Respeten sus progreleyes y no sean contradictorios censurandome.

El Congreso no promulgará ninguna ley con respecto a establecer una religión, ni prohibirá el libre ejercicio de la misma, ni coartará la libertad de expresión ni de la prensa; ni el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y de pedirle al Gobierno resarcimiento por injusticias.
(Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU., ratificada el 15 de diciembre de 1791.)



Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en Paris.



- 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber ingerencias de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.

-2. Se respetan la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

(Artículo II - 71; Título II concerniente a Libertades del Tratado para el que se establecia una Constitución Europea)

martes, 31 de enero de 2017

Las pasiones peligrosas



1)  Menos mal que no venían a hacer negocios con el Estado... Si ya vienen haciendo negociados desde la época de la Dictadura. En todo está Macri. Hace años. Yo recuerdo ir en el auto con mi padre y mi hermano mayor, tendría unos siete años, y mi viejo comentó, mirando hacia el costado de la autopista, "todo es de Macri". No me lo olvidó más. No jodan más con los Kirchner. No digo que no robaron. Flor de chorros son. Lo mismo con todos los boludos militontos acomodados en el Estado. No fue una década ganada. Yo me cagué de hambre y hasta dormí en la calle. Fue una década perdida. Pero al lado de los macristas, los K son Perón Y Evita.

2) Otra propuesta que yo tengo para la Gran Argentina, para que haya más trabajo y seguridad, es colocar un policía por cuadra en los barrios de clase media, media alta y alta de Buenos Aires, el Conurbano y las grandes ciudades del Interior. ¿Cómo lo financiaría? Muy sencillo: le cobraría a los burgueses que lloran por la inseguridad un pequeño canon para que tengan protección asegurada. La alta concentración demográfica, más el aporte extra de los comercios y las empresas, haría de los montos algo así como la cuota del cable. Seguramente muchos protestarían pero esa es, a mi entender, la única forma real de garantizar vigilancia efectiva en territorio. Los robos y homicidios dejarían de ser un problema. Además, y esto es lo más importante para mí, se generarían empleos directos, personal policial, e indirectos; muchos negocios abrirían más horas y la noche potenciaría su atractivo para turistas, visitantes, caminantes y paseantes. Circularía mucho dinero por las calles. Nadie tendría miedo de comprarse celulares caros o de salir a comer hasta bien entrada la madrugada. Me preguntarán por los barrios de menores ingresos. Bueno, los efectivos que actualmente prestan servicios en zonas acomodadas o de ingresos medios pasarían, en su gran mayoría, a los lugares menos favorecidos. Es decir, personal de comisarías del Norte iría hacia el Sur. En un contexto de seguridad ciudadana semejante, prosperaría la economía y habría una gran sensación de bienestar.

3) Más propuestas para la Gran Argentina. Los edificios de las Fuerzas Armadas y de Seguridad deberían ser tasados a su verdadero valor, nada de negociado inmobiliario macrista, para luego ser vendidos y con ese dinero ayudar a las alicaídas arcas estatales. Nuestra gente de armas debería establecerse no en las zonas céntricas de la Ciudad sino en el Sur. Por ejemplo, ¿no sería genial que la Gendarmería tuviera su sede en Villa Soldati? Eso ayudaría en la lucha contra la maldita inseguridad, movería la construcción y ordenaría un poco nuestro tráfico tan congestionado. Se llama descentralización.

4) Una de las boludeces más grandes que dicen muchos argentinos es "¡vayan a trabajar!" Se lo dicen a gente de movimientos sociales o personas que perciben planes por parte del Estado. A ver, genios de la vida, ¿trabajar de qué? Responden: "No sé, vendiendo cualquier cosa en la calle". Los mismos que luego se quejan de los manteros y de los trabajadores de la economía popular. En la Argentina hay un problema grave hace muchos años y es la falta de empleo masivo y de calidad. La informalidad es muy grande. Entonces ocurre que los impuestos son cada vez más elevados para los que trabajan en blanco.

5) El Evita se cae y se levanta, hace una bien y otra mal. La de reivindicar a Fidel en Facebook es mala. Fue un viejo loco comunista. Pero bue, son zurdxs (?)

6) Para todos los padres de la derrota, los hijos de puta que hablaron mierdas de Scioli y hoy lloran porque está Macri. Recuerdo que el año pasado muchos compañeros míos de Tecnópolis no me podían ni ver porque banqué a Daniel desde el principio, cuando las viudas estas de Randazzo se rasgaban las vestiduras. Me chupan todos un huevo. Me cagó en el "peronismo de izquierda". El peronismo no es de izquierda, señores. Es Tercera Posición, es Justicialismo, con mayúsculas. Métanse el entrismo en el ojete. Soy pejotista, ¿y qué? Y si me dicen fascista, también me la banco. Soy fascista, ¿y qué? Banco al Partido Nacional Justicialista, no a Fidel Castro ni a ningún energúmeno de esa calaña. Acá tenía que ganar El Manco y se hicieron todos los boludos. "El candidato es el Proyecto". ¿Qué proyecto? ¿El de negar la inseguridad? ¿El de los laburos falopa, tercerizados, en negro, precarizados? ¿El proyecto de no poder salir a la calle sin que te lastimen? No me va un país donde sea más grave decir "negro de mierda" que matar a una vieja a los tiros en la casa para chorearle la jubilación. Yo les sugiero que armen un partido abiertamente de izquierda, con banderas rojas y simbología comunista, se presten a elecciones y ganen (aunque preferiría que pierdan). Guillermo Moreno, uno de los pocos tipos rescatables del gobierno anterior junto a Berni, dijo que "tocábamos un poco la Marchita y ganábamos". Sí, había que ganar como peronistas, señores y señoras. Siempre lo dije. Los que me conocen lo saben. Con boludeces de "compañerxs" no se llega ni a la esquina, cosa de pelotuditas de Palermo que estudian en Filosofía y Letras. Déjate de joder. Hasta el Papa hizo el aguante luego de todo lo que lo vapulearon acá. Si no fuera por él que aguantó los trapos, y por el ex Secretario de Seguridad, CFK no llegaba entera a 2015. Pero bueno, los zurdos deberían saber que Dios, la Iglesia y las armas son los que realmente valen. Y la bandera argentina, obvio. El resto es coquetear con los trapos colorados del nefasto patio de Puan.

7) Milagro tiene que pasar las Fiestas en libertad. Pasa que es de tez oscura. Por eso queda adentro. Una injusticia. Macri, el chorro mayor, libre como sol cuando amanece...

8) Macri y Cristina tienen en común ser muy vagos, muy ociosos. No son de salir mucho, de mezclarse entre la gente, caminar el barro. Ella, hija de los barrios, se aburguesó con el correr de los años y olvidó su origen humilde. Y bueno, a él no le pidamos rioba porque es imposible. En fin. No me gustan los gobernantes viejos, enfermos, cansados. Yo me hice sciolista porque vi que Daniel es de andar mucho, de dar notas, de mostrarse, de caminar la lleca. Me encanta.

9) Tuve una pesadilla terrible: yo estaba en el estacionamiento de un shopping al lado de un boliviano. Al joven no se le ocurre mejor idea que apagar un cigarrillo justo en los cables de una cámara de luz. Incendio. Humo de todos los colores. Fuego en expansión. Coches que se retiran de manera desesperada, gente que corre con pánico hacia la salida. Y yo, enojado, "¿pero qué hiciste, pedazo de pelotudo? Tu puto cigarrillo del orto nos va a matar a todos." El bolita me miraba impasible, con la tranquilidad propia de los pueblos dueños del tiempo y la eternidad; con paz andina, ojos entrecerrados y semblante ladino, igual que un chino o un monje tibetano. Nada de nada.

10) Este tipo es un patriota. Teléfono para Macri: hay una ola de nacionalismos y proteccionismos incipientes en todo el mundo. No va esa de abrir la economía. Corta la bocha. El mundo cambió. El Pato Donald va a inaugurar una década de gloria para el mundo. Una era de paz y administración, orden y progreso habrá de suceder a esta edad de hierro de progresismo falopa.

11) Como Trotsky fue asesinado, como no pudo seguir adelante con sus planes políticos, los troskos aprovechan y dicen cualquier sarta de estupideces de lo que habría pasado si hubiera seguido en este mundo el León. Ojo, es el lujo de los liderazgos no consumados. Con Perón o Franco no se puede especular demasiado porque vivieron hasta llegar a ser muy viejos y murieron en camas de hospital. Con Evita, como murió joven, se puede decir mucho en la línea de la historia contrafáctica, que sabemos que no es historia. No puedo conjeturar ese tipo de cuestiones. Dios sabe por qué pasan las cosas. Lo que sí puedo decir es que si Perón hubiese muerto en el 55 quemado por las bombas liberales, el pueblo se habría levantado contra la oligarquía y... Nah, no sé. Es un chiste. Pero sí creo que a veces conviene morirse antes, irse con dignidad. Y dejar a las futuras generaciones imaginar futuros posibles.

12) Los troskos siempre dicen que el malo fue Stalin. Que Lenin y Trotsky, dos reverendos reverendos, eran buenitos. Y dicen que en el mundo nunca hubo comunismo. Con ese criterio, se puede decir que Jesús era bueno y que Constantino fue la burocracia soviética que frenó la revolución permanente del Evangelio (?). Ergo, nunca existió el Cristianismo (?) O, más osado todavía lo que voy a tirar, Mussolini era un groso, estadista admirado por Churchill, Gandhi y el mundo entero pero arruinado por la desmesura de Hitler (?) Creo que hay que aceptar las cosas como son. Entiendo que se pueda diferenciar entre las ideas y sus ejecuciones en la práctica pero decir que no hubo gobiernos comunistas en el mundo para hacerse el dolobu por los millones de muertos...

13) La Cope me chupa un huevo. Hija de Malenita Pichoto.

14) Facho, facho man (facho man). I 've got to be a facho man, facho, facho man (yeah, yeah). I 've got to be a facho! (se canta y baila al estilo Village People).

15) Eso de que a la pelotuda cheta de La Cope la atacan por ser mujer no es así. A mí me han insultado en el blog y tengo dos huevos bien peludos. Y sí, me amenazaron de muerte, me desearon violación, paliza y qué sé yo cuánto. Me han puteado judíos sionistas, troskos, católicos integristas, nazis, kirchneristas ultras y bueno, los del PRO, que siempre fueron los que más me atacaron.

16) Está mal desearle a alguien muerte o violación. Repudio las agresiones en esos términos. Pero sí me parece maravilloso que se cuestione la onda niunamenista. Creo que estamos viviendo una gloriosa restauración patriarcal. La Cope, Malena Pichoto y otros personajes nefastos son criticados por miles de hombres y mujeres podridos de "todxs" y esas mierdas. Y Laje Arrigoni, por dar un ejemplo, aunque discrepo en muchas cosas con él, se comió crudo a una zurdita cordobesa del PTS en un debate sobre el feminismo. Los días de gloria de las feminazis chetas de Palermo y Caballito se han acabado para siempre. Fin del marxismo cultural. Gracias a Dios. Zurdos de miércoles.

17) Lo de las prueba PISA es gilada tecnocrática macrista, todo arreglado. La educación es mucho más que unas cuentitas o un párrafo bien escrito. Lo que yo cuestiono del kirchnerismo es que fomentó la mala educación y la falta de respeto: Berni tendría que haber repartido palazos desde 2003. Hoy seríamos potencia mundial. ¿Qué es eso de padres que van a fajar a los maestros? Es todo un despropósito. También me da bronca cuando gente que no te conoce te tutea o se excede en su confianza. Tengo 27 años, soy joven, pero prefiero que desconocidos por la calle me hablen con respeto. Eso de "capo" tal cosa o tal otra me da asco. No sólo de libros se aprende: unos buenos garrotazos a las masas forman parte de una sana pedagogía que nunca debió de haberse perdido.

18) Algo que nunca entendí es cómo se importó ese saludito de mierda de los negros raperos de Estados Unidos de chocar los puños. Todo bien con los que tienen la bendición de gozar de un bronceado permanente pero yo doy la mano firme como argentino de raigambre hispano-hispánica, como varón hecho y derecho. Esos pandilleros que mueven las manos para todos lados y se agitan como epilépticos deberían ser castigados severamente por grandes hombres como mi amigo Giuliani, un prócer del séquito de Donald Trump, otro tipo ilustre. Si vamos a traer costumbres de Norteamérica, deben las buenas costumbres, las costumbres de la gente cristiana, decente y hacendosa, no las malas costumbres barriobajeras tipo 50 Cent, esa cosa que no vale ni cincuenta centavos.

