Respeten sus progreleyes y no sean contradictorios censurandome.

El Congreso no promulgará ninguna ley con respecto a establecer una religión, ni prohibirá el libre ejercicio de la misma, ni coartará la libertad de expresión ni de la prensa; ni el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y de pedirle al Gobierno resarcimiento por injusticias.
(Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU., ratificada el 15 de diciembre de 1791.)



Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en Paris.



- 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber ingerencias de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.

-2. Se respetan la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

(Artículo II - 71; Título II concerniente a Libertades del Tratado para el que se establecia una Constitución Europea)

miércoles, 22 de febrero de 2017

Sueños locos LXXXV (La chica en un vestuario)



  Ojos color lujuria mezclados con verde mar; pelo rubio como acaramelado, con visos de naranja; tez oliva y gestos de adolescente recatada. 19 años que parecían un poco menos. La vi pasar frente a mí, en un vestuario vacío. El toallón me envolvía las partes nobles cuan si yo fuera un gladiador regiamente ataviado. Me sentía bien luego de la pileta y el sauna. Ella seguía a una amiga que ni siquiera advirtió mi presencia. Pese a verse apurada, se dio el gusto, o el disgusto, por qué no, de mirarme no sin cierta timidez. Me excité. Pero no podía hacer nada.

  Es una chica del Facebook, una chica que me agregó, una Miley Cirus criolla que anda por ahí, lejos, en algún lugar del Conurmalo. Me da miedo hablar con ella; miedo me da ser rebotado, ignorado: que me clave el visto sería una nueva desgracia en mi trayectoria de fracasos en línea. Por eso mismo, no la molesto por el chat. Por otra parte, ahora está de moda esto del "acoso". Todo es acoso: mirar un culo, una teta o saludar a una chica. No importa. Yo tengo un sistema para dar señales sin ser cazado: darle "likes". Ya sea por reciprocidad o porque en verdad a ella le gusta lo que publico, me devuelve las gentilezas. Qué sé yo. Me encanta. Es hermosa. Y, por lo que pude ver, tiene inquietudes artísticas. Pese a todo, cuando la vi pasar por el vestuario, no me atreví a hacer nada. Si soy reservado en las redes "sociales", ¿cuánto más reservado puedo ser en la vida off-line? Porque, a decir verdad, vida real es la de la web, la de la no web, la de los libros, la del discurso y, muy especialmente, la de Dios y la de los sueños.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada