Respeten sus progreleyes y no sean contradictorios censurandome.

El Congreso no promulgará ninguna ley con respecto a establecer una religión, ni prohibirá el libre ejercicio de la misma, ni coartará la libertad de expresión ni de la prensa; ni el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y de pedirle al Gobierno resarcimiento por injusticias.
(Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU., ratificada el 15 de diciembre de 1791.)



Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en Paris.



- 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber ingerencias de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.

-2. Se respetan la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

(Artículo II - 71; Título II concerniente a Libertades del Tratado para el que se establecia una Constitución Europea)

lunes, 30 de diciembre de 2013

Cortes de luz en Lugano 1 y 2

          










          
         Antes de empezar a explayarme en mi artículo en sí, quisiera subir dos actualizaciones de mi cuenta de Facebook como para ir ganando instantes y para ser sintéticos ya que muchos lectores carecen de tiempo para las piezas más literarias. Aquí dos breves resúmenes imperfectos de lo ocurrido los días viernes y domingo: "Estuve 24 hs sin luz solamente. Originalmente íbamos a estar cinco días sin suministro de energía pero los vecinos de Lugano cortamos las vías del premetro y las avenidas Larrazábal y Roca. Prendimos fuego bolsas de consorcio y todo lo que encontramos a nuestro paso y hasta corrimos a la Gendarmería a piedrazos con su servidor Alan Argento dando el grito de guerra y encabezando la vanguardia de la resistencia proletaria. En la Argentina hay que luchar a muerte por todo lo que nos corresponde. Acá es así. Ya lo dice el tango: "el que no llora no mama". Es corta la bocha: hay que hacer quilombo, cortar la circulación vehicular, correr a los putos patrulleros, meter miedo e intimidar a las autoridades y a las empresas para que hagan las cosas bien. No podemos pasar fin de año en vela. Sería una pésima manera de arrancar el 2014. Ah, quiero agradecer a mi fiel escudero: yo estaba peleado con él pero hoy demostró ser un soldado de honor. Es verdad que no me ayudó a ganar la batalla de la putita tatuada pero hoy aguantó los trapos con los pibes. Dicen que "soldado que huye sirve para otra guerra": Gracias Gordo. Podemos pelearnos pero vos sos como un hermano para mí y nunca voy a olvidar todas las veces que me recibiste en tu casa cuando a mí me han fletado como a un perro. Sos buena gente y todo el mundo lo tiene que saber. Y bueno, quiero saludar a todos mis contactos de Lugano. Espero que Edesur se deje de romper las bolas. Si se arma bondi no duden en llamar que siempre estaré ahí para agitarla bien piola con los guachos porque yo tengo aguante y no corro como la Metropolitana y todos esos loritos que están para matar narcos en la frontera, no para reprimir a los que les pagamos el sueldo con nuestros impuestos. Bueno, finalmente saludo a todos los de Facebook en general pero muy especialmente a mis íntimos amigos y a mis familiares. Los amo a todos. Alan".

          Lo escrito en rojo pertenece al día viernes. Me cortaron la luz el jueves antes de la medianoche y pasé 24 horas sin servicio. Mucho calor, mucho fastidio. No se podía estar en el ambiente. La pesadez reinaba en la atmósfera y en los ánimos de todos los habitantes de Lugano. A continuación mi estado de Facebook recién salidito del horno...

          "Ahora se cortó la luz en la tira del edificio 60 y siguientes. Yo tengo electricidad pero bajé de mi departamento recién para solidarizarme con mis vecinos. Aparentemente habría muerto una niña pequeña debido a un golpe de calor. Esto no lo puedo confirmar. Son versiones que circulan por el barrio. Lo cierto es que otra vez se cortó el cruce de las avenidas Roca y Larrazábal. Debo decir también que se vivieron momentos de tensión cuando un patrullero de la Policía Federal fue acorralado por la gente que no cesaba de apedrearlo. El móvil de la Comisaría 52 se tuvo que retirar rápidamente del lugar. Un efectivo de a pie fue cascoteado y golpeado por los vecinos. Yo corrí al uniformado una cuadra y este sacó su arma reglamentaria pero no me apunto con ella. De todas maneras fue deplorable el accionar del personal policial a sabiendas de la conflictividad social del complejo habitacional Lugano 1 Y 2. Gracias a Dios no hubo que lamentar heridos entre los manifestantes de los cuales fui parte una vez más".


            Ahora sí, trataré de hilvanar lo mejor que pueda los sucesos que hacen a este artículo. Como si fuera una premonición, me hallaba escribiendo
 http://surferpunks.blogspot.com.ar/2013/12/el-texto-oscuro.html el jueves por la noche. Justamente, "El texto oscuro". Estaba editando mi entrada más reciente del blog hasta que quedé a oscuras: se apagaron las luces de mi casa, el aire acondicionado y la PC. Ahí nomás se empezó a sentir el calor insoportable de la noche. Eran las 23 hs aproximadamente. Estaba muy triste por algo personal y a eso se le sumó un nuevo bajón pero esta vez energético ( y no hablo de la actitud sino de la electricidad, claro está). Lo primero que hice fue llamar por teléfono a Edesur al siguientes número: 0810-222-0200. Nadie atendía. "Telefónica le informa que por el incesante tráfico los operadores no pueden atender su llamada. Corte y vuelva a intentarlo más tarde. Muchas gracias". Esto decía la grabación o algo parecido. No lo sé. Pero esa voz se me hace que pertenece a una señora muy astuta que toma mucha lechita todas las noches para suavizar su garganta. Profunda frivolidad esta. Bien, la cosa es que me fui a acostar amargado y cagado de infeliz en un mar de sudor como colchón. No pude dormir. Los hombres modernos no nacimos para estar en penumbras. Luz, luz. Artificial pero luz al fin. Es verdad que en esto que algunos llaman "postmodernidad" no existen las luces del intelecto y la moral cristiana sino todo lo contrario. No hay llama en el corazón sino en las consignas incendiarias de las putas izquierdas ateas. De todas formas y deformaciones es mejor ni mentarlas a esas lacras inhumanas. Dios ya se encargará de ellas. Lo concreto es que pasé una nochecita de mierda. Lo único bueno es que no pintaron los mosquitos en este verano cuyo diciembre ha sido el más caliente de los últimos 43 años. Todo un dato para tener en cuenta (y esto no lo digo para justificar la inoperancia del Gobierno y de las empresas sino para mostrar el padecimiento de los damnificados por la corrupción democrática). 


             Al día siguiente tuve que bajar y subir los diez pisos por escalera. Me dediqué a hacer los mandados. Mi madre estaba descompuesta y me aboqué a atenderla. Fui de acá para allá y le traje todo lo necesario para que este bien. Gracias a Dios y a San Pantaleón logró reponerse a eso del mediodía. Entre una cosa y la otra se hizo la tarde y llamé por teléfono al celular de un amigo para pedirle que escriba en mi muro de Facebook lo que yo estaba viviendo (él se encontraba en casa de su novia e hizo uso de la PC. Vale aclarar que este chico es vecino de la misma tira de monoblocks que yo y también se quedó en vela). Puso lo siguiente en mi biografía: "
Alan Argento y yo posiblemente estemos 5 dias sin luz, todo una mierda!!!". ¿Elocuente, no? Será deficiente su ortografía pero se entiende con claridad lo que quiso decir. Yo temí quedarme varios días sin luz. El administrador me habló de unos cinco días. No puede estar tanto tiempo sin conectarme ya que tengo familia que se preocupa por mí y que no vive en esta ciudad precisamente. Si estoy tanto tiempo desaparecido de la red social del sionista Zuckerberg más de uno puede pensar que me secuestró el MOSSAD, ja, ja, ja. Paradojas y contradicciones del Sistema y la globalización que, pese a todo lo que podamos decir, mal o bien tiene sus aspectos positivos como son las comunicaciones. Bien, decía que me puse porque no sabía si el apagón iba a durar una semana, dos o un par de horitas. En algunos lados estuvieron más de diez días sin ver prenderse la lamparita. Hay una psicosis colectiva nunca antes vista. Todos los veranos pasó esto y yo lo veo desde mi más tierna infancia. Pero lo de este final de 2013 es muy especial por lo prolongado de los cortes. ¿Tanto tardan en arreglar esto? ¿Esta es "la década ganada"? ¿Ganada por quién? ¿Ganada por los que nos arrean como ganado? ¿La década ganada por la desinversión, la falta de obras de infraestructura y por el desempleo, la inseguridad y la inflación?  El Pueblo siempre pierde desde 1853 con un breve paréntesis de la primera presidencia de Perón. En fin. Vuelvo abajo con lo mío...


        Dejando atrás las interesantes digresiones históricas y políticas, debo volver a mi vida propiamente dicha para decir que mi amigo se fue de lo de su novia para su casa y yo le caí para que estemos como dos pelotudos viéndonos las caras con una linterna y contando historias de terror mezcladas con relatos de relajada moral. Aclaro que mi madre ya se sentía bien y esto lo digo para que ningún dolobu diga que dejé a mi vieja tirada. Bien, mi vecino se puso a cocinar un pollo que tenía en el refrigerador pues no quería que se pudra. Era la hora de la merienda. Tomamos un café medio frío como para no quemarnos el organismo y salimos a caminar dos kilómetros por el Parque de las Victorias. Volvimos por temor a que se haya pasado la comida. Todavía no había bajado el sol. Se escuchó un cacerolazo y el clamor popular: "Queremos la luz, queremos la luz". Ardían fogatas en las avenidas Roca y Larrazábal. Las vías del premetro estaban cortadas. La muchedumbre allí reunida incitaba a todos los vecinos a bajar y a dar testimonio. Le dije a mi amigo que es cosa de burgueses afeminados el quedarse mirando cuando la realidad está en otro lado. Bajamos por la escalera. Yo levanté dos pesadas bolsas de residuo para agrandar el fuego de la agitación popular. Caos. Llegué yo al baile y empecé a calentar las diabólicas lenguas que se elevaban al cielo como protesta de una civilización en decadencia. Triste consecuencia de un mal uso del libre albedrío. ¿Esta es la civilización laica que tanto desearon los malditos bufarrones de la Revolución Francesa? Yo ya estaba barbarizado a fuerza de calor, sed, desesperación e incertidumbre. Vino un colectivo de la línea 114 desde Puente La Noria y me senté en la calzada para no dejarlo pasar. Grité bien fuerte para que todos acudan y llegaron las hordas con palos y piedras dispuestas a destrozar la unidad roja del Grupo Plaza (todavía el Pueblo no olvida los negociados del hijo de puta de Cirigliano, responsable de la "tragedia de Once" (pongo entrecomillado para llamar la atención de lectores extranjeros que quizás no sepan del descarrilamiento de un tren que provocó la muerte de 51 personas en Buenos Aires). Esto no fue todo. Hay más todavía...


        El ómnibus se fue sanito. La gente amagó con destrozar el coche pero dio marcha atrás y se largó por donde vino. Lo mejor de la jornada fue cuando se acercó un patrullero de la Gendarmería y yo corrí primero que todos y grité enfurecido contra esos mercenarios al servicio de los Kirchner. La gente se enardeció. Néstor ha dicho que "Lugano es la capital del Peronismo" y es verdad pero se fue a la tumba sin saber que acá no somos kirchneristas sino que somos partidarios de los que hacen las cosas bien, es decir, en realidad no somos partidarios de nadie porque todos roban y le mienten a la población a través de los medios. Regreso a la Fuerza supuestamente "centinela de la Patria", aquella que debería estar en la frontera abatiendo narcos satánicos y sicarios diabólicos pero que está acá cuidándole el culo al régimen plutocrático manejado desde Londres, Tel Aviv y Jew York: venía por Roca una patrulla verde y todos los allí reunidos nos alteramos al ver la invasión castrense a una pacifica comunidad que reclamaba lo que le corresponde por derecho. Yo soy militarista pero la Espada de la Nación debe servir al Pueblo y no a los buitres sionistas de Wall Street. ¡Vamos! Ahí nomás yo lancé un potente grito de guerra mientras me dirigí frenético contra el bólido de acero que se nos venía encima. "¡No caminen, corran que los milicos se nos hacen al humo!", eso le dije a todos los que tenía detrás. Los guachos salieron disparados contra el Ford Focus que tuvo que retroceder ante la lluvia de piedras y los cuerpos amenazantes que caían como pesadas olas en un mar de negro asfalto. Me ha contado una persona que vio las tomas áreas de los helicópteros que se veían enormes barricadas por doquier. En realidad no fue tanto pero los que éramos nos jugamos la juventud en esa patriada contra la empresa chilena que nos retrotrajo al pasado de velas y luces tenues. 


         Ah, no debo olvidarme del hijo de puta de la Policía Metropolitana que casi atropella a un grupo de señoras con una camioneta de esa maldita Fuerza manejada por el rabino Bergman. El masón bigote de Macri fue "asesorado" por el MOSSAD para diseñar su guardia de cartón con los colores de la puta poli de Londres. Por eso se entiende que los efectivos de esa institución sean homosexuales, anormales, liberales, abortistas, ateos, locos, bueno, macristas. Se sabe que el PRO es una cloaca igual que el FPV de Cristina Kirchner. La cosa es que la Federal, la Metro y la Gendarmería corrieron el día viernes. Por poco no los molimos a piñas por gatos de los banqueros sionistas. Es cierto que mis vecinos no entienden ni jota de lo que digo pero inconscientemente saben que todos los políticos y empresarios son unos burgueses hijos de perra que merecen azote, pan y agua y en especial ese culo sucio de Altamira que se hace el obrero pero que nunca laburó en su puta vida y encima se cambió el apellido. Todo muy lindo lo que digo hasta acá pero me estoy olvidado de la jornada del domingo: se cortó la luz en otro sector de Lugano, en la tira que va del edificio 60 en adelante. Pequeño piquete. Menos que lo del jueves. No hubo apoyo masivo por parte de la vecindad porque de esos monoblocks casi nadie nos ayudó. Yo bajé igual por una cuestión de superioridad moral, por saber perdonar. Llevé un encendedor y papel de diario en abundancia. Prendí fue a lo loco. Parecía un pirómano. Pero lo mejor de la nochecita dominical fue cuando se hizo presente un patrullero negro de la Federal, esos que dicen "Brigada de prevención". A ese Focus le cayeron piedras de todos lados y tuvo que pirar para no quedar hecho chatarra. Lo insólito fue que un efectivo quedó a pata. La gente lo increpó y hasta le tiró alguna que otra piedrita. Un tipo grande se entusiasmó tanto que le fue a pegar al vigilante pero este sacó su arma reglamentaria para disuadir a la multitud que pretendía lincharlo. Yo lo corrí casi una cuadra y le dije que deje la pistola en el piso y que pelee mano a mano contra mí. El tipo no acepto a sabiendas de que iba a perder. Finalmente, el cobarde vestido de azul se fue con los suyos que ya eran varios visto y considerando la actitud hostil por parte nuestra.

       Es justo decir que a mí el viernes a la noche me regresaron la luz que me quitaron (media hora después de levantado el corte de calle, ya había sido satisfecha nuestra demanda). Y hoy lunes le cambiaron el transformador a la otra gente, la que protestó ayer. Fue increíble ver en Soldado de la Frontera el procedimiento con las grúas alquiladas por Edesur: sacaron el aparato viejo de la subestación eléctrica y metieron uno nuevito. Prefectura Naval estuvo en el lugar. Se ve que las autoridades sabían que ya no iba a ser bien recibida la Gendarmería Nacional luego de lo ocurrido en las últimas horas. Era necesario un poco de aire fresco, un poco de aire de mar. La GNA trabaja muy bien en lo que es represión del delito ordinario pero su presencia exacerba los ánimos cuando se trata de protestas sociales. Esos tipos están preparados para dar palazos, no para servir de puente entre la ciudadanía y los destinatarios de sus legítimos reclamos. Todo esto contado a grandes pinceladas sin ahondar mucho en detalles por falta de tiempo. Bien quisiera transmitir todo lo que viví en el minuto a minuto pero eso lo dejó a la imaginación de ustedes, queridos lectores. Simplemente deseo decirles que protesten, protesten sin cesar y hagan lío en todas partes y no dejen de pelear contra los gobernantes, las empresas, los medios de comunicación, los partidos políticos, las sectas y las organizaciones terroristas y narco-satánicas. Dios y la Patria demandan la supresión del capital usurero especulativo en pos de un digno porvenir para las nuevas generaciones de argentinos que se libren del crimen del aborto. No crean que esto se limita a un problema de infraestructura o gestión pública: la moral es la que está implicada en el asunto. O se es austero y nacionalista, fiel servidor del Pueblo tal cual lo mandó Cristo; o se es cómplice las multinacionales y su impostura disfrazada de democracia. Ustedes eligen... 

domingo, 29 de diciembre de 2013

Oro nuevo

      









            Sólo decir que hoy fui feliz sobre el cielo dorado y el sol celeste: burbujas de fresas me vieron volar más allá del recuerdo y la imaginación. ¿Por qué será que de repente se hace lo mejor? ¡Tanto campo que hay y yo que hago del mundo una síntesis! ¡Oh pecado de la inteligencia! Sin pormenores no habrá porvenir alguno. Por eso es esencial tratar de ver todo aunque no se pueda porque fragmentar lo infinito a sabiendas es una afrenta al Creador.

          ¿Será que esta página será algo más que una página? ¡Y yo que soy sólo un caminante entre ruinas! Y ahí voy buscando la puerta de luz que quedó abierta en la cruz...

           Muy fino; muy fino es el oro que me ata al sol. Va decayendo el mar dorado dentro del vaso en la hora en la cual la ninfa cruza la sala. No hay cantos ni guerras sino groserías vendidas como arte. Enormes ruedas aplastan las tablas de los que naufragan desde hace tres días.

            Dinámica: una bomba estalló y una araña se murió. Más querría yo que hubiera perecido la señora burguesa que me defenestra hora tras hora. Sin embargo, habré de ser yo su marido por las buenas o por las malas. ¡Acá mando yo y allá también!

            Blanco. Escándalo. No se pueden suceder los eslabones con la misma facilidad de siempre. Está vacío y por eso brilla; está vacío y por eso brilla. Se duplica mal pero se duplica. Mata. No es nada pero se siente aunque no se deje ver. ¿Será como el ciego furor de la cólera? ¿Acaso arderá en sí el espejo de las últimas chispas? Será raro para los más y muchos dirán que no se entiende y que no está bien pero no hay que entender sino sentir por más que se padezca y se perezca en el goce de lo desesperado.

             Puede que el tiempo vaya aclarando lo confuso del pánico que enceguece en fuegos o puede que se invente algunas sombras para ver. No hay sentido. Es todo muy extraño, es todo tan increíble. Es la sensación de acordarse de ella aún sin haberla conocido. Se derrite en sueños. El mundo brota en la piel y explota en el despertar nocturno de asombro y agitación.

              ¿Va rápido? ¿Da vértigo? ¿Quita paz? ¿Quita seguridad? No se puede negar que es una negación. ¿Cómo miércoles dice la canción que nunca se escribió? "No hay resplandores sin tinieblas". ¿Asusta? ¡Mejor que asuste y no que aburra!

               De a poco se consume en sí la angustia de poseer un exceso de amor. Hoy cayó un rayo y reventó un árbol como si fuera un pie que aplasta a una cucaracha. Increíble. Una monografía sobre las cosas posee el encanto de la novela no escrita sólo por respeto al silencio que es infinita historia en potencia. No hay nimiedades sino abismos que esperan detrás de lo que parecen ser sólo detalles insignificantes.

          ¿Puede que poco a poco vaya aflojando? La tensión es la misma; ella permanece en el ambiente o se esparce en el viento pero todo está en todo. Ahora, no se puede omitir el absurdo de lo que se dice. ¿Será que hay un pensamiento ajeno a las palabras que se burla de ella haciendo gala de ingenio y mostrando menosprecio para con el entorno?

            Un poco de desorden. La abstracción ayuda al olvido de sí. No se ve nada. Se escribe maquinalmente mientras el tiempo es paz. Hace bien llorar tinta. No hay motivo de aflicción sino un grito de un pecho hinchado de sangre. Es un maratón poético, un ejercicio del corazón. Es lo que parece. Es un puro perderse que sirve a la mente para que ella se encuentre a sí misma en los lugares de la imaginación y el dolor buscado, exigido y planeado.

             ¡Brille azul, brille! La posición final no habrá de alterar el descanso de la criatura. Germinal. Primavera. Sol, sol, sol. Así es mejor. Hay que correr hasta desaparecer como un punto luminoso del universo en la noche de los tiempos. Siempre hay que buscar el lugar olvidado, el barco oxidado. El puente viejo permite unir dos ciudades y beber mil realidades. Y sí: no hay, no hay...

               Sin embargo, habré de ser yo su marido por las buenas o por las malas. ¡Acá mando yo y allá también!

Del despertar

         







      Hay hambre en este frío despertar sentimental. Hambre de gloria, hambre de sucesos. Los cabellos me fueron revueltos por el huracán de dos o tres sueños perdidos. Me encuentro ahora a la putita de la otra vez y la miro de revés desde mi solitaria mesa sin café...
          
  Ya no está la fatiga que mató durante media hora. Veo todo borroso. De repente alguien me habla con su silencio. Me dice que me mueva y yo le digo que se mueva con la mirada. Finalmente se van antes de perecer ante mi vista.

            Más veo yo a la putita de tapado negro que al idiota que se fue. Hay que dejar que el enemigo se marche. Estas guerras de ahora son estrictamente metafísicas. Hay olor a ascetismo en el ambiente cortado por un sutil perfume de madera: me siento tocado por el calor de muchos muebles y muchas prendas. Un afuera en el adentro. Allá el viento y acá la tinta...

            Algunas columnas de moco se derriten a mi alrededor en este instante seco de matar bichos con la verde ojeada. Las relucientes baldosas naranjas son pisadas por varios jóvenes aunque yo anhele la quietud con toda el alma. Nadie va a fijarse en qué pienso.

            Podría salir del plano de la contemplación, del odio, del mirar y de la soberbia fría como el metal del mar pero me quedo acá. Me miro y me río. Podría robarle un beso a la puta de la otra mesa pero iría preso por no querer devolvérselo (bien querría vérselo pero su corazón está escondido en una bufanda verde que se enredó en sus pechos de marfil).

             - ¡Fuera! - me gritó bien fuerte la hija de puta cuya serena altivez de áureo rostro muy turbado me dejó. Sin embargo, yo permanecí en mi lugar con el afán de violar, de ultrajar su voluntad. Por miles vinieron los machos alfas pero yo aniquilé a todos esos salvajes animales. Inteligencia de hombre.

                No alcanzaron a conmoverme las solas lágrimas de la ramera altanera, esa cuya paga es un noviazgo a cambio de la vanidad social de figurar como el rey del lugar. Yo me planté en mi brillante mirada sacerdotal y rechacé con fe de mártir los dedos acusatorios de la chusma. Iban y venían muchos mas ella y yo continuábamos el duelo...

                Desde ese momento me supe fiel a mi soledad y no acepté la mala compañía de la loca histérica que me quería ver morir. No sé cómo pero el futuro se anuló un instante por el enredó de dos ayeres, cinco pesares y algunas confusiones actuales.

                No sé, no sabe. Ella se suicidó en un vaso de cerveza pero reencarnó en una resaca tardía de martes por la tarde. Y yo escribo mientras me río de los toros bravos que maté por la sola fuerza de mi ingenio. Desenlace gris rosáceo...

viernes, 27 de diciembre de 2013

El texto oscuro










        

          Lo importante para poder seguir así es olvidarse de todo y ahora sí, a escribir. Todo horrendo, todo crítica. Es el método de los resentidos, de los que no tienen sentido. Es como esa niña alemana boba que me preguntó si soy, bueno, nada. No quiero caer en lugares comunes. Me chupa un huevo lo que piensen de mí. Es como que me dijeran tal o cual cosa porque a mí me gusta tal o cual cosa. Siempre al límite. No hay, no hay y siempre digo "no hay, no hay". ¿Tanto me cuesta decir otra frase? No se puede todo en la vida. Lo único que me interesa es lograr esa fealdad, ese absurdo que me sirva para descontracturarme en este momento de angustia. Soy todo un negador...

        ¿Para qué voy a decir sí si todo es un puto no, un puro no? No, no, no. Siempre la misma palabra. "El no ya lo tenés". Es el castigo de haber nacido tan lindo, tan bello, tan fuerte. La bestia tiene que dormir con la cruz atada para no explotar. Y luego resulta que se pone más irascible. ¡Pobre bestia! Atavismo. ¡Ay cómo suena! ¡Es terrible! Me fascina y me perturba. Es brutal. ¿Pueden sentirlo? ¿Pueden? ¿Quieren? ¿No les gusta? ¡Váyanse a cagar!

           ¡Me revienta la cabeza! Tengo la corazonada de que podré correr tan rápido como quiera sólo para acercarme a la multitud con el fin de insultarla en la cara. Sin odio, solamente con euforia. Es el camino que quema los pies, el camino que yo elegí antes de haber venido a este mundo. Bah, creo que los ángeles me ataron los pies pero voy con tanta velocidad que alcanzo el cielo envuelto en fuegos y anhelos de gloria. ¡Como una flor que se perfuma a sí misma con su propia belleza! ¡Ay qué modos afectados! Nudos de inspiración entrelazados con los barros más puros de los cuales se hicieron los mejores hombres. ¿Por qué habremos de esquivar los polvos de los cuales venimos? ¿No sería mejor entregarse con furia a las espadas intangibles que cortan las venas para que respiremos mejor? ¡Locura pura!

           Ya vendrá una vieja burguesa a decirme que esto es raro. Por mí la señora se puede ir a la mierda. Me cago en Doña Rosa. Para mí ella es una puta arruinada que se cree moral por votar al otario de Macri. ¿No sabía ella que ese masón bigotudo es una hacedor de casquivanas? ¡Más le valdría bajar treinta kilos a la gorda esa y dejarse de romper las que me cuelgan! ¡Qué lo tiro la puta madre! ¡Qué aburrimiento carajo!

             Catarsis de soretes. Ya vendrán mejores podredumbres. Mientras tanto me entretengo con estas nimiedades que me alivian la uña encarnada que tengo en el alma. ¿Por qué? ¿Qué mierda hice yo la puta madre? ¿Qué? Nadie me lo podrá decir. Es estar meado por un puto elefante con incontinencia urinaria. ¡Ay mamita querida! ¡El que no llora no mama y la que mama llora! Flores, flores, flores y florcitas, flores, florcitas; flor, flor, flor. Encarnación de las penas y de la comida sin sal de los enfermos. ¡Oh ese aura de blancura que tanto me repugna! ¡Ese olor a vacío y a brillo y a paredes peladas y el culto al aire! ¡Ay de los iconoclastas! Y esos que dicen que lo externo no es de ellos son los que se adoran a sí mismos para luego guardarse todo el afuera en el pecho rebosante de oro. ¡Y esas tetas de diamante y plata! Por eso hay nada alrededor. Todo los tesoritos metidos en el agujero negro. La inmundicia de mirar un cadáver rodeado de caras pálidas como si el difunto fuera un pobre cerdito esperando para ser faenado. ¿He nacido para esto? No, gracias a Dios no.

              En la imaginación. No, no. Ah, sí, era el acto del no pero ya dije "sí". Sólo afirmo para negar con más fuerza todavía. No vayan a esperar una menuda síntesis de aquellos panchos que se conforman con comer unos putos menudos de pobreza y desazón. ¡Ay si pudiera darle manjares a todos! ¡Qué feliz sería haciendo feliz a todas las pancitas para que los corazones estén contentos! El hombre no vive solamente de pan pero yo no soy sacerdote para dar mejores alimentos. Solamente puedo soñar con saquear todos los mercados de las ratas y los usureros y repartir todo entre todos. ¿Apología? No, todo es apología de algo que alguna vez fue delito o que algún día lo será. Es como que me acusen de católico cuando el día de mañana sea delito profesar la verdadera fe. ¿Y quién dice que está bien y que está mal? ¿Quién es el hijo de puta que hace las leyes? ¿Según quién yo debo hacer tal o cual cosa? ¿Según quién? Yo no voy a cambiar de reloj por mucho que me lo demanden esos faloperos hijos de puta a los cuales les patearía el estómago hasta  matarlos. ¡Malditos bastardos! Los tomaría de la corbata y los llevaría a pasear como unos malditos perros infernales.

           ¡Tensión! La dureza de levantarse cansado por tantos sueños oscuros. Es irse a dormir ya dormido. Todo, todo se mezcla en la nebulosa del calor, el café, el viento, los papeles, los cabellos, las erecciones, las buenas notas, el té, la nada, el humor y la alegría de romperle las bolas una vez más a esas basuras que le rompen el alma a millones. Comprimido. Como bicho bolita que tirado contra un rincón mete una patadita de vez en cuando. ¿No está bueno como suena? Es ligero y embriagante, va bien. Podría ser mejor pero no me siento del todo bien. Trato de no pensar: tiro, tiro, tiro sin parar. Con fuerza y agresividad. A puro zarpazo de macho. Podría salvar a uno que se esté ahogando pero hay tantos boluditos que te agarran los huevos justo cuando vas a rescatarlos. Mejor que se cansen bien así es más fácil sacarlos. Vivos pero entregaditos. ¡Ay estos pibes de ahora!

           ¡Qué araña mala! Mejor comerla sin darle aviso alguno. No sea cosa que se vaya a picar a otro lado. A la plancha y ya. Con esto de la inflación no se puede comer ni caca en la Argentina. ¿Por qué tanta pesadez en el ambiente? ¿Por qué ese aire podrido que le pudre la paciencia hasta al más pelotudo? Siete, siete, siete. Es cosa de seguir corriendo por más que estés muerto de calor con el bocho quemando fuegos inconmensurables. La verdad de todo es que el sudor apaga todos los incendios y enfría el cuerpo recalentado de tanto trajín. Es tomar aire por la nariz, mirar al cielo y estirar las piernas lo más que se pueda siempre mirando al reloj para no pasarse con el tiempo. Aunque no lo crea, se siente como una caída en horizontal. Es vencer la gravedad yendo hacia adelante con el impulso de una motivación creada para no quedarse en el camino.

               ¡No puedo parar! No entiendo nada. Es terrible lo que suena ese camión tirando muerte al costado de la autopista cortada. Guerra social. Un capítulo más. ¿Qué más da? Siempre lo mismo. Es frustrante ver todos los días las mismas caras de ojete llenas de mierda y pelos y papel higiénico y hemorroides y agua del bidet y cremitas y la mar en coche. Gentes de miércoles. Mejor que no se metan al agua no sea cosa de que el Riachuelo se vea cada vez peor. ¡Necesito anestesia para olvidarme de tantos soretitos que están dando vueltas por ahí! Y tantas soretas que gobiernan y tantos tontos que tantean los bolsillos de los pobres y trapitos que en vez de tapar muestran la ignominia de aquellos que no tienen ni siquiera con qué ocultar sus mugrientas aceitunas. ¿Por qué no se rebanan los pitos en lugar de mostrarlos como monumentos dignos de ser observados? ¿Por qué son tan mequetrefes? ¡Todo el esfuerzo que tengo que hacer para llegar a la meta de descargar la camionada llena de negros que tiran mandobles traicioneros y revanchistas que te dejan medio muerto al costado de la puta que se ríe!

             Una lamentación más no podrá abajo tirar esa medianera que con tanto esfuerzo hemos construido para alegría de los que gustan mostrarse tristes para la foto. Y piensen lo que carajo quieran. No sea cosa que tomen la parte por el todo y den un diagnóstico equivocado de todo el cuerpito solamente porque hay un dedito peludo que duele más de la cuenta. No pasa nada. Tenemos barba y voz gruesa para sufrir mejor los fríos y gritar más fuerte las consignas de la guerra. Aprovecho la buena onda para contar que más de una vez pensé en avanzar recto hacia los trompazos sólo para llegar a la humanidad del lanzador y arrojarlo conmigo al infierno. No hay que frenarse jamás. Como autito chocador. A lo sumo se puede tirar un buzo prendido fuego y dejar que el otro se cague muriendo. El gran problema de las ciencias sociales contemporáneas es un cornudo denominado "el otro". ¡Y me cago en Derrida y en esos negros pelotudos que se creen mucho por tener la poronga de cuarenta centímetros! Podrían hacer un nudito con ella y metérsela en el orto, manga de porreros fracasados que bien vienen a romper las pelotas aquí. Es como ese vago bola que me tiró la siguiente: "Eh, tú, puesh, ¿qué viene a romper las pelotas aquí? ¡Pedazo de pelotudo!" Todavía me estoy riendo. Ojo, está todo bien con todos pero yo devuelvo a todos esos que me mandan. ¿Quién carajo los pidió? ¿Por qué no se los llevan a la casa aquellos que piden por los sicarios diabólicos y los narco-satánicos de Sendero Luminoso? ¿Y por qué se llama Sendero Luminoso si son más oscuros que los mismos diablos por las actividades que realizan? ¿Qué mierda les pasa caramba? ¡A Cochabamba Melgar! Y sí, es el famoso Melgar Melgarejo que te coge duro y parejo...

              Y bueno, esto es una bosta y yo se los dije. Pero la termino con algo divertido, con una frase de las mías: "Prefiero ser un facho guerrero y soñador y no un macho lechero y cogedor". Es la forma burda, callejera y mundana de decir que "la juventud no fue hecha para el heroísmo sino para el placer". No vayan a pensar que lo que hacen entre las sábanas son proezas dignas de destacar. A menos que se disfracen de fantasmas y salgan a azotar ladrones. Ahí sí les creo que valen los músculos entre las telas. De lo contrario es un divertimento burgués otrora patrimonio de aristócratas decadentes que vivieron con exceso sus días sin saber que alguna vez la humanidad habría de terminar decapitada por revolcarse en el mismo fango...

         Posdata: al momento de terminar este texto me quedé sin luz y no lo pude publicar. Acá mi estado de Facebook donde cuento un poco lo qué pasó. Luego ampliaré:
Estuve 24 hs sin luz solamente. Originalmente íbamos a estar cinco días sin suministro de energía pero los vecinos de Lugano cortamos las vías del premetro y las avenidas Larrazábal y Roca. Prendimos fuego bolsas de consorcio y todo lo que encontramos a nuestro paso y hasta corrimos a la Gendarmería a piedrazos con su servidor Alan Argento dando el grito de guerra y encabezando la vanguardia. En l...a Argentina hay que luchar a muerte por todo lo que nos corresponde. Acá es así. Ya lo dice el tango: "el que no llora no mama". Es corta la bocha: hay que hacer quilombo, cortar la circulación vehicular, correr a los patrulleros, meter miedo e intimidar a las autoridades y a las empresas para que hagan las cosas bien. No podemos pasar fin de año en vela. Sería una pésima manera de arrancar el 2014. Ah, quiero agradecer a mi fiel escudero: yo estaba peleado con él pero hoy demostró ser un soldado de honor. Es verdad que no me ayudó a ganar la batalla de la putita tatuada pero hoy aguantó los trapos con los pibes. Dicen que "soldado que huye sirve para otra guerra": Gracias Gordo. Podemos pelearnos pero vos sos como un hermano para mí y nunca voy a olvidar todas las veces que me recibiste en tu casa cuando a mí me han fletado como a un perro. Sos buena gente y todo el mundo lo tiene que saber. Y bueno, quiero saludar a todos mis contactos de Lugano. Espero que Edesur se deje de romper las bolas. Si se arma bondi no duden en llamar que siempre estaré ahí para agitarla bien piola con los guachos porque yo tengo aguante y no corro como la Metropolitana y todos esos loritos que están para matar narcos en la frontera, no para reprimir a los que les pagamos el sueldo con nuestros impuestos. Bueno, finalmente saludo a todos los de Facebook en general pero muy especialmente a mis íntimos amigos y a mis familiares. Los amo a todos. Alan.

domingo, 22 de diciembre de 2013

Sueños locos XVI (Regalo de Navidad. Mesianismo y premoniciones)

            










              La vida, una combinación de luces y sombras, se mostraba con total ambiguedad para el hombre que miraba a traves de la ventana que da a la plaza. ¿Qué veía ese ser del afuera? ¡Una multitud que estaba ahí por él!
             Una ventana tenía la casa junto a muchas otras. También tenía un balcón y una flor que recordaba a Eva Perón. ¡Oh, tan sólo un mañana y una ilusión para esa gran nación! ¿Quién podía decir que las noches siempre fueron oscuras cuando los rayos del sol siempre estuvieron listos para estallar en luz? ¿Alguien puede describir el instante previo al amanecer? ¿Existe poeta en el mundo que pueda alabar lo contradictorio de un día que se va en medio de luces y sombras y penas varias que también son las mías así como ellas son las de casi todos?
          Sol en flor mezclado con la luna serena del puerto aledaño. ¿Quién podrá pintar el cuadro y decir si la luna cortaba la mañana en un cielo de burla o si el astro aureo oponía resistencia a la noche naciente? Lo único que puedo decir hoy es que la hora de los pueblos se estaba gestando en ese ayer traido a los ojos cuan ríos de nostalgia.

            El hombre se escondía detrás de las cortinas mientras intentaba mirar algo del afuera evitando ser visto por la gente reunida en la plaza por él. Lo que cuentan las crónicas como cierto es que todo antes de ese día estuvo juzgado según la gran mentira que antes a la humanidad regía.
            Sin dar más vueltas yo les digo hoy que ese hombre abandonó su ocaso, su perdición y su noche para mostrarse a la luz de los ojos de todos esos que él había creado: la gente lo aplaudió cuando salió al balcón de la Casa Rosada como el gran lider que siempre fue...
             Hoy también les digó que ese hombre del ayer y de lo eterno fui yo vislumbrándome en un sueño que me regaló la Divina Providencia. ¡Dios quiera que se haga realidad este hermoso regalo de Navidad! ¡Qué así sea!

jueves, 19 de diciembre de 2013

El precipicio y los precipitados...

     










 A suerte y verdad digo que esta no será otra historia más. ¿Por qué me atrevo a afirmar esto? Por la sencilla razón de lo que diré a continuación...

 En algún lugar del eterno presente hubo un joven que se atrevió a desafiar a su tiempo teniendo tan solo por riqueza el despertar de la juventud: los que lean no esperen encontrar un lugar ameno de fuentes, arroyos, abejas, ciervos, mariposas y ninfas desnudas; este es el tópico de la locura ajena a la historia y a su espacio...

 Carretas voladoras y escobas a nafta eran los medios de transporte de la Ciudad Nueva. También existía la Inquisición pero se encargaba de defender la fe del Antiguo Testamento. En este contexto debía existir Juan.

  Cuando Juan salió a las calles a exigir una sublevación contra el Nuevo Orden Mundial no encontró a nadie; buscaba y buscaba mas nunca hallaba a los protagonistas de su Revolución.
Los ríos corrían rojos de sangre y de vino; el cielo era negro y el suelo ya era parte del pasado porque el fuego lo dominaba todo. Terror más terror padecía el mundo viendo pasar a esos enormes dinosaurios llenos de amor a su becerro dorado.

  Puede que esté hablando de algo raro pero le ocurrió así al pobre desgraciado de Juan. Increíble pero real su titánica lucha por defender la verdad. Nada podía hacer más que refugiarse en el secreto cielo de la satisfacción interior. A pesar de la derrota, él había luchado solo contra el mundo.

 ¿Puede hacerse una guerra sin un ejército? Parece que no pero este lobo solitario nos enseñó lo contrario: él había saboteado muchas empresas de los usureros de su ciudad; as también se encargó de robarle a las comitivas aerotransportadas y a los brujos inventores de juicios y sentencias parciales.

  ¿Todo para qué? Juan era conciente de su misión en esta tierra. Sabía muy bien de que no podía haber una totalidad universal si tan sólo una parte osaba salirse del conjunto. Complicado pero había que luchar contra la secta de los elegidos por sí mismos.

 Muchos esfuerzos hizo este apóstol por demostrar la verdad. Lo cierto es que todos los hombres se quedaron en sus casas viendo a los demonios danzar desnudos. Hembras salvajes se revolcaban de un lado al otro del espejo mágico mientras nuestro héroe trataba infructuosamente de salvar a la humanidad.

 Mientras los hombres miraban mujeres, el demonio se apoderaba de sus almas. He aquí el Gobierno Mundial aprovechándose de las debilidades de la carne...