Respeten sus progreleyes y no sean contradictorios censurandome.

El Congreso no promulgará ninguna ley con respecto a establecer una religión, ni prohibirá el libre ejercicio de la misma, ni coartará la libertad de expresión ni de la prensa; ni el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y de pedirle al Gobierno resarcimiento por injusticias.
(Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU., ratificada el 15 de diciembre de 1791.)



Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en Paris.



- 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber ingerencias de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.

-2. Se respetan la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

(Artículo II - 71; Título II concerniente a Libertades del Tratado para el que se establecia una Constitución Europea)

lunes, 19 de enero de 2015

La muerte del fiscal Nisman




  Hoy la burguesía va a llorar todo el día la muerte del fiscal Nisman. No crean que fue el Gobierno. Ahora los buitres de la oposición y los medios concentrados querrán sacar partido de esto. Es probable que el MOSSAD lo haya "suicidado" para avanzar contra la política exterior de la Casa Rosada. Es muy grave que Israel y USA quieran tener tanta injerencia en nuestra casa. Les recomiendo a todos que tengan la mente en frío. No hay que creerle a Macri o a Massa. Uno puede tener diferencias con Cristina pero no se puede alentar a las potencias extranjeras para que la den vuelta. Dignidad nacional antes que nada. Les guste o no, ella fue elegida por el Pueblo. Campagnoli, Julio Cobos y Alberto Nisman no son patriotas sino simples oportunistas...

    Aclaro que no soy K. Pero hay una maniobra de la oposición y de Grupo Clarín para voltear al Gobierno. ¿Por qué Macri dijo en conferencia de prensa que gente del PRO tuvo contacto con el fiscal en los últimos días? ¿Eso no es hacer lobby? ¿Y por qué la periodista Natasha Niebieskikwiat dijo que el fin de semana le mandó tres mensajes de texto a Nisman? ¿No es raro todo esto?

   Este tipo no es ningún héroe. Todo lo contrario. ¡Diez años investigando y nunca llegó a nada! ¿Imputar al Gobierno por el Memorándum de entendimiento con Irán? ¿Vincular a un perejil como Esteche con una cuestión de alta diplomacia internacional? ¿Las escuchas? ¿No fueron ilegales? ¿Quién las ordenó? ¿Y la mano de obra desocupada de la SIDE? No se olviden, estimados lectores, que a él lo nombró Néstor, el otro muerto. ¿De dónde salió este tipo? ¿¡Justo tiró su bomba pocos días después de los sucesos en Francia!?  

     La otra vez Sergio Massa dijo que hay que sacarse de encima a Irán y a Venezuela, los violentos según él. ¿Y los Estados Unidos no son violentos? ¿Y Francia? ¿E Inglaterra? ¿No se dan cuenta de que las potencias de la OTAN pretenden manejar nuestra agenda exterior? El Sionismo está contraatacando. Yo me dedico a formular preguntas para que ustedes reflexionen. Nada es casualidad. Es fácil hacerle creer a las masas que Cristina mandó a matar a este tipo. La verdad es que nos quieren tirar al bombo contra Irán.

       La situación es la siguiente: Estados Unidos se inventó un enemigo para que se mueva el Complejo Industrial Militar. Es el negocio de las armas, el negocio de la guerra. El Papa Francisco condenó a "los mercaderes de la muerte". ¿Lo recuerdan? Hagan memoria: crisis del 29' y al poco tiempo hubo una campaña de aprovisionamiento de armas para enfrentar al Fascismo. Se levantó la economía de USA. Ahora pasó algo parecido: crisis mundial del 2009 y resurgimiento de la actividad yanqui en los últimos meses. Las fábricas están echando humo por las chimeneas. Se quiso invadir Siria y Bergoglio frenó la movida junto a China y Rusia. A Irán todavía no lo pueden cachar pero lo anhelan. Henry Kissinger dijo al terminar la Guerra Fría que el nuevo enemigo iba a ser el mundo musulmán. ¿No lo ven? ¿Y el control de población mediante bombardeos, hambrunas, enfermedades y caos geopolítico? El Nuevo Orden Mundial es un lobo con piel de cordero, un lobo que está acechando y que se disfraza de Democracia, Derechos Humanos, ONU, UNICEF, etc. 

      Hay que investigar la pista israelí más que la pista iraní, "la conexión kosher". ¿Conocen el libro La mafia judía en la Argentina del valiente Fabián Spollansky? La "Kosher Nostra" existe. Es un sector minoritario de la Colectividad que no representa al conjunto. Hay que liberar a los judíos de dirigentes nefastos como el olvidado Rubén Beraja o el mortal Eduardo Elztain. Son tipos siniestros que se mueven en la sombra y el secreto de la noche. Se podría hablar de la Argentina judía. Hay grupos extremistas que desean con mucha vehemencia que la Argentina vuelva a las "relaciones carnales" con los Estados Unidos y, por extensión, con Israel. Periodistas como Débora Plager parecen demostrar que cobran un sueldo por parte de la CIA y el MOSSAD. Y Ricardo Kirschbaum, Editor General de Clarín, es otro que parece servicio, rentado por las embajadas. Lo mismo que la vieja insoportable de Fanny Mandelbaum. Pero no todos son iguales: hay tipos con agallas como el Canciller Héctor Timerman. En nuestro país existen miles y miles de hebreos de izquierda, que se oponen al imperialismo sionista y que quieren la paz en Medio Oriente y en el mundo entero. No hay que caer en antisemitismo, no señor. 

      En conclusión, la Argentina no debe plegarse al juego de los Estados Unidos e Israel. Ningún país islámico es nuestro enemigo. Tenemos que continuar teniendo relaciones diplomáticas y comerciales con Irán y Siria así como nos llevábamos bien con el amigo Gadafi, aquel hombre solidario que nos ayudó durante la Guerra de Malvinas. Por más que se produzca un atentado en Buenos Aires en los próximos días, no debemos ver más que una operación de falsa bandera. Anden con los ojos bien abiertos, estimados lectores. No crean nada. Y sepan que si me pasa algo, son los esbirros de la CIA y el MOSSAD los responsables. Una vez me amenazaron de muerte. Abajo comparto el enlace para que vean que no miento:

http://surferpunks.blogspot.com.ar/2013/09/me-amenazaron-de-muerte.html

      También quisiera remitirlos a una entrada que publiqué recientemente sobre los atentados en Francia. Yo estoy aportando mi granito de arena desde este humilde espacio con el fin de que la desinformación oficial no sature las cabezas de la ciudadanía. "Miente, miente que algo quedará". Hay una campaña sistemática para difamar al Oriente musulmán y conseguir así el aval de la opinión pública para nuevas invasiones como en Irak. Bueno, abajo les dejo el enlace que los conducirá a mi nota sobre lo ocurrido en París. Saludos. Dios los bendiga.

http://surferpunks.blogspot.com.ar/2015/01/atentado-en-francia.html


domingo, 18 de enero de 2015

Día de entrenamiento



   Hoy salí a correr poco después del mediodía, cuando se desató una lluvia infernal sobre Buenos Aires. Más que chacal, chacalazo. Son esas pruebas de carácter que hacen que me dé cuenta de que soy todo un hombre. Fue un maldito día de entrenamiento; una jornada muy dura con suelo embarrado, charcos gigantescos, vientos torrenciales y caminos imposibles. Las zapatillas me quedaron a la miseria. Volví a casa con las piernas pulverizadas: es complicado levantar los pies del agua. Sentía cómo los músculos se me iban consumiendo a cada paso. Los automovilistas me miraban impresionados. Instante tras instante me esforzaba más y más por superarme a mí mismo. Unos pocos morochones bravos que justo andaban por la calle me contemplaban con admiración. Hay que tener agallas para atravesar semejantes aguaceros en Villa Lugano. Acá no es que llueve y es romántico como en los barrios burgueses: acá vuela todo al carajo, las ráfagas te tiran a la mierda y hasta los pardos más bravos huyen despavoridos...