19) El otro día observé otro episodio de "altos negros cumbieros" (ellos mismos se autodefinen así, no me jodan con el puto racismo, manga de progres). Bueno, iba yo caminando por mi barrio, siempre voy caminando porque soy un verdadero caminante eterno amigazo de Jesús, nada de autos, el auto es cosa de chetos y de parduscos con complejo de inferioridad, hasta que mi atención fue captada por un fantasma de la noche: un flaquito corrió hacia un obrador, muy cerca de mi persona, y tomó dos varillas de hierro para utilizarlas a modo de facas tumberas. Yo sabía que no eran para mí las puñaladas. El masculino se dirigió luego a una parada de colectivo, ya sin remera, y esperó por alguien. Yo pasé cerca, lentamente. De repente, estalló la trifulca: gritos, corridas. Todo muy confuso. Sin apuñalados, a Dios gracias. El sujeto éste se había perdido en una masa amorfa de manotazos e insultos que se desplazaba de un lado al otro de la Avenida Soldado de la Frontera, la principal del complejo habitacional General Savio, conocido popularmente como "Lugano 1 y 2". Decía que los machos locos, malditos negros machos locos del infierno, se daban golpes de muerte. En menos de un minuto, llegó la Prefectura y dispersó a estos mamertos. Bajaron tres efectivos palos en mano de una camioneta y, con sólo caminar despacito, echaron a los vagos. El móvil se movía prudente, con luces apagadas y actitud expectante. Los uniformados no hicieron escándalo, fueron discretos, para no agitar las aguas. Las barriadas suelen ser hostiles al personal policial. No conviene que se levanten decenas de chorros derechoshumanistas a perturbar la noble tarea de los guardianes de la ley y el orden. Bueno, finalmente desaparecieron todos los que estaban en las riñas menos el loquito del principio. Los navales lo llevaron contra un rincón, lo requisaron, le hablaron en buenos términos y lo dejaron ir. Yo vi todo el procedimiento. No quería que le peguen de más. Tampoco de menos. Igual, no le tocaron ni un pelo. Pero por lo menos lo amedrentaron con voz severa, gesto marcial, mirada seca y actitud viril. Supongo que ese guacho va a aprender a respetar, a no generar desmanes en la vía pública. Creo que tienen que volver los edictos. Esto es una joda. Los pibes deben portarse bien. El que se porta mal, un bife. Corta la bocha carajo.

20) Yo estoy a favor de achicar el gasto público. Pero empezaría de arriba hacia abajo. Muchos me hablan de las viejas que chupan mate en las oficinas del Estado. Son nefastas, amigo, pero los árboles palos borrachos no te tienen que tapar el bosque. Ya habrá tiempo de hacer leña con los quebrachos podridos que vemos todos los días cuando hacemos un trámite. Ahora, quiero decir que es importante empezar por la reducción de ministerios, secretarías y cargos políticos, esos que rondan los cien mil pesos, más o menos. Ningún gobierno, sean bobos camporistas o ñoquis PRO, debería usar el Estado como bolsa de trabajo. Basta de asesores, verseros y otras lacras. ¿Ministerio de Modernización? Fuera. Ministerios necesarios, a mi entender: Defensa, Seguridad, Salud, Educación, Infraestructura, Desarrollo Social y Medio Ambiente, Interior, Economía y no mucho más. Con respecto al Servicio Diplomático, tendría que reducirse el personal en embajadas. Y los viajes y comitivas deberían ser muy limitados. Muchos se prenden a la teta del Gobierno porque quieren tener una agencia de turismo gratuita. Esto para empezar. Luego sigo en otro post con otras cosas que haría volar.

