito faldero. Sos de naturaleza perruna, amorosa y agradecida porque te recogieron de la calle y te dieron un poco de amor pero las minas, que se creen minas de oro y plata, se cansan de los pelotudos molestos y pesados. Sé inteligente. Te tiene que extrañar un poco. Déjala respirar o te va a denunciar por violencia de género diciendo que la dejaste sin aire.-
- Te voy a hacer caso. Es un consejo fraternal.-
- Eso de consejo fraternal suena un poco masónico.-
- ¡Chúpame un huevo pelotudo!-
- Si hacés huevo frito no solamente lo voy a chupar del pan sino que me lo voy a lastrar porque tengo más hambre que un gendarme raso que tiene que salir a laburar de remisero para poder morfar.-
- Es un quilombo este país. El problema es que hay muchos proxenetas y pocas putas. Bah, hay demasiados putos y están en la corte suprema.-
- Sí, yo le dije al de la pollería: "Corte suprema de pollo por un kilo". Bueno, la deberían tener cortada pero ahora tienen el pollo entero. Si la tiene rebosada en el mostrador se la tiene que meter en el traste.
- Con la inflación que hay más de uno querría ser proctólogo para abrirle los cantos al de la pollería y sacarle todo lo que tiene ahí adentro.-
- Creo que nos fuimos por las ramas.-
- Todo porque vos hablaste de las rameras.-
- Bueno, nos fuimos por las ramas porque Macri no poda los arboles y es lo único que nos queda para ir. Si vamos a esperar a que haga diez kilómetros por año de subterráneo nos podemos ir acostumbrando a patear la calle como vagabundos.-
- Tal vez trepemos por los arboles salvajemente pero eso no nos hace gorilas. Mejor dicho ,los gorilas no se hacen sino que nacen. Son más animales que esos que vinieron con lo que ellos llaman aluvión zoológico.-
- Yo creo que los gorilas no nacen sino que son hechura pura de los yankees y los sionistas. Al menos así lo veo yo. Fíjate que hay algunos que pueden salir de la trampa. Son los menos pero bueno. Vos sabés que los milicos obedecen lealmente toda mierda que tengan por delante (sionistas).Entonces dicen que los palestinos son terroristas por defender su tierra. Los milicos son la mierda más grande del país.-
- Hubo excepciones como Seineldín. Dios lo tenga en la gloria.-
- Tenés razón una vez más. Lo mismo se puede decir de cuantos cayeron en Malvinas y en Tucumán. Hay que reconocerlo. Lo malo es que no tuvieron buena formación política e ideológica. Por eso los pelotudos esperaban el socorro de Yanquilandia para enfrentar a Inglaperra. Una boludez. Ya dijo Seineldín que la Reina Putabel de Gran Telaraña es a los yankees como el Papa a nosotros.-
- Ya estoy cansado. Vayamos a comer algo.-
- Vayamos antes de que las pirañas y las pirañitas nos dejen sin plata y sin ropa. Comamos y bebamos a morir así cuando nos vengan a afanar no les damos ni mierda.-
- Lo malo es que no vamos a poder correr y nos van a matar.-
- Mejor morir de pie y no vivir de rodillas.-

sábado, 13 de octubre de 2012

Macarena y la alegría del cuerpo



            
             Ella estaba perdida en todas sus pérdidas. Fuera del planeta se encontraba su vagar y su mucho divagar. Nadie la ayudó y solita se perdió por los caminos de otro mundo. La joven roja terminó mostrando que era una tierna rosa del amor .María Macarena dejó entrever toda su dulzura al extraviarse en una noche de lluvia y reflejos dorados. Maca volvería pero no volvería...

             ¿Alguna vez se perdieron en el Google Earth? ¿Experimentaron la búsqueda azarosa de países? ¿Hicieron girar la Tierra con la esperanza de que se detuviera en algún lugar que podría ser su próximo lugar? El Google Earth es como el juego de dar vuelta el globo terráqueo dejando un dedito quieto a la espera de un país inesperado (la diferencia es tecnológica pero el espiritu lúdico permanece intacto). Bueno, así como el globo gira sin sentido en la noche del universo, así giraba Macarena bajo la lluvia cargada con la luz del alumbrado público.