   ¡Qué importante darse cuenta de que uno es todo un hombre, una fiera, un chacalazo, un asesino serial, un loco, un terrorista, un suicida, un criminal, un bombero desesperado, una bestia, un antisocial, un enfermo, un bombardero, un indio malo, un rebelde, un subversivo, un delincuente, un extranjero,un amante de la libertad, un guerrero y todo eso que escandaliza a los malditos burgueses adictos a la televisión! Amén de las expresiones provocativas, siento que soy un indigente de la existencia y del amor y que por eso apago mi furia persiguiendo a los fantasmas que intentan vanamente asesinarme. Hay momentos en los cuales la conciencia es ajena a mí, y siento la mente en blanco, los ojos perdidos y la sangre fuera del cuerpo. Ahí es cuando me vuelvo más liviano y me torno capaz de alcanzar lo imposible como un pájaro de la velocidad que se aleja de la tierra en pos de remontar los cielos más altos y perfectos...


   Yo entreno duro todos los días porque sé que esos patrulleros vendrán por mí en la noche muerta de Buenos Aires. Ya los oigo con sus sirenas de perdición, ya los veo con sus disparos de maldición. Me buscarán machos fatales dispuestos a liquidarme para regocijar a las putas de sus hembras. Las hijas de Salome pedirán por mi cabeza a esos brutos sin piedad ni letras. Los hijos de la tierra estarán dispuestos a masacrar mi cuerpo con tal de copular con esas arpías que querrán presenciar mi ejecución. Sepan esos bastardos que los espero acá en el Sur de la Ciudad. Sepan también que yo no estoy encerrado con ellos en este mundo sino que son ellos los que están encerrados conmigo. ¡Voy a matarlos a todos si es que se atreven a atacarme! Don't tread on me! ¡Salud y anarquía para todos!

sábado, 17 de enero de 2015

Sueños locos XXXIII (Jesucristo)




   Una iglesia larga, grande y aguda en la punta que está pasando el altar principal; una nave central grave que se clava como una espada afilada contra el resto del orbe. Altas torres en el cielo y luminosas imágenes de santos alrededor, en las capillas laterales. El esplendor de Dios hecho materia artística. Los colores oro, plata, escarlata, bronce y marrón por todas partes: una paleta de tonos luminosos y oscuros se alternan en la retina del observador. Uno pasa el nártex y se encuentra a sí mismo diminuto ante la inmensidad del Señor y su parafernalia mística. Mira hacia arriba y no termina nunca de vislumbrar la cúpula en su totalidad. Cada ángel pintado por un genio anónimo merece ser contemplado con sacra piedad y piadoso silencio. El manto de la Virgen envuelve las penas del peregrino, que no se siente digno de posar su profana vista sobre los ojos hermosos de la Reina preciosa de la Creación. El amor sacude el cuerpo, y el alma se siente agitada ante la Señora suspendida en el aire. Todo por obra y gracia de un  ingenioso varón que simuló una aparición mariana ni bien entrada la fila de asientos píos con inscripciones que remiten a difuntos generosos para con el Catolicismo. Esta breve composición de lugar responde a aquella tarde de verano e invierno en la cual me toco servir de custodia en el atrio. La noche estaba por llegar en cualquier momento pero el horizonte permanecía mudo por el abrazo celestial del naranja y el rosado mezclado con el celeste y el blanco de las nubes. Era una hora queda, una melancolía de risas frente a la plaza que vive y bulle del otro lado de la avenida. Allá mora el verde de los árboles altos y copudos, el verde de las rejas y los bancos de madera. Reverdece la natura suprema, calma y majestuosa. Y sí, yo estaba ahí en ese ayer, ayer que hoy recuerdo para las generaciones que vendrán si es que no las abortan primero. Porque yo fui en busca de la gloria a ese templo que es un símbolo del mundo, una imagen que sintetiza todos los matices de la Tierra. Hacía calor y frío al mismo tiempo: la frente me llovía pero llevaba puesto un uniforme que no alcanzaba a abrigarme lo suficiente. Era un tiempo cero, muerto. Imposible dar mayores precisiones sobre ese conjunto de contradicciones y emociones que es la religión.
    
     Yo estaba parado ahí en el frente junto a un vago más. Las velas iluminaban la barca de Cristo. El Papa Francisco estaba dando Misa como un capitán que toma el timón en tiempos de tormenta. Sentía ganas vivas de entrar a rezar, confesarme y comulgar pero tenía una misión que cumplir: custodiar el lugar santo. Nada podía pasar pero yo debía estar igual, estar por estar o, como dicen algunos, "hacer presencia". Adentro las viejas se emocionaban con la presencia del Santo Padre. El Sumo Pontífice alababa a los jóvenes y decía que no se puede vivir con "cara de circunstancia". La chusma reía estrepitosamente. Las carcajadas podrían haber hecho estallar los cristales pero el Espíritu Santo no quería signos de ruptura en rededor. "Todo está bien, todo está bien". Era una fiesta inigualable, nunca antes superada. El Obispo de Roma se deshacía en gestos y chistes para enseñar verdades de orden superior. Era una suerte de "stand up católico" utilizado como un recurso pedagógico para la catequesis. En las calles adyacentes había algunos curiosos que esperaban la salida del Sucesor de Pedro pero no eran tantos ya que Su Santidad prometió visitar distintos puntos de la ciudad para evitar las avalanchas, las turbas en trance y toda suerte de desmanes generados por su presencia. Una visita apostólica es para que haya vida y no muerte, y cuando digo vida es porque en verdad quiero decir "vida en abundancia". De eso se trata nuestra fe, fe que es injustamente menospreciada por ateos, locos, criminales, masones, políticos, periodistas y tipejos vulgares en general. Ya lo dice la Biblia: "Las puertas del infierno no prevalecerán contra la Iglesia". Sumido en todas estas reflexiones, mi corazón latía cada vez más fuerte. Dios existe. Dios existe. Dios existe. Tres veces escribo "Dios existe" porque así es. Y lo pronuncio con mis labios pecadores. Soy feliz. A pesar de todo, y en medio de mi triste y vil condición humana, hallo consuelo al saber que me espera el Padre Jorge en sus plegarias por todas las naciones. Y sé también que arriba hay Alguien que nos está amando en este mismo instante. En esos minutos en los cuales montaba guardia también era consciente de la presencia divina en nuestros días. Por eso reía.