21) El Congreso es, a mi entender, el gran gastadero de plata de la Argentina. La mayoría de los legisladores son unos inútiles, no saben un choto. Igual que los periodistas. Por eso se llenan de asesores que pagamos todos. Hay asesores, empleados, secretarías, chupamedias, lacayos. Al carajo todos ellos, sean del PRO o del FPV. Entran con sueldos de miles y miles de pesos. No es justo. Por otro lado, el sueldo de nuestros diputados y senadores no debería pasar de 60 mil pesos a dinero del día de la fecha. ¿Cuánto quieren ganar? 60 lucas netas me parece bien. Y los pasajes de avión se los deberían costear ellos. Ese es el gasto público del cual nadie habla.

22) Otro tema con respecto al Estado y el gasto público: todos los empleados, sin distinción de jerarquía, deberían fichar con el dedito. Pero el ejemplo lo tienen que dar los de arriba: legislador que no va a las sesiones, no cobra presentismo. Éste ítem debería ser una gran parte del sueldo, cosa que los tipos vayan y hagan lo que tienen que hacer.

23) Banco a esta artista Flor de Buenuda. Muchas feminazis la defenestraron  por esto de mandar al muere a las que salen posando en fotos de redes “sociales”. Pero es posta: hay muchas culonas bobis que parecen cortadas por la misma tijera en el Facebook. Desprecio a las mujeres fabricadas por la moda, las huecas. Pero peor son los bobos que le alimentan la vanidad a base de "likes". Esos son unos castrados mentales, eunucos morales. Entre ellas y ellos engendran una sociedad de clones bellos y pelotudos que viven para consumir. Las Fuerzas Armadas de la Frivolidad. Las mismas ropas, los mismos gestos, mismas expresiones. Dios me libre y me guarde del contacto con esa chusma inculta, materialista, floja y boba...

24) Prefiero las mujeres industria argentina.

25) Nos perdimos una Argentina de lujo: Francisco como Papa y Scioli de Presidente. Más Berni. La gloria. Esa es la Santísima Trinidad de la Patria.

26) No soy amante del humor negro pero no me va la indignación de los progres cada vez que alguien se burla de sus creencias cuando ellos son los primeros en mofarse de Dios, de la Virgen, de la Iglesia, de la bandera, de la policía y de todas las instituciones de la sociedad (son los reyes del doble estándar, como los cornudos de Charlie Hebdo). O se respeta todo o se habilita el humor pleno. Doble discurso no. En lo personal, no haría chistes de desaparecidos, me parece de mal gusto. Eso sí, prefiero mil veces a Flor de Buenuda antes que a La Cope. Ésta última es la típica hippie con OSDE izquierdista cervecera. La otra es más interesante: una pibita gamer que mira porno, se burla de las así llamadas "normies", reniega con su novio todo el fucking tiempo y bardea a los izquierdistas. Ah, vende avatares por cincuenta pesos y se hace unos manguitos con eso, una grande. Qué sé yo. No digo que banque todas las cosas que hace o dice hacer con su personaje pero le veo más aristas que las clásicas minitas palermitanas que joden con el slutwalk, las pobres vaquitas y el llorar por cualquier cosa.

27) Hay un "boluprogresismo" que cree que la revolución pasa por el lenguaje. Mañana me agarra la loca, me pongo de nombre Silvina, puteo a viejo ultramontano que ya ni pincha ni corta, no estamos en la así llamada "Edad Media", y esa es la "liberación" kirchnerista o izquierdista. Cualquiera. El Estado, según mi punto de vista, tiene que hacer obras concretas, positivas, palpables. Lo que no es una realización material pertenece al terreno de la religión, la ideología falopa, el discurso, el humo. Yo quiero autopistas, trenes, Fuerzas Armadas bien equipadas, muros en las fronteras, cámaras de vigilancia en las calles, fábricas a pleno. Me da lo mismo si mañana Macri o Cristina dice "consagro la Argentina a la Virgen de Fatima" o "pongo la bandera multicolor como nuevo símbolo patrio". No desmerezco mis creencias y principios. Creo en la identidad, en la importancia de los relatos como fuente de unidad y como contexto idealista para la acción. Pero aborrezco profundamente cuando todo queda en lo discursivo. ¿Qué me venís a hablar de "inclusión" si salís a la calle y están los altos negros cumbieros, ellos mismos se autodenominan así, esperando para matarte? Y vos, que me hablás de "cambio", de "cambio cultural", ¿no ves que la gente está cada vez peor en lo económico? Independientemente de las convicciones de cada cual, lo fundamental es un gobierno que haga. Y si no hace, por lo menos que deje hacer, que deje pasar...