              Su periplo comenzó en la puerta de su casa. Chivilcoy y la General Paz. Iba al encuentro de su nuevo novio. Aquiles la estaba esperando del otro lado de la ciudad. Ella creyó que le haría bien caminar la noche como una patrulla a la caza de la novedad. Despidió a su mamá a las 21:30 hs y se marchó con el anhelo de llegar a los brazos de su hombre. Nunca se había adentrado en los arrabales porteños pero creía que era muy bolche ir por esos lados de los que todos hablan. No le dijo nada a su madre porque era como decirle que iba a Iraq.

                 En un tiro de piedra llegó a Villa del Parque. Se sentía bien al ver la continuidad burguesa en esas casitas bajas tan parecidas a la suya. Nada extraño. Solo que vio gente linda en el centro comercial del lugar y se tentó con ir de compras. Me resisto al anglicismo. Sabrán de qué palabra estoy hablando. ¿No saben? Shopping! Ya lo dije. La concha de su madre. Y decía que Macarena tenía pensado tomarse el 24 y luego otro colectivo pero una fuerza invisible la llevó al sur de la frontera y al oeste de Pluma Verde (la concha de la lora).

                    Maquita sabía que si iba hacia el este llegaría a La Paternal. Es como el burgués que nunca salió de Belgrano y que un día empezó a caminar ,llegó a un lugar y dijo: "¡Oh, esto es la Paternal !¡Estoy en la Paternal". Maqui era burguesita pero no tanto. Sus rayos de sol escondían una cabecita brillante. Macarenita no era solo una cara bonita presidida por dos hermosas esmeraldas verdes con forma de ojitos. No, ella era una chica revolucionaria que gustaba hablar de los trabajadores sin haberse puesto borcegos en su corta vida .Era obrera de los barquitos de papel y de las artesanías pero nada más.

                  Al llegar a Rivadavia se sintió paralizada. Se preguntó si había algo del otro lado o si alguien habría de escucharla. Estaba todavía sobre la calle Segurola pero no se sentía segura luego de haber visto caras feas al cruzar las vias del tren. Segurola y Rivadavia. Sola e insegura. Quería sorprender a su chico adentrándose en la espesura de los barrios llenos de terrenos baldíos y malevos tardíos. Del otro lado de la avenida más larga del mundo había un bar de la mala muerte llamado Panchocho. "Panchocho: Te morfás uno y quedas chocho". Ese letrero estaba pintado en la pared de ese antro de vagos y choborras de mala vida.
                      
- To be or not to be: Cruzar o no cruzar.Esa es la cuestión.-  Se preguntó Macarena.

              María Macarena venció sus vacilaciones metafísicas y se dejó llevar por el cuerpo calentito de su novio que la abrazaría con todas sus fuerzas y le daría un beso inolvidable en sus labios ardientes. Maca cruzó y llegó al otro lado. De golpe se largo a llover y no tenía paraguas. Llevaba puesto un pantaloncito corto de jean color negro y una musculosa escotada del mismo color. Sus botas también eran oscuras. Parecía una dama dueña de la oscuridad. Generalmente vestía de manera colorida e informal pero esa noche quiso ser sensual y se atavió de manera inusual.

                  Un taxi pasó por Ramón Falcón justo cuando ella iba a dar un paso más en la lucha consigo misma. El viejo degenerado que manejaba le gritó: "Te quiero recoger. No quiero que estés solita bajo la lluvia". A Macarena no le gustaban los doble sentidos ni los resentidos. Lo ignoró. Siguió caminando derechito por Mariano Acosta pero justo pasó una moto con un jinete de alcohol que perturbó la poca tranquilidad que le quedaba: "Con ese culo te invito a cagar a mi casa". Es cierto que la cola de Macarena desafiaba las leyes de gravedad y que sus pechos alimentaban el morbo de todo un vecindario pero ella no gustaba de esas vulgaridades.

                   En un momento dado se descontroló y empezó a caminar como si quisiera tomar algún atajo o evitar que algún chorro le haga un tajo o que un pito duro le quiera comer el tajo. La lluvia caía con fuerza sobre el asfalto. Al llegar el agua al piso parecía que se volvía a levantar porque la calle estaba caliente como un verano abrasador por la agitación social. En una pared leyó: "Fonavi: Entrá si querés, salí si podés". Maca no sabía que Fonavi es un barrio de edificios pintados de naranja que quedan en el sur de Flores. "Fonavi" significa Fondo Nacional de la Vivienda. La leyenda temible no miente ni falta a la verdad ya que ningún complejo habitacional o de monoblocks resulta fácil de transitar siendo forastero.

                  En otra pared Macarena leyó: "Soldati aguanta, Flores corre". Estoy siendo generoso con la ortografía y la puntuación. Sabemos que esos analfabestias apenas saben agarrar un marcador y esbozar mensajes cargados de odios barriales y rencillas callejeras. En su interior ella sintió el temor de la noche corriendo por sus venas. Eran más de las doce de la noche y su teléfono no tenía señal. Llovía torrencialmente. Año 2012. Algún día, si la tecnología lo dispone, y si sigue existiendo el mundo, la gente del 2030 se reirá de nuestros aparatos actuales. Bueno, Macarena había dejado correr una lagrimita. Se sentía una tonta. Se dio cuenta de que no sabía nada de barrios obreros ni de la clase trabajadora. El Partido Hebreo no tenía nada de obrero. Sintió impotencia.

                Cuando todo parecía perdido apareció Aquiles para salvarla de su soledad. Su héroe se hizo presente en el momento en que ella más lo necesitaba (la tontita de senos dulces se equivocó y en vez de ir para la zona de La Quemita, desvió para el lado careta de Flores. La Clínica Santa Isabel le pareció digna de su barrio). Ya en la Plaza de la Misericordia se pusieron a conversar mientras buscaban una remisería que quisiera llevarlos (Macarena le contó a Aquiles que en el camino ella había parado tres taxis y ninguno la quiso llevar porque dijeron que la zona es peligrosa. Es cierto pero no lo conté para no quitarle dramatismo al relato).

- ¿Me seguiste?-
- Una amiga tuya me llamó y me contó de tu locura de amor. Bah, más que locura de amor fue un rapto de niña exploradora. Una tal Veronica de tu facultad me dijo que vos le contaste acerca de tu travesía o travesura. No sé. Yo me fui hasta la puerta de tu casa y te seguí a la distancia.-
- No lo puedo creer. Vero es muy amiga mia y comparto todo con ella. Un día antes le dije que iba a salir para estos lados a ver qué onda. Me salió mal hasta que llegaste vos. Vi un montón de estos que con la excusa de preguntarte la hora o pedirte una moneda aprovechan para robarte.-
- Uno no es facho por ser hijo de Mussolini. Imagínate que una rubiecita como vos caminando de noche y bajo la lluvia es como un tesoro viviente que guarda el encanto de la mujer en su piel. Por eso siempre anduve detrás de tus pasos para que tu camino no termine mal. Espero que no te haya molestado. Vos sabés que yo te dejo hacer tu vida y ojos que no ven, corazón que no siente.-
- ¿Qué decís? ¿Estás loco?-
- No digo que me seas infiel. Te estoy tratando de decir que no me gusta acosarte. Si fuera por mí no te dejaría nunca pero la libertad es parte del amor. Solo que esta vez me pareció mejor actuar como un hombre posesivo y no quedarme en mi casa como un tarado pasivo.
- Tenés razón en todo. Dame un beso.-

           María Macarena fue a casa de Aquiles por vez primera. Fue la última vez que intento ir sola. Desde ese día mira hacia atrás cada vez que camina por la calle. Su novio no volvió a seguirla nunca más pero le enseñó las duras verdades de la calle que toda persona debe aprender alguna vez. Verdades que los burgueses e "intelectuales" omiten porque los rateros y drogadictos constituyen la quinta columna de las potenciales guerrillas revolucionarias.
                   

miércoles, 10 de octubre de 2012

Diálogos penitentes



- Buenos días Señor Doctor. Disculpe que venga a verlo.-
- Estamos aquí para eso, querida Señora mía.-
- Usted me conoce a mí: hace veinte años que conozco a mi marido. Es un buen hombre y es el padre de mis hijos pero a veces parece un loco. Es excesivamente cariñoso y es muy posesivo. Siente que tiene derechos sobre mi cuerpo y me desviste cada vez que se le da la gana argumentando que mi ropa también es suya porque él me la regaló.-
- Entiendo. Podría derivarlo a un psiquiatra pero todo depende de usted.-
- Lo que pasa es que no es mal tipo. Es un hombre normal que juega con sus dos hijos todos los días y que lleva a pasear a su familia al cine cada domingo pero en la intimidad me hace sentir muy débil, muy vulnerable.-
- Entiendo su preocupación pero le quiero decir algo que no va a poder creer: su marido tiene 43 años y es común que sea así ya que hace deportes, no fuma, no bebe, no se droga y come bien. Es mejor que la moleste a usted a mitad de la madrugada y no que sea el pata de lana de su vecina. Por otra parte, usted tiene 38 y es una edad muy linda en la mujer. Fedra: yo soy un hombre casado y con un nietito en camino pero no peco en reconocer su buena imagen y le pido perdón por la indiscreción. Es simplemente decir la verdad.-
- Se nota que es amigo de mi marido. Al enfermo ese le digo que mi vida es un infierno y el baboso me dice que "es un infierno sexual" y me besa y me toca y me besa otra vez y así hasta acabar en miradas penetrantes y palabras provocadoras que dan inicio a la acción.-
- Le repito: su marido no es adicto al sexo y sé que está insinuando eso. Si fuera así, se revolcaría con cualquiera de esas mujeres que roban hogares y sueños de amor y felicidad. Él sólo es cariñoso con usted. Entiendo que es acosador pero peor acosa la soledad y el desamor.-
- ¡No sé! ¡Me molesta! Siento que me ahogo en el mar de su baba.-
- Yo diría el mar de sus besos. El otro día pasó por acá por un chequeo de rutina y la recepcionista casi se hace pis encima. Es un hombre muy atractivo. No entiendo cómo no está orgullosa de tener un hombre así. Es muy codiciado. ¿Lo sabe?-
- Puede ser que tenga razón pero me gustaría que un cirujano le implante un aparatito que controle sus hormonas. Quisiera manejarlo a control remoto. Me cansé que me dejé sin ropa y me haga lo que él quiera. No lo denuncio solamente porque es bueno.-
- Podría denunciarlo pero no me parece justo que vaya a pudrirse a una cárcel solamente por desearla demasiado. ¿A usted le gustaría que el padre de sus hijos haga de mujer de otros presos? Sería una pena que un hombre blanco, apuesto, culto, bien hablado, destacado publicista y orador termine sus días torturado por la terrible población carcelaria de Sudamérica. Sé que puede decirme en un arrebato de furia que el destino final de Gonzalo no es problema suyo pero sería muy cruel de su parte omitir en su conciencia las terribles consecuencias que tendría una decisión tan extrema como denunciarlo.-
- Es cierto. Aparte él se calma si me pongo seria. Es cierto que me molesta todas las noches y que cuando lo espanto suele besarme y decirme "te amo, te amo" una y mil veces pero no es menos cierto que suele llevar a cabo sus deseos por otros medios. Me perturba este cavernícola con sus rituales paganos pero más me perturbaría dormir plácidamente mientras él busca calor en la piel de otra mujer. Lo tengo que admitir.-
- No se puede todo en la vida. Es así, mi querida Fedra. Lo único que puedo recomendarle es que piense bien qué va usted a hacer. Hay decisiones de las cuales no se vuelve. Sería en vano dejar un marido fuerte y vigoroso por otro débil y sumiso. De todas formas cualquier hombre le exigiría favores conyugales. No con tanta frecuencia pero los deberes de esposa tendría que hacerlos igual. Y puede que el tiro le salga por la culata y que termine al lado de un compañero que no satisfaga sus expectativas. ¿Su marido la trata bien?-
- Me trata como a una reina pero creo que me gustaría que sea más normal. Todo el tiempo me dice cosas, me envia flores, me hace regalos, me llama, me va a buscar al trabajo, me besa, me invita a pasear. Tal vez a cualquiera le guste eso pero yo quiero espacio para respirar. ¿Usted me entiende? No es mal hombre. Todo lo contrario.-
- No es que los maridos de las otras tipas sean normales sino que son "piratas": mientras las señoras se ponen los pijamas con olor a menstruación, ellos salen por la noche a calaverear. Es así. Todos los hombres tienen deseos. El tema es que en su gran mayoría "comen afuera" para no molestar a la señora que le duele la cabeza todos los días.-
- ¿No es un poco machista lo que dice?-
- Fedra: también hay varones que no complacen a sus señoras esposas. Es lo mismo. El otro día vino al consultorio un hombre que me hablaba de "fiebre uterina" por parte de su jermu. Yo lo saqué carpiendo y le dije que eso es una mentira de los misóginos que no aman a sus compañeras. Es mejor que tu dueña te moleste todas a las noches a vos y no a otros chomas.-
- Agradezco su sinceridad. Me causa gracia lo campechano de su estilo pero me parece muy didáctico. Me sirve para entender que todos los seres humanos tenemos pulsiones.-
- Yo no soy freudiano pero algo de eso hay. Mejor que Gonzalo sea un hombre acosador de su mujer y no un galán de jovencitas.-
- ¡Pero a veces es muy pesado!-
- Cuanto más se resista peor es. Al hombre le encanta jugar al tire y afloje con su mujer. Si usted es más condescendiente, se le va a ir pasando ese deseo desmedido. Ya decía Sócrates que Eros desea a la belleza porque no la tiene. Y su marido la desea a usted porque no la posee.-
- ¡Ay no! Si me entrego a él va a dejar de desearme.-
- Tampoco. Va a estar más seguro y contenido. Se va a sentir mejor y la va a hacer la mujer más feliz de la Tierra. Los hombres somos así.-
- ¡Qué difíciles que somos los seres humanos!-
- Si todo fuera fácil, la vida sería muy aburrida.-
- Me voy a divertir con mi marido antes de que se lo lleve el Diablo.-
- Vaya.-
- ¿Cuánto lo debo?-
- Nada. En la semana traiga un alimento no perecedero porque estoy organizando una cruzada de la caridad. Ya hice mucha plata a lo largo de los años.-
- ¡Usted siempre tan católico!-
- No sea materialista. No puedo cobrar por una consulta tan light a una amiga de toda la vida. Ya hice mucho dinero siendo médico de toda su familia.-
-Bueno, me voy.-
- Gracias por venir.-
- Gracias a usted. Adios.-

Guerra psicológica




De muchas y mil aguas
hacen espejos;
mujeres sin enaguas
y sus reflejos.


De aquí a mil leguas
y más de lejos;
cabalgan las yeguas
en mares añejos.


Imagen sin imagen
y poesía sin poesía
como gen sin origen.


Rinden pleitesía
a virgen no virgen
como su fantasía.

              Esta poesía irregularmente bella apareció escrita en la pared de un bar. Un hombre llamado Ángel la escribió a pedido del dueño. El arte del mural no es para cualquiera. Nuestras calles de principios de siglo XXI abundan en mamarrachos populistas elevados a la categoría de arte. La rebelión de las masas en la cultura. Ángel no veía con agrado los azotes de nuestro tiempo. Según él me dijo aquella vez, existe una estrella de seis puntas para simbolizar los males de nuestra época. El primer azote de nuestra Edad de Hierro es el capital financiero y las instituciones bancarias en general. El segundo mal son los Estados Unidos aliados con Inglaperra. La tercera plaga es la Masonería. La cuarta es el movimiento sionista internacional y las distintas manifestaciones de la judería alrededor del mundo. El quinto problema mundial es el Vaticano con todos los cardenales y papas masones allí instalados. La sexta punta de la estrellita maligna es el comunismo y sus muchos adeptos en todo el orbe. Según Ángel, estos males no tienen un orden de jerarquía preciso. Si hubiera que jerarquizar estos latigazos de Satán, deberíamos pensar en.

            No me anda la mano para escribir correctamente. El párrafo anterior va a quedar así. No puedo volver. El recuerdo de Ángel me obliga a proseguir fielmente con la narración de la historia. En vano es regresar cuando uno todavía sigue estando en el mismo lugar. ¿Se puede retornar cuando ni siquiera se partió? Tantas palabras guarda el corazón que inventó la razón para disfrazarse mejor. Cuando nada ni nadie nos calle podremos proclamar en las azoteas aquello que los conspiradores murmuraron en sus sucios sótanos llenos de ratas. ¿Por qué no se puede hablar de ciertas cosas? Lo políticamente correcto fue inventado por quienes detentan el poder para no ser acusados públicamente de sus muchas fechorías. Un ejemplo de esto es el feminismo homicida que nos gobierna hace años en la Argentina, Chile, Brasil y Alemania (las mujeres chillan y se victimizan para acceder al poder. Lo mismo hizo el negro de mierda de Obama y lo mismo hacen nuestros maricones e invertidos sexuales como Carmen Argibay, Oyarbide, Zaffaroni y otros zafarranchos). ¿Y Sergio Chorrender ?Ah, se escribe con la letra "K". Si fuera García de apellido sería mejor para recordarlo. ¿A qué edad habrá aprendido a escribir su nombre?
                                     
- Ángel ¿De qué habla tu poema?-
- Hay que pensar; pensá en lo mal que se vive. Pensá en el yugo que soporta la humanidad de hoy. Pensá en las mujeres que embelesan a los hombres para llevarlos al abismo que está más allá de sí mismos. El problema es que los hombres olvidan el peso de sus cadenas cada vez que escuchan el canto de las sirenas que están bailando por un dueño con plata. Sí, bailando por un dueño. Luego los hombres,idiotas e ilusos como la gran mayoría de los hombres,se dan cuenta de que perdieron su tiempo comprando pescado podrido. No existen las sirenas.-
- ¿Son demonios?-
- Endemoniadas pero por la la fuerza de la seducción de Luzbel que es la luz más bella del universo. Luzbel es luz bella pero Dios es más bello todavía. El inconveniente es que la ignorancia oscurece las conciencias de todas las personas. Por eso dijo Cristo "la verdad os hará libres". El verdadero holocausto fue el que padeció Nuestro Señor en la cruz hace dos mil años. Fue un verdadero sacrificio y un verdadero martirio en pos de una causa eterna como es la redención del hombre. Los sufrimientos de los hombres forman parte de una terrible y sangrienta historia de matanzas y venganzas.-
- ¿Usted está negando la historia del siglo pasado?-
- No niego ni afirmo. Solo confirmo que el siglo XX fue muy difícil pero para casi todos los pueblos de la tierra. El sufrimiento es patrimonio de la humannidad a pesar de que no lo haya declado la O.N.U. Los israelitas no son los dueños del dolor: Son quienes sacaron mejor provecho de él. Pero nosotros no somos antisemitas. De más está decir que Dios se hizo hombre en el vientre de una judía llamada María. Nosotros somos los verdaderos judíos porque creemos en Dios con el corazón y lo escuchamos con el alma.
- Yo pienso igual que usted. Somos, desde la teología, la perfección del judaísmo. En todo caso los judíos que reniegan de Dios y de la Biblia no son judíos sino impostores que trafican influencias amparados en nombres bíblicos.-
- Ya sé que te gusta la belleza de esas Jessicas y Rebecas que caminan muy alegremente por las calles de las grandes ciudades de Occidente y sé también que te sentís un conquistador alejandrino cada vez que tu mirada cristiana conquista el favor de una de esas doncellas que recuerdan a los ángeles caídos pero ese no es el tema por el cual te cité a este bar del centro de Buenos Aires.-
- ¿Qué pasó?-
- Pasa. ¿Qué pasa? Pasa que hay una guerra psicológica en contra de todos los mortales. Los libros acumulan polvo mientras los ciudadanos aburguesados meten sus cabezas en los relojes de arena. Nadie lee, nadie estudia. Todos buscan a las diosas, reinas y princesas del desierto que van vagando por la mente de todos los vagos. No existen estas quimeras de mujeres sin la existencia de los hombres que a su vez no existen sin la existencia de Dios.-
- Si Dios no existe yo tampoco existo pero como Dios existe yo existo para testimoniar su existencia. Creo que Descartes quedó descartado. El primero pienso, luego existo, no tiene razón de ser ya que no todos piensan. ¿No existen los que no piensan?-
- Es más profundo todavía pero quisiera mostrártelo sin que te asustes. Lo primero que tenés que saber es que mientras la sociedad está extraviada en trabajos mediocres y perdida en el sexo y la inmundicia de las drogas y la televisión, hay una casta de señores poderosos que se rien de todos vosotros. Así como hay un bankero Heller, también hay un Sofovich que entretiene a la chusma cortando manzanas y polleras de señoritas tontas. Así como hay un Strauss Kahn, socialista y exbanquero del F.M.I., así también hay un viejo Hugh Hefner que disfraza a las universitarias huecas como conejitas de chocolate. Este viejo Satanás extravió el sentido de las Pascuas cristianas.
- Es todo un tema.-
- Para que no caigas.-

           Ángel demostró ser un ángel de verdad ya que desplegó sus alas dispuesto a volver al cielo de donde vino. Pagó la cerveza y la pizza que nos comimos y se elevó hasta llegar bien arriba. Nobleza obliga: Se golpeó la espalda contra el techo y se hizo mierda los huesos pero pudo seguir su viaje hasta la morada eterna...

lunes, 8 de octubre de 2012

Amanecer en el Hospital Psiquiátrico Tobar García

           


           
    La lluvia gris se desató sobre la escuela. Gustavo miraba por la ventana mientras la profesora hablaba de la igualdad entre los hombres y otras fantasías de la literatura popular. La realidad del muchacho era que unos monstruos oscuros de ojos negros como la noche lo perseguían para matarlo. Muchas veces lo había denunciado en preceptoría pero le decían que estaba loco. Algunos preceptores admitían la existencia de los kopas pero se excusaban de intervenir so pretexto de que la Asociación Protectora de Animales ejerce un lobby muy poderoso en pos de sus intereses.

              Gustavo miraba caer la lluvia sobre el suelo liso del patio. Se imaginaba a sí mismo sobre una nube derramando lagrimas de ternura por la vida que había dejado atrás. Soñaba que ese manicomio llamado escuela habría de terminar algún día. No podía creer como en un lugar que debería ser templo del saber se daban cita criaturas monstruosas nacidas de las peores pesadillas del inframundo. Como demonios anhelantes de vida balbucían sonidos ininteligibles a la espera de asustar a algún incauto dispuesto a ceder algunas gotas de sangre o de cobre.

               En ese edificio de concentración estatal los maestros de la fornicación enseñaban a amar vilmente a todo ente cercano y lejano. Estos perversos barbudos eran a su vez anteojudos que le decían a las niñas cómo tocarse en soledad. También habían perversas brujas que iniciaban a los mancebos en las más repugnantes artes de la antigüedad. Un falso amor se fumaba en el aire así como se aspiraba el sinsabor de la muerte. Todo esto ocurría en las mismas narices de un rector que nada decía el respecto.El colegio se llamaba Pingo.
                  
              Gustavo seguía mirando la lluvia. Miraba como esta caía y como los monstruos emitían ruidos semejantes a gritos. Las bestias oscuras bailaban bajo la lluvia ante la mirada indiferente de la policía que pasaba al lado del patio de la escuela Pingo. Nadie decía nada. El humo se elevaba por sobre las columnas del templo del saber y ningún bombero se presentaba a apagar ese incendio que abrasaba almas, pulmones, cabezas y corazones. Tanto poder tenía la corrupción en esa escuela que el vicio se hacía ley de la noche a la mañana.

              Gustavito tenía quince años y ya se sentía derrotado por la vida. No veía ninguna oportunidad en un país donde los vagos toman vino en cartón y las sucias bailan toda la noche hasta que sale el sol. Esta historia la escribo en el tiempo pasado pero bien podría ser la pesadilla en vivo y en directo de miles de jovencitos que padecen bajo la ignominia del régimen vaguista. ¿Qué podía hacer este chico ante tamaño descalabro? Muchas veces le descalabraba la mandibula a esos hologramas andantes pero ellos siempre eran más y varias veces lo mandaron al hospital .En este tramo de la verdad y la mentira se hace imposible distinguir entre espíritus, monstruos, bestias, figuras y seres antropomorfos. La única certeza que puede transmitir este relato es que no hablamos de hombres en el sentido estricto de la palabra.

              Muchas veces los kopas iban armados de cuchillos y pistolas a la escuela. Era obvio que no querían estudiar. Simplemente querían zafar de la perrera municipal. De paso recibían dinero estatal que cambiaban por el alimento desbalanceado llamado Drogui. Da asco pensar en la apariencia de estos animalitos que Gustavo veía a diario en la escuela pública de Villa Villita. Llenos de marcas y metales decían que eran tatuajes y aros. Como carne a Baal iban todos juntitos al carnaval en un febrero invadido por el olor a miércoles. ¿Qué más decir de estos innombrables?Justamente que no se los puede nombrar: Llamarlos por el nombre es un acto de discriminación severamente castigado por un Estado canibal que se vale de estos carnavalitos para poder ser y para "poder poder".
               
               Los kopas siempre andan juntos por la ciudad o por los arrabales. Es difícil que hayan kopas en el campo por más que tengan un origen mezclado en lo rural y lo salvaje. Ellos son ratas de ciudad. Nunca aceptaron dignificarse en un entorno natural y distinto. Siempre vieron en el medio urbano una posibilidad de vivir parasitariamente. Son chupasangres por excelencia. Algunos kopas andan la noche en soledad pero son patrullas perdidas de la oscuridad. Estos bichos no suelen ser solitarios. Son encarnación del instinto gregario. Rara vez los kopas se meten en un cine o un teatro. Son animales casi imposibles de domesticar.

             Una tarde Gustavo fue de excursión al teatro a ver una obra inspirada en Don Segundo Sombra de Ricardo Guiraldes. Año 2004. Ya dije que los kopas no suelen ir a lugares donde haya luz intelectual. Le esquivan al bien como los ladrones al sol. A propósito, ¿por qué se llaman kopas?Porque  kopan todo: Escuelas, hospitales, cárceles, clubes, estadios, calles, avenidas, plazas, parques, comedores, iglesias, piletas, playas y otros sitios de interés público. Es obvio que kopan con el objetivo de devorar la carne blanca y blanda de los hombres y mujeres de bien. Lo más indignante es que muchos kopas son especies alógenas. Los kopas son también okupas. El copismo está en todo y en todos; en toda y en todas. Es la filosofía del meter. Estos son los que llenan el transporte público.

           Les decía este servidor que Gustavo fue de excursión junto a los kopas y a la gente linda y buena de la Escuela Inferior Pingo. Ya en el teatro las luces se apagaron para generar un clima propicio a la aparición de un diablo gauchesco. Un kopa con pinta de espantapajáros gritó "¿quién apagó la luz?" Gustavito sintió vergüenza de estar con esos bipedos que usaban gorras para tapar su fealdad hereditaria. Pocas veces miraban a los ojos por temor ser identificados. Lo más penoso es que muchos iban al colegio con custodia policial (ningún zoológico quería hacerse cargo de la situación).

           La obra le gustó a Gustavo aunque le pareció un poco simplona la interpretación. Se sentía subestimado por la compañía teatral. Él estaba acostumbrado a asistir junto a su madre a todo tipo de espectáculos. Sin embargo, se dio cuenta de que peor era estar en la Escuela Inferior Pingo junto a esos kopas que le tiraban piedras, piñas, patadas y la peor onda del mundo. Se subió al micro y se sintió feliz al saber que ese día no tendría que soportar acosos de ningún tipo. Ahora los especialistas caretas hablan de "bullyng" pero no hacen nada para prevenirlo.

            Gustavo llegó a la escuela y fue corriendo al baño porque no daba más. Se quiso sentar en el trono escatológico pero no encontró papel para limpiarse. Le pidió higiénico a todas las personas del lugar y nadie le dio. Le dijeron que no había ese elemento tan necesario ya que los kopas tenían la maldita costumbre de tapar los inodoros y practicar vandalismo y raterismo de todo tipo. Gustavito se cansó y al grito de "negros de mierda, los voy a matar a todos", se fue del lugar. Las cosas por su nombre...


En esta oscura institución
del barrio de Constitución,
los transas y la prostitución.

Amanecer en el Tobar
y la vida se me va,
mi locura y mi soledad.

Fase de experimentación,
soy conejillo de indias,
testeo de medicación,
es el fin de mis días.

No me puedo retobar
porque aquí he de morir,
no me puedo ir del Tobar
aunque no pare de sufrir.

Esta vil y triste realidad,
soy la vergüenza social,
mi vida no vale nada.
¿Quién vendrá a reclamar?

Tristeza de la eternidad
y pobreza de siempre llorar
Pastilla más,pastilla menos,
yo me muero en el Tobar.


               Esta preciosa pieza de poesía escribió Gustavo estando internado en el manicomio para jóvenes llamado Tobar García. El doctor Guachosvky - no sé cómo se escribe su apellido pero me dijeron que es un guacho - lo atendía. El muchacho fue a parar ahí porque los kopas cobardes lo mandaron al frente. Tenían miedo de este valiente muchacho que siempre se defendía a golpes de puño de los bandidos ahora escondidos. Esto de las masacres escolares en la Argentina y el mundo asustó a los cola de paja de los kopas inmundos. Gustavito es incapaz de matar a alguien pero por haber gritado "¡negros de mierda! ¡Los voy a matar a todos!" fue privado de su libertad (él se enojó al no encontrar papel higiénico en la escuela en el fragor de una cagadera).

                El doctor Guachosky lo insultaba mientras le aplicaba drogas experimentales: los kopas bailaban del otro lado de la ventana del consultorio a la par que gritaban y festejaban la desgracia de su enemigo mortal. Nadie se atrevió a reconocer la existencia de este mal de nuestro tiempo. La gran victoria del Diablo en nuestros días es que nadie cree en su existencia...