     ¡Y por fin la Epifanía! El Papa Pancho se convirtió en el mismo Jesús. Vino hacia mi compañero y hacia mí con ropa resplandeciente de lino blanco, por lo menos esa descripción la hallo más evangélica que cualquier otra. Porque podría decirse que Dios vestía como un César ya que se hizo allí en Gloria. Transformación de Su Santidad o aparición del Señor. O ambos sucesos a la vez. Mi colega y quien escribe se prosternaron al estilo musulmán, besaron tierra y amagaron con besar los pies divinos pero el Hijo del Hombre dijo que no hacía falta aunque agradeció el gesto piadoso. Nos sonrío con brillo cegador. Tenía aspecto de ser un judío rico que vive y trabaja en Hollywood. Se lo veía divino: bronceado, marcado, con la piel hermosa y los cabellos marrones perfumados y lavados. Era alto y estilizado, de contextura atlética. Llevaba la barba cuidada. Su aliento era de menta fresca y refrescante. Digo así a riesgo de ser redundante porque cada vez que hablaba salía un viento glaciar de su boca perfecta. Al día de hoy no puedo olvidar a ese ser tan bello. Los ojos de color marrón le explotaban de amor. Nunca pisó el mundo joven más apuesto que Él. Mientras yo estaba inclinado como un islámico, el sentó sobre mi espalda a modo de chiste. Dijo que estaba cansado de estar de pie. Después me exhortó a creer en Él ya que "ni Ptolomeo ni todos los filósofos y sabios griegos juntos alcanzan la mitad de mi fama". Parecía Jesucristo Superstar. Tal vez alguno o alguna se escandalice con este retrato que hago del tipo más importante de todos los tiempos pero no es mi intención dañar susceptibilidades religiosas. Soy católico. Simplemente me limitó a plasmar lo que he vivido, lo que he visto. ¡Oh Cristo! Segundos después nos regaló una sonrisa atómica y desapareció. Se borró como una luz que se apaga de golpe.

     Un tiempo después el Papa hizo un viaje a un lugar cuyo nombre no puedo decir. Yo estaba de custodio de él. Sabía que podía pasarle algo malo. Me enteré de un complot contra la Iglesia organizado por hombres de Estado y listo para ser perpetrado por periodistas. En la puerta de un templo gigantesco perdido en una selva de calor, fuego y humedad intenté contactar a Francisco. No pude porque la agenda papal estallaba. Una secretaria suya estaba justo en el atrio durante aquella tarde de llovizna tropical. Era una joven de tez trigueña, pequeños ojos negros y cabello lacio, largo, suelto, brillante e intensamente oscuro. Era un poco gordita aunque un tanto alta, diría que medía 1,70 cm. Vestía un pantalón de vestir color ambar, una chaqueta de igual tono y una musculosa escotada de un rosa furioso y fuerte. Llevaba zapatos de taco alto de madera clara. Me parece que no estaba perfumada. Su semblante era serio, distante y hasta un tanto soberbio. Las malas lenguas hablan de "piojo resucitado" pero yo no critico al prójimo. Simplemente hago literatura, nada más. Bien, la encaré y le comenté que en los próximos días habría de desatarse una operación de prensa contra mi ilustre compatriota. Me agradeció el aviso. A los pocos días se frustró todo el plan masónico por mi intervención. Se puede decir que, de alguna manera u otra, yo salvé el mundo pero no pude jamás jactarme de nada so pena de poner en riesgo la vida de muchos. Ahora que pasó mucha agua debajo del puente y el olvido hizo lo suyo, puedo afirmar con alegría que estamos ante un final muy feliz o ante el inicio de una historia de gloria...

martes, 13 de enero de 2015

Buenos Aires capital del siglo XXI...






  Este viernes que pasó salí a correr a eso de las 19 hs. Quería bajar un poco el pechito de cerdo y la bondiola que me clavé en Navidad junto a un pollo y una ensalada de papa y huevo y otra mixta amén de la mesa dulce y la fresita del brindis. Comí como un condenado (modestia aparte, cocino muy rico). O sea, tenía que entrenar sí o sí. Pero me sentía vencido por una pachorra muy argentina. Me propuse hacer cuatro kilómetros rápidos e intensos pero nada más que eso. Nada de ir hasta Pompeya y volver a Lugano. La cosa es que la vagancia mía chocó contra el culo impresionante de una morocha de mirar pardo que feliz trotaba hacia quién sabe dónde: tenía la tanga perdida en medio de unas nalgas nunca vistas, había que quitarle el hilo dental con bisturí a esa felina de calzas negras. Yo ya había terminado mi sesión y estaba elongando pero de pajero nomás continué detrás de esa fiera. Cuando quise acordarme, ya había hecho doce kilómetros. Obviamente que no iba detrás de esa tigresa pampeana sino que le pasaba por al lado, le miraba las sentaderas y me iba a la otra punta y luego volvía a hacer lo mismo. No era muy rápida. Además, no podía ser yo tan degenerado de respirarle en la nuca. Si hubiera sido ella una maratonista, podría haber intentado hacerme el distraído que va detrás pero era una chica pequeña de altura cuyas piernas no daban para piques largos. Más bien que dos pasos míos me alejaban quinientos metros de su belleza. Lo importante es que vi una cola perfecta, una cola entangada de una señorita que hace deportes. Como si fuera poco, yo terminé mi entrenamiento y me puse a estirar. 120 cuadras se sienten luego de una semana de festejos y comilonas. Me estacioné en un rincón de la Avenida Roca. Pasó ella y se paró a hacer elongación. Me miró directo a los ojos. Yo no bajé nunca la mirada. Pocos metros me separaban de la corredora más sexy de la Comuna 8. No podía intentar acercarme porque había una familia de pelotudos parada muy cerca de nosotros. Los odié con toda el alma. Después se fueron esos hijos de puta aguafiestas. Amagué con desplazar mi cuerpo con cualquier excusa boluda pero la bella de pelo lacio oscuro y rasgos arabescos ya había entablado retirada. La crucé en el semáforo pero ya no me daba mayor importancia sino que estaba muy metida en la música que salía de los auriculares. Es difícil la vida del hombre: se van las tipas justo al rincón donde vos estás, luego de haberte visto y más que visto en toda la carrera, te encaran con los ojos marrones del deseo y la noche y luego, cuando uno se dispone a avanzar, toda la escena desaparece en medio del tránsito, los autos, el premetro, los colectivos, los camiones y la nada misma. Ilusiones. Tal vez sean espejismos del mundo para correr un poco más, trofeos que se apartan para que el deportista redoble sus esfuerzos en pos de alcanzarlos algún día...
      (La morocha entangada en la semana de las Fiestas) 


  Este año fue muy bueno desde lo académico pero muy malo desde lo sexual: desde el 2012 que no pasa nada. Terrible. Esperemos que el 2015 sea diferente. Supongo que todo va a estar mejor. No sé. ¿Hay más sexo en años electorales? Antes del 2016 voy a saber la respuesta a esta pregunta...
       (Sexo y política)


  Muchos se sorprenden de que yo salga a correr con 36 grados de térmica. Bueno, una vez, ese día que hizo cincuenta grados, también salí a entrenar. Les explico el porqué: uno tiene que estar fuerte y bien preparado ante cualquier eventualidad. Muchos machos malos y locos pretenden destruirme y yo tengo que saber protegerme. No me gusta la violencia. La detesto. Pero estoy dispuesto a defenderme. Sudamérica es una tierra inhóspita de chacales, indios brutales, negros salvajes, tigres del Plata, pumas, anacondas, patas de lana, yutas, gauchos bravos, choborras, mamertos y otros excrementos. Es decir, las fieras pueden acecharme en cualquier momento y devorar mi existencia en un instante. Por eso procuro mantenerme en forma, vivir sano, no fumar, no drogarme y no consumir alcohol. Soy consciente de que un día cualquiera tendré que enfrentar un peligro muy grande...
        (Día de entrenamiento)


  El 2014 fue un buen año para mí pero el 2015 va a ser mejor. Mi idea es seguir fuerte en la universidad. Empiezo tercer año de la carrera de Letras. Además, quiero seguir escribiendo, leyendo, preparando textos, exámenes y otros desafíos intelectuales. También deseo insistir con esto de ir a correr, salir a caminar y conocer gente linda. En definitiva, espero que más allá de la coyuntura electoral sea un buen tiempo para todos. Saludos y bendiciones.
         (2014)


   A ver... ¿Con qué empezar este año? Bueno, una historia breve de esta semana que está entre el 2014 y el 2015. El lunes iba en el colectivo por la mañana con cara de nada, como siempre. Por el pasillo del bondi se acercó una joven alta, delgada y estilizada de tez muy blanca, pelo negro recién lavado y ojos verdes casi celestes. Preciosa ella. Se sentó a mi lado. Dudó al ver mi expresión de pajero incurable pero se quedó con papá. Seguimos viaje. Yo miraba por la ventanilla y cada tanto me fijaba en ella; en sus senos pequeños pero dulces, en la perfección de ese cuello de cisne y en la gracia de los brazos y las piernas de porcelana. Llevaba un pantalón muy cortito de jean que regalaba una vista majestuosa de unos muslos suculentos como menú navideño. Lo voy a sintetizar: era una belleza del tipo anglosajón: estirada, fina, sin muchas curvas pero muy delicada y femenina. Una señorita que uno se enorgullecería de presentar en sociedad, una modelo de alta costura. Cero grasitud. Cada tanto yo volvía mi ojos a los de ella y la buscaba para ver si había onda. En una de esas, se acerca como para darme un beso y retrocede como la jirafa que vuelve en sí misma después de haber intentado picotear sin éxito. Yo la quise avanzar varias veces con la boca pero se echó atrás y abrió la mirada en un gesto de sorpresa absoluta en cada una de mis embestidas románticas. Nunca me habló pero tampoco amagó con irse a sentar a otro lado. Estuvo en todo momento ahí. Yo dudé sobre qué hacer. Tenía miedo de perder, ser humillado, quedar como un tonto o, peor aún, temía el mote de "acosador". Fue todo muy rápido. No tuve reacción de intentar una conversación, pedirle el teléfono o inventar un vuelo de otro nivel, lejos de la moralidad urbana. No sé. Después de que pasó todo me sentí con culpa por no haber arriesgado un poquito más. Yo me acerqué a su rostro en varias oportunidades y nunca se quedó para recibir su merecido. Tampoco me dio una cachetada o me recriminó mi osadía. Es muy complicado. Intuyo que lo único que quería era jugar conmigo y con su histeria, hacer ameno el recorrido por las calles de Buenos Aires y sentirse bien, fuerte en el arte mudo de seducir... Otra vez será. Brindo por un 2015 con sexo, encuentros casuales, acción, tiroteos, ladronas de besos y eventos inesperados. Así será...
       (La minita del bondi)


  Hay muchos que sistemáticamente se oponen a todas las personas que tengan cualquier clase de vínculo con el Gobierno. Es una idiotez burguesa, una frivolidad clasemierdera del pensamiento. Leí los comentarios al pie de esta nota de Clarín, un diario que miente todos los días, y me sorprendí de la maldad de los que prefieren ir a un supermercado extranjero y dejarse romper el alma en la caja. Yo suelo comer la carne de Samid y es muy buena. No sé por qué hablan tan mal de este empresario nacional ¿Será que le tienen bronca por ser él un defensor de la causa de los pueblos árabes e islámicos amenazados por el Imperio Anglo-norteamericano sionista? ¿O son simples acomodados que gustan de tirar manteca al techo y burlarse de los pobres? ¿Cuál es la razón por la cual la puta oligarquía, que veranea en Puta del Este, odia a este señor? El Turco le da soluciones al trabajador, tiene propuestas concretas y trabaja con Daniel Scioli, próximo Presidente de todos los argentinos. A esta altura me parece que a muchos les revienta que este gordo bueno reivindique la causa Malvinas y que invierta en este país. Se hablan muchas pavadas. Yo conozco los productos de Coto, Carrefour, Jumbo, DIA, los chinos y otras cadenas y la calidad es más o menos la misma en todos lados. Lo que tiene La Lonja del Rey es que atienden varones viriles y no sexys cajeras de hermosas nalgas. Nada más que eso. Pero es mentira que en los locales de este caballero haya mal olor o la mercadería sea mala. No es así. ¿Por qué tanto afán en defender la intermediación parasitaria? ¿Por qué? Se nota que Magnetto está nervioso, viejo masón y prostático y enviado de Satanás. ¿Y los que mediante redes sociales se suman a las críticas al "Rey de la carne"? Bueno, esos son unos mediocres, unos acomodados hijos de mamá y papá empresa privada que quieren que los argentinos humildes mueran de desnutrición. Después son los primeros en pavonearse con esto de la inseguridad, viejas histéricas e hipócritas. Yo suelo ir a la sucursal que está en Flores, la que me queda mejor teniendo en cuenta de que soy de Lugano 1 Y 2, y veo todo tipo de personas comprando: desde pelafustanes como yo hasta terribles señoras bien puestas y bien vestidas y hombres muy presentables y acicalados. En síntesis, hay una campaña contra todo lo que sea nacional y popular. Se quiere borrar del inconsciente colectivo al almacén, la libreta, la cultura del esfuerzo, el Mercado Central, el espíritu malvinero, la causa palestina y otros puntos calientes de la agenda nacional e internacional. ¿Qué dirán todos esos bastardos antiargentinos ahora que se viene Mac Rey? ¡Viva la Patria carajo! ¡Viva el Turco Samid! ¡Viva la Palestina! ¡Viva Argentina! ¡Combatiendo al capital! ¡Viva Perón!
       (Alberto Samid, héroe nacional)


  Verse rodeado de pánico, sudor, gritos, caballos, locos, cañones, canciones peores, poemas fieros, visiones pardas, versiones tardas y ratas aladas es descubrir que la noche está aún por realizarse en un milagro de caridad, decencia y dignidad: abrirle el paso al amanecer es la redención del satánico y desnudo cielo nocturno...
  Entonces es un entonces. Las sombras ya no son más. Explota el día, la alegría, y las piernas tatúan surcos en la tierra ebria de rocío y trasnoche. Ya los temores se apagaron. No hay lunas orientales ni doncellas perplejas. Florece el universo y los colores. El mundo es mío...
       (Poema de las sombras)


  La sociedad turca está regida por valores tradicionales, valores de raigambre abrahámica. No soy un entusiasta del Islam pero tengo que admitir que Oriente está destinado a sobrevivir: mientras en Occidente se está consumando el invierno demográfico por fuerza del aborto, el egoísmo, las drogas, el alcohol y los estilos de vida liberales, en Oriente siguen creciendo. Es la ley de la naturaleza, es la ley de Dios: dispersarse y multiplicarse. La suma de individualidades y libertades múltiples no hace al afianzamiento del colectivo. Desde ya, no propongo un régimen totalitario que se meta en la cama de sus ciudadanos. Pero estaría bueno que se acabe con la manía de abortar, de drogarse, de emborracharse y de seguir todos los dictados de la secta LGTBIQ.

  La mujer debe ser libre de estudiar y de progresar en la vida pero sin caer en la engañosa propaganda del Sistema, que pretende crear ejércitos de tipas estériles, abaratar la mano de obra por excedencia de "recursos humanos" y generar mayor consumo (ellas compran más que nosotros). ¿Por qué es tan humillante hablar de maternidad? Deberían sentirse mal las féminas cuando desde los medios instalan la idea de que tienen que priorizar el trabajo por sobre la familia. ¿Qué quieren? ¿Tan importante es ser jefa en una multinacional? ¿Cuál es la onda? ¿Llegar a los cincuenta sin chicos para luego hacerse un hijo cuya semilla estuvo veinte años en una heladera? ¿Qué otras alternativas hay? ¿Ser una loca amante de los animales? ¡Por Dios!

  Cuando veo noticias como estas me siento tentado de irme a vivir a países como Turquía, Rusia e Irán, que aunque de regímenes y visiones diferentes, no dejan de ser lugares en los cuales la mujer es mucho más accesible que en este rincón del globo, donde hay muchas putas liberadas que sólo piensan en sí mismas, no en hipotéticos novios ni maridos. Es lamentable la decadencia que se abate sobre Occidente. Es más, creo que toda la mierda que están fomentado desde el poder acabará por consumir a los mismos gobernantes y hombres de negocios. ¿A quién puede beneficiar esto en el largo plazo? Una Europa de ancianos, una Argentina camino a eso y un Islam que se adueña del planeta...

  Desde ya, creo que como católico no sería bien recibido en naciones islámicas o cristianas ortodoxas como Rusia. Pero me encantaría ser un intelectual al servicio de un régimen que me simpatiza. No sé. Me parece que muchos de los que trabajan en Russia Today tienen muchas limitaciones. Creo que en la semana mando el C. V. y los textos que tengo escritos y por ahí me toman, ja, ja, ja.
Una última consideración: yo no olvido el genocidio armenio y lo condeno. Asimismo, tomo distancia de la política exterior de Turquía, alineada a USA, Inglaterra e Israel. Simplemente me limité a reconocer algo muy positivo como es la defensa de la familia. Ojalá tuviéramos acá gobernantes que pensaran a largo plazo. La agenda de un país no puede estar manejada por los delirios de las burguesas izquierdistas que alborotan las universidades...

http://actualidad.rt.com/sociedad/162145-ministro-turco-carrera-mujeres-maternidad#.VKdhBVZrCGI.facebook

         (Turquía, un ejemplo a seguir)


  Recién recién terminé de leer El Juguete Rabioso. Un librazo. Son esos textos que uno leyó sin haberlos leído porque son parte viviente de la cultura nacional, de la identidad porteña. Desde antes de nacer que conozco la obra, al menos eso es lo que siento. Durante tres días estuve deambulando por la Ciudad y muy especialmente por el barrio de Flores; todo por la fuerza de la lectura detenida y contemplativa. Es muy grato hallarse cómodo en una novela que tiene casi cien años. Las problemáticas argentinas son parecidas hoy y en ese ayer casi romántico: desocupación, falta de oportunidades para los jóvenes, exclusión, vicios, noche, delincuencia, personas que prometen y no cumplen, sueños rotos, desesperación, problemas con la policía e incertidumbre con respecto al futuro. Yo les recomiendo a todos que en vacaciones se den el gusto de disfrutar de esta pieza de arte de Buenos Aires: una joya del sentimiento, la subjetividad, las pasiones, las ilusiones juveniles; una joya que muestra los desencuentros con la Fortuna y a la Gloria siempre esquiva como una puta maldita. Las páginas de Roberto Arlt están llenas de vida, tensión, golpes inesperados, matices, detalles de color y porciones de nuestro ser argentino. Estoy asombrado de cómo yo me siento identificado habiendo nacido en 1989... Es como un tango eterno, una literatura hecha para mí, una literatura que me hubiera gustado escribir. La impronta arltiana es tan fuerte en nuestra sociedad que yo mismo, salvando las distancias infinitas, amago a escribir con un estilo parecido desde hace mucho; eso se debe a la pujanza del autor en el inconsciente colectivo. De lo contrario no se explica cómo personas de este siglo sienten un encanto tan grande por un librito de la época de sus bisabuelos. Hay una magia acá en este suelo que inspira empresas artísticas formidables como esta que hoy alabo. Ya que estoy, y siguiendo con escritores nuestros, les aconsejo Adán Buenosayres de Leopoldo Marechal. Saludos.
          (El juguete rabioso)


   Me alegro de que existan movimientos alrededor del mundo que luchen por la dignidad y los derechos del varón. Porque en este mundo todos son protegidos por los Estados y las organizaciones no gubernamentales pero los hombres somos siempre marginados como si fuéramos dioses ajenos al dolor y a los problemas de la existencia. Hay sociedades protectoras de animales y grupos de presión de homosexuales, mujeres e inmigrantes pero nada para nosotros, los muchachos...
  Y sí, el Feminismo no existe: casi no hay mujeres en la construcción y la mayoría de los muertos en guerras somos nosotros. Hacemos los peores trabajos y sufrimos la explotación laboral más que ellas, que quieren ser "Presidentas" y jefas de grandes empresas. O sea, igualdad para estar ahí arriba y mandar, nada de deslomarse en algo difícil. Y bueno, ¿cuándo te va a invitar una tipa a tomar algo? Son siempre los tipos los que tienen que pelar la billetera. Y si el sujeto está desocupado, se queda sin nada. Así es la vida...
     (Hembristas y feminazis)


  No comparto para nada ese discurso que dice que uno está determinado por sus colectivos sociales. Soy profundamente individualista y libertario en mi pensamiento sociológico. Para ser más concreto y claro, les doy un ejemplo: muchas mujeres hablan desde el "género" y no es así, esa es una manera de imponerse un rol, no de "emponderarse" por la gracia, desgracia diría yo, del Feminismo. La persona que quiera conseguir algo en esta vida tiene que legitimarse por la fuerza del talento individual y por la potencia universal de su genio, no por una particularidad recortada contra un fondo de ignorancia, superstición y duda. Las mujeres, los negros, los homosexuales, los inmigrantes y otros grupos que reciban o pretendan recibir un trato diferencial por su sola condición, y que para eso estuvieran en el juego perverso de intereses espurios y politicastros camuflados de "militantes sociales" o "activistas", deben saber que están reclamando privilegios y no derechos. Poseen la hegemonía en la actualidad pese a las protestas y la victimización constante para tapar la realidad de "Presidentas", jefas, pensiones, lobbies inquietos y periodismo servil. Después acusan a los varones heterosexuales de ser unos "privilegiados"...
  Imponer la cultura de la victimización permanente es "estigmatizar" a los que supuestamente se quiere defender. Una vez llegados a este punto es posible pensar, aún a costa de ser acusados de paranoicos o locos, que en verdad la intención de toda esta dialéctica engañosa de los Derechos Humanos y sus derivados no es proteger a ningún grupo o ser en particular sino atacar ciertos valores e instituciones contrarios a intereses inconfesables. Mejor dicho, más que desear la libertad de la mujer, lo que se quiere es la destrucción del hombre y la familia. Por lo menos así lo veo yo...
       (Terrorismo del lobby) 


       ¿Por qué tanta polémica por las chicas que muestran sus esculturales cuerpos en calzas? No entiendo. La otra vez también pasó algo parecido: se armó un candombe fenomenal por las pibas que atienden vestidas de colegialas en una estación de servicio. Hay que dejarse de jorobar con estos temas. La mayoría de los que ponen el grito en el cielo son viejas horribles y gordas o jóvenes frígidas y sexualmente inseguras. No puede ser que hagan tanto escándalo por esto. Se debería festejar la belleza de la mujer argentina y no mandarla a esconder. En todo caso, entrenen todo el día en el gimnasio y van a tener un cuerpo igual o mejor que el de estas yeguas argentas...

http://www.infobae.com/2015/01/05/1618964-polemica-santa-fe-ajustadas-calzas-invitan-votar-barletta

        (Barletta Presidente 2015)


  Los regímenes políticos buscan legitimarse en el pasado o buscan someter a los otros mediante la recomposición de la historia. Los romanos se decían hijos de los griegos con la intención de ganar aceptación en el Mediterráneo y en las masas brutas del continente. Bueno, ahora parece que los chinos, o algunos chinos, están sugiriendo que las civilizaciones precolombinas tienen un origen remoto en China, lo cual resulta verosímil. Grave es decir que los incas y los aztecas descendían de "arios" perdidos en América...

   En todo caso, se ve qué importantes son las carreras humanísticas y la formación intelectual para crear sociedades y tipos sociales. Es absurdo renegar de este tipo de cosas que tienen que ver con la identidad, el folclore, la cultura y el origen. En fin, nosotros, hijos del Cid, tendríamos que volver a las fuentes o reinventarlas para no quedar rezagados en el concierto de las naciones...

http://elcomercio.pe/mundo/actualidad/china-y-restos-que-demostrarian-pasado-ligado-al-peru-noticia-1782612

            (Chinos locos)


  No sé si es verdadera la situación esa del tipo que pide un aderezo a una chica que trabaja en un local de comidas rápidas y enciende la indignación de una feminista que ve en esto "la cultura de la violación". Lo que sí puedo decir es que es verosímil y yo mismo he vivido hechos parecidos aunque no tan exagerados. Vivimos en un mundo convulsionado, en un mundo de locos, fanáticos y extremistas. No veo mayores diferencias entre las feminazis, los miembros del ISIS, los del Partido Republicano y los que matan a unos tipos por unas caricaturas...
          (Lesbianas y mayonesa)


 #‎YoNOSoyCharlieHebdo Yo hice una nota en repudio de los atentados en París pero yo no soy Charlie. No tengo nada que ver con blasfemos y burladores del demonio. Obvio que lamento la muerte de esos pobres infelices. Yo defiendo la vida, siempre. En todo caso, yo soy Palestina. Todos los días Occidente con Estados Unidos a la cabeza asesina en Oriente y nadie dice nada. No seamos caretas, por favor. Porque humanos somos todos sin distinción de religión o nacionalidad. Es como dice Judith Butler: parece que hay muertes más "llorables" que otras. Esta pensadora feminista tiene posturas muy acertadas en materia de política internacional, posturas que le valieron el repudio de los sectores más radicales de su colectividad pues ella critica a USA e Israel...

   Acabo de ver algunas caricaturas anticristianas de Charlie Hebdo. Dan asco y vergüenza. Desde ya, no celebro la muerte de esos idiotas. Pero me parece que es grave lo que hicieron. ¿Libertad de expresión para qué? ¿Para burlarse de todas las religiones? No comparto las imágenes porque son vomitivas. Yo no soy un católico ultra ni nada pero tengo sensibilidad. Todo bien. Una cosa es un chiste pero estos estaban sacados, eran unos demonios. Espero que Dios se apiade de sus almas. Para mí no está bueno que ridiculicen a la Santísima Trinidad. Después se quejan de los dibujitos satíricos de los judíos usureros...
              (Je suis Alan)

lunes, 12 de enero de 2015

Música de silencio

  


  Casi como una geometría de palabras. Todavía la recuerdo. Le veo el largo pelo negro y lacio en caída libre. La veo a ella en mis besos más lejanos. Pasaron nueve años. Pasó mucho tiempo. A riesgo de ser redundante, cito una frase de viejos: "Pasó mucha agua bajo el puente". Sí, y yo fui llevado por esa corriente. Me ahogué. O tal vez me colgué de la baranda del puente y ahí nomás mi cadáver dio en el río ante la mirada inexistente de las carretas. Todavía estoy mareado. No es que la tenga en colores pero hoy me vino. "Las segundas partes nunca fueron buenas". Claro que no. O tal vez a veces funciona pero a mí no me interesa. En el libro de las caras vi que estaba pero seguí de largo. Ya no me corresponde. Puede que nunca me haya correspondido. Quizás fue una excusa para adentrarme todavía más en las letras. Hay que escribir, hay que sumar. Algo va a quedar. No alcanzo a ver el sentido de mí en esta Argentina del 2015. ¿Qué hago acá? Estoy confundido. Creo que no pertenezco a la existencia. Soy ajeno a todo, incluso a lo ajeno. Vivo por fuera. No soy participe de nada. Cualquier burgués podría decir que soy un fracasado. En conclusión primera, no soy del mundo de esa musa temprana. Y digo "conclusión primera" porque voy a formular una serie de conjeturas más que balances finales. Ni sé lo que escribo. Es una marea de mierda lo mío, puro abono para el porvenir; porvenir que forzosamente tiene que venir si es que el Estado no lo confisca primero. De todas maneras voy a creer en lo venidero porque tengo que dibujar algunas líneas dignas de la atención universal, de la tensión emocional. ¿Cómo levantar la temperatura en verano? Pongo un par de tetas magnificas, pálidas y apetecibles y una cola cortada por una tanga perfecta en forma de "t" en la imaginación del hombre lector, todo un escándalo para la lectora que me tratará de machista y me insultará en un idioma inventado hace tres días. ¿Ya está el lío? Ahora el Papa Francisco puede estar contento ya que generé un disturbio de aquellos en las mentes que tengo cautivas en este preciso instante de ilusión, fantasmas y madrugadas que se lamentarán mañana por la mañana por el peso y el paso de la tormenta grande que apuñalará a Buenos Aires...

  Voy a la sensatez ya que el párrafo anterior es un adorno. La cosa es que estoy afuera del mundo. Soy un marginado, un inadaptado social, un loco, un perverso, un hijo de puta, un miserable, un ser despreciable, un criminal, un irresponsable, un terrorista, un conspirador, un idiota, un indigente, un problema, un vicioso, un depravado, un cero a la izquierda, un falso profeta y una mierda. Todo, todo, todo. Lodo, lodo, lodo. Me veo borroso, me veo borrándome cada vez que escribo. Porque vi que ella está más o menos igual pero con muchos kilómetros de penes en su interior. Diría yo que en alguna parte de su cuerpo se formó una autopista de miembros masculinos interconectados: algunos entraron por atrás, otros por adelante y unos cuantos ingresaron por vía oral. En un momento dado, se enredaron las viriles fortalezas y ahí quedó constituido el complejo lechero más grande de Sudamérica. ¿Me hubiera gustado ser obrero en esa magna obra de infraestructura? Se podría decir que soy ingeniero en esa construcción fálica pero más me gusta verme en la posición del escritor que camina por la Ciudad de Buenos Aires y que escribe y describe. Eso era más o menos lo que quería decir. Lo demás es relleno. Quería referirme a esa belleza ahora marcada por tatuajes; marcada por la vida, el dolor y los problemas.  

  No la quiero jorobar. No tiene sentido intentar hablarle. Yo no tengo nada para darle. Podría conversar pero ya está, ya fue. ¿Qué sentido tiene revivir historietas secundarias? Está todo perdido. Por lo menos eso diría ella. Yo soy hombre. Se me cortó la primavera que nunca tuve trabajando. La pasé mal. La señorita padeció lo suyo pero en un ambiente burgués. En todas las casas se cuecen habas pero ella ha comido rabas y  yo nada, no es lo mismo. Siempre estuvo en otra, Zona Norte. Yo, el idiota de Villa Lugano, acá en el Sur. Bien, gracias. ¿Qué nos queda? ¿La vida nos va a volver a cruzar? ¿Y por qué miro al pasado? ¿A qué se debe esta puta nostalgia? ¿Será que no tengo nada? ¿Será que nadie me espera? ¿Por qué ir atrás? Reconozco mis derrotas. Estoy al costado de todo. Quiero ir derechito pero no me dejan circular. Voy a pie como un pobre peregrino y llevo mis mundanas pertenencias al hombro. ¿Camino solo a la tumba? Estamos todos condenados a muerte. La cuestión es que algunos esperan la ejecución en compañía del amor. Yo voy boyando con la esperanza de que un cura venga a darme los últimos sacramentos antes de partir porque todos vamos a morir. Lo tengo claro. No está bueno ir por ahí solito. ¿Para qué tener pene si no se tiene lugar donde meterlo? ¿Y para que Dios nos dio corazón a los varones si no tenemos amor para hacerlo andar? Incertidumbres y falsas expectativas. No sé dónde voy a ir a parar. El futuro es incierto y el mundo es difícil, muy difícil. No hay certezas de ningún tipo excepto que sobran tipos y escasean las chicas. ¿Alguno quiere decirme algo? Pueden comentar.

  Ya es tarde. La perdí. Perdí mucho. Es posible que siga perdiendo. Sigo triste un derrotero de derrotas mil   y pocas victorias. Confieso que tengo mucho miedo. Todo el día tengo miedo. Soy un cobarde. Muchas veces se me pasó por lo más recóndito de mí la imagen mía con sudor en la frente y en la garganta y con la desesperación a flor de piel; solo frente al mundo, llorando de dolor ante la soledad, el vacío, las burlas, los gestos turbios y las turbas negras y envilecidas. Necesito un abrazo y una palabra de aliento de una mujer. Siento que valgo poco. Tengo la moral muy caída, estoy pasando un mal momento. Me gustaría sentirme un hombre genial. Por dentro estoy hecho polvo. Sufro mucho todo esto. Los lamentos que escribo no soy misoginia sino todo lo contrario: yo tengo en mucho a las chicas y mis muestras de despecho no hacen más que confirmarlo. Uno desea lo que no tiene. ¿Será que "donde existe una necesidad nace un derecho"? Puede ser. Así lo pienso y lo creo. Estoy en esa dirección. Sin embargo, esto no evita que la vida se me vaya encima muchas veces. Obvio que estoy con los humildes. Yo soy un desposeído del pecho. Me falta algo. El problema es que el Estado no me lo puede dar, por lo menos no el Estado de hoy, que no concibe la felicidad de sus ciudadanos en términos amorosos. ¿Qué más? ¿Qué más? Nada más. No me quedó nada. Llegué al punto de no poder continuar. El sueño me ganó. ¿Algo para terminar? Sí, tengo algo que decir: yo no voy a tirar la toalla. Voy a seguir peleando. En estas últimas frases se hizo en mí la fuerza que estaba reclamando. Voy a luchar hasta el final por ser enteramente feliz, por encontrar a mi media naranja y beberme su jugo. No me voy a entregar. En todo caso, venderé cara mi derrota. Y sino es con aquella, será con otra. ¿Se me va a dar? ¡Qué sé yo! Necesito que cambie mi suerte. Es duro transitar por este trance...

Dos años y dos meses sin sexo...

  




  Dicen que no hay dos sin tres. Yo no creo en esa pavada de ser positivo para obtener lo que uno quiere. Porque he sido muy optimista durante mucho tiempo y nada. ¿A qué voy con esto? Creo que voy a seguir padeciendo con la maldición iniciada en 2012 y continuada en 2013 y 2014: los dos años sin sexo desde aquel octubre del año en que supuestamente terminaba el mundo. Más todavía: dos años, dos meses y algunos días, para ser más específico. Es mucho. Este 2015 creo que también va a ser de sequía. No es que me estoy predisponiendo mal. No soy pesimista: soy realista. No hay mujeres. Estos primeros días no parecen augurar nada bueno. El futuro es incierto. La soledad amenaza con cernirse una vez más sobre mi humanidad. Es una sensación de mucha angustia; una profunda crisis existencial, emocional, vital y hormonal, claro está. Es terrible. Yo hablo con total sinceridad. Porque sería hipócrita de mi parte decir "quiero estar solo" cuando no es así. Me gustaría tener algo. Aunque sea de una noche. Pero todo continúa igual. Es increíble. No sé qué va a pasar. Esto también forma parte del fenómeno de la inseguridad: no tener certeza de cuándo la volveré a poner o si jamás habrá de suceder eso nuevamente. Me invade un profundo miedo de morir en esta castidad involuntaria.

  Siento ganas de tener sexo todo el día. El hacer deportes no me quita estas energías sino que las duplica. Es desesperante. Vivo en una represión sexual sin igual. Constantemente me estoy conteniendo, constantemente estoy luchando contra mi naturaleza para no ser un violador o un manoseador. Vivo en permanente estado de erección. Siento que me estoy volviendo loco, cada día más loco. No veo bien la realidad. La violencia se apodera de mis miembros. Experimento deseos de matar a un policía, a un ladrón o a un gendarme. Hay veces en que me imagino practicando el canibalismo para saciar mi sed de sangre y mi hambre de carne. Estoy profundamente desequilibrado. Antes no era así. Este cuadro empeora cada vez más. Es como si tuviera un otro yo poseyéndome. Algo así como El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde. Mis despertares son agresivos y llenos de furia. A mitad de la noche me pregunto quién soy y qué hago donde estoy y por qué estoy en esa cama solo y no en otro lugar. No entiendo nada. Golpeo la pared y sigo durmiendo no sin antes ver mis piernas y sentir miedo de ser amputado o condenado a muerte.


  El exceso de vida me está matando. Soy demasiado saludable: no fumo, no tomo, no me drogo y salgo a correr todas las tardes. Tengo 25 años. No sé qué más escribir en este mismo momento. He perdido la lucidez de recién. Vuelvo otra vez a mi estado atávico, cavernario y regresivo, recesivo. Sólo me resta decir que le pido a la naturaleza que consiga a alguna bella dama dispuesta a satisfacerme. Nada más que eso. Porque no veo bien el ir con prostitutas, no por una cuestión moral sino de autoestima: para mí ir de putas es mentirse a uno mismo y a la vida. ¿Tan feo soy que tengo que pagar para hacer lo que millones hacen gratis todas las noches de sus vidas? Tengo un terrible pasado de rameras y no me ha quedado nada bueno de ello sino un deseo insaciable y una frustración enorme en el corazón, una herida en la conciencia de mi yo mutilado. Por otro lado, la religión no es calma para mi alma porque las oraciones sextuplican mi lascivia, lo mismo que las duchas de agua fría. Cuando hay hambre, hay que comer. No nací para ser santo y no soy hijo de la Sagrada Virgen María ni de San José. Dios se apiade de mí. Emergí de la tierra y no puedo más que arrastrarme sobre mi vientre hasta el fin de mis días...

jueves, 8 de enero de 2015

Atentado en Francia






  Voy a hacer algunos comentarios sobre lo que pasó en la revista francesa Charie Hebdo. Primero y principal, repudio el hecho: estoy en contra de toda forma de violencia, terrorismo, asesinato, torturas,amenazas, lesiones, secuestros o atentados contra la integridad física, moral y psicológica de cualquier ciudadano independientemente de su religión, ideología, etnia, estilo de vida o gustos personales. Nada justifica lo ocurrido ayer. Fue horrible. Es absurdo que un grupo de artistas resulte abatido por unas caricaturas, por más ofensivas que estas se le pinten a los fanáticos que tergiversan una fe como el Islam. Desde ya, no veo con agrado que so pretexto de ejercer la libertad de expresión se haga burla de un culto religioso. Como católico muchas veces me siento afrentado cuando se quiere ridiculizar la figura de Cristo, la Virgen María o el Papa. Sin embargo, jamás se me pasaría por la cabeza quitarle el alma del cuerpo a alguien por tocar mis creencias. Dios no enseñó eso. Aunque quiero insistir una vez más con el hecho insoslayable de que Occidente suele tratar mal a las religiones y las culturas. Eso es discriminación y nadie dice nada al respecto. Hay que entender que existen muchas naciones, cosmovisiones y maneras de ver todo. No hay universales. Los Derechos Humanos son una invención francesa, no de toda la humanidad. Hay conceptos que no tienen asidero en Oriente. Para un musulmán vale más la honorabilidad del Profeta que la Declaración de los Derechos del Hombre. El que no entiende esto, no sabe nada de política internacional.

  La multiculturalidad hoy por hoy resulta imposible en los términos planteados por Europa. ¿Es comprensible que se quiera asimilar a los musulmanes y a su vez se haga burla de sus valores y creencias y le prohíban a las niñas usar velo en el contexto de la escuela laica? En principio, el mundo islámico no conoce de Laicismo y Democracia. Son conceptos europeos. Es absurdo permitir la llegada de inmigrantes del Magreb y de Medio Oriente y luego querer imponerles la cultura occidental. Es no entender la realidad. En todo caso, si se quiere mantener un régimen abierto en materia inmigratoria, cosa que yo no veo como recomendable, se debería respetar las costumbres foráneas y propiciar un acercamiento lento pero firme, algo que me parece imposible. Lo mejor sería que cada cual esté en un lugar afín con sus principios. De continuar así la marcha de los acontecimientos, esto va a seguir ocurriendo. En su momento hubo quemas masivas de coches y disturbios en París y en Londres. ¿Qué más vamos a esperar?

  Más allá de lo particular que son los musulmanes, y de lo particular que nosotros somos para ellos, Occidente no deja de tener culpa en el fenómeno del terrorismo, que oh casualidad, siempre resulta siendo funcional a los intereses del Complejo Industrial Militar Americano. La guerra es un negocio. Acá tenemos un nuevo casus belli para marchar contra Oriente. Es posible que Francia envíe más tropas al exterior. Todo puede suceder ahora, en este tiempo de angustia en el cual la opinión pública está conmovida, los medios de comunicación explotan el dolor y nadie sabe bien adónde ir. Desde ya, hay que buscar la paz por todos los medios y escuchar a líderes mundiales como el Papa Francisco. Pero sería bueno que la OTAN dentro de Europa controle focos de riesgo y evite nuevas masacres. Aunque claro, siempre va a estar la teoría conspirativa en estos casos: ¿cómo es posible que no se haya evitado este baño de sangre cuando hubo antecedentes de amenazas y agresiones? ¿Por qué no había una custodia fuerte? ¿Y los servicios de inteligencia? ¿Y las unidades contraterroristas de la policía? Aprovecho y aclaro que no todos los miembros del Islam son iguales. Hay una pequeña facción que trabaja para intereses oscuros. Es más, la mayoría de los miembros del ISIS son nacidos y criados fuera del Medio Oriente, mucho de ellos de origen cristiano.

  Anoche pensaba que el Islam está sometido a mucha presión. Casi no hay nación islámica en la Tierra que no esté metida en algún conflicto armado por culpa de USA, Inglaterra e Israel. Repasemos: Siria está en una cruenta guerra que no es civil sino que es propiciada por países como Francia, justamente. Algunos dicen que más de la mitad de población siria está refugiada en el extranjero. Otro país vulnerable es Líbano, del cual se sabe poco en este mismo momento aunque ustedes recordarán que hace algunos años fue borrado del mapa por Tel Aviv. Palestina es otra tierra eternamente arrasada. Irán vive en peligro constante de invasión por parte de la OTAN y padeció un intento de golpe de Estado blando aunque no tuvo éxito la nefasta pretensión occidental. Libia fue consumida por el fuego europeo y americano camuflado de "milicias rebeldes". Irak nunca salió del pozo "petrolero" en el cual cayó en el 2003 por culpa de Bush. Algunos dirán que Saddam fue un tirano. Sí, pero estaba puesto ahí por Washington y fue el responsable de un millón de muertes causadas por el conflicto con el vecino iraní. ¿Qué hacía un sunita gobernando una comunidad de mayoría chíita? Sigamos: Pakistán está en tensión permanente con la India por la región de Cachemira. Y fue el lugar desde el cual Estados Unidos lanzó el operativo militar contra Afganistán, otro Estado desmembrado por los conflictos armados, ya desde la época en la cual la CIA armó a los talibanes contra la URSS. Podemos hablar también de las repúblicas del Asia Central que limitan con China: los problemas fronterizos son constantes con el gigante rojo, que a su vez mantiene una relación compleja con la minoría uigur. Algo similar pasa en Rusia, donde los chechenos y los caucasianos son usados de "cabeza de turco" para desestabilizar al régimen de Moscú. De los Balcanes es mejor ni hablar, es una muestra clara del peligro estacionado muy cerca de Italia y Austria. Queda por último hacer mención de Egipto, Tunes y Argelia, antiguas colonias del Viejo Continente que experimentan una larga sequía en materia de tranquilidad. Si vamos más al sur, tenemos a Nigeria, con grupos de radicales que secuestran y venden chicas. O podemos cruzar el Continente Negro hacia Oriente y recalar en Somalia, con sus piratas y su hambruna o ir a Sudán y ver una monstruosa guerra civil. En semejante contexto geopolítico, ¿es posible pensar en un mundo mejor, más seguro y con más oportunidades para todos? Mientras siga el comercio de armas, mientras los mercaderes de la muerte prosigan con su marcha ruinosa, no se va a ver amistad entre los pueblos sino discordia eterna.

  En síntesis, es fundamental que los Estados y las grandes empresas se unan por dar educación, empleo, alimento, vivienda, salud, infraestructura y soluciones a los problemas de las grandes masas del globo. Vivimos en un solo mundo. Mientras haya una juventud excluida en todas partes, proliferará la lacra del narcotráfico, el terrorismo, el tráfico de armas, la trata de personas, la esclavitud, la muerte, las torturas, las mutilaciones y la barbarie generalizada presentada como guerra. Nadie puede vivir a salvo en este contexto. La humanidad corre gran peligro. Es posible que volvamos a la era de las cavernas de seguir así. Muchos siglos de civilización pueden pulverizarse en un par de noches. Invito a todos a reflexionar estos temas con seriedad, madurez y sin dogmatismos ni frases hechas. Saludos.