28) En lo personal, defiendo muchas cosas del gobierno anterior pero no la escuela en la época kirchnerista: más que "una máquina de hacer chorizos", Bullrich dixit, fue una máquina de hacer pibes chorros. Hice mi secundario durante el kirchnerismo y fue un desastre: rodeado de energúmenos, vagos, maleducados. Le dibujaban la asistencia a todos. No expulsaban a nadie, incluso a pibes que prendían fuego las mesas o golpeaban compañeros. No jodamos con el verso de la "inclusión". ¡Inclusión las pelotas! Lo único que se hizo fue nivelar para abajo. Ves pibes que terminaron el secundaria con horrores de ortografía, gente que no tiene comprensión de texto ni un mínimo de cultura general. Tampoco tienen las nuevas generaciones la voluntad de superarse como autodidactas, como en mi caso (bueno, también fui formado por un sacerdote de origen alemán que me enseñó mucho). Me dirán lo del 6%. Son números vacíos. Mucho amiguismo en el Conicet, en el armado de Tecnópolis, en los gremios, en los ministerios, en todos lados. Y mucho choreo con el verso del "género". Desde ya, condeno al macrismo y considero que es, como dijo Massa, "kirchnerismo para chetos". Ellos tampoco traen una "revolución educativa" ni un "segundo semestre" próspero. Según mi visión, hay que hacer hincapié en el deporte, de la mano del amigo Francisco y Scioli, y el ajedrez, una de las pasiones de Daniel. Por otro lado, Berni de ministro de Seguridad y prefectos y gendarmes en la puerta de los colegios. Nada de cheguevariar ni hacerse el mafioso. El que se porta mal, palo y a la bolsa. Corta la bocha.

29) Bien el Papa con su mensaje navideño en favor de la vida. El aborto es un crimen.

30) Hay quilombo en el Gobierno. Todo sale mal. Quieren tapar todo con causas armadas contra Cristina. ¡Pobreeeeecitos los globitos!

31) Soy machirulo y te rompo el culo.

32) ¡Malditas cerdas gordas golfas feminazis del demonio! Hijas son de un tren cargado de putas y brujas. Uno no puede ni mirar un culo tranquilo por culpa de estas fundamentalistas del ISIS. Pero bueno, soy occidental, libertario y descendiente de europeos. Voy a seguir con el porno y la paja. Y cuando tenga dinero, me voy a encamar con todas las altas trolas que haya y en noches de merca y descontrol me voy a burlar de la sociedad matriarcal y castradora. ¡Viva la libertad! ¡Abajo el comunismo hembrista! Posdata: ¡aguante el certamen de la cola Reef!

33) No estoy en contra del "acoso callejero", claro que no. Estoy en contra de la violencia. "¡Te voy a romper toda!" Muy fuerte. Prefiero decir "conmigo te vas a convertir en una mujer nueva, te voy a reconstruir por dentro y por fuera". Yo soy un tipo constructivo, que no destructivo.

34) En una misma noche, ésta que pasó, en dos sueños diferentes, conversé con Cristina y con Fidel Castro. Con el barbudo, medio tirante la cosa. Le pregunté por Stalin. Luego me acordé de que éste último murió antes de la Revolución Cubana. Quedé como un pelotudo delante del Comandante. Un tipo muy culto. Un médico le dijo en la cama algo en jerga. Entendía todo. Un sabio. Yo estaba ahí de sirviente, el viejo tirado. Con CFK, todo amor: tenía una minifalda corta. Estaba sentado a su lado. Sentía el calor de su muslo izquierdo. Me sonreía todo el tiempo. Estábamos viendo un partido. En una publicidad de insecticidas en el entretiempo de la Selección, se veía a muchachos felices en una sala ante la ausencia de insectos. Festejaban todos vestidos de celeste y blanco. Algunos hacían la "V" de la victoria. Le dije a Cris: "¿Vos compraste a los publicistas para que manden mensajes subliminales?" No podía parar de reírse. Me dio a entender que sí. Ella y yo, juntos. Muy tierno. Y eso que no soy kirchnerista. Más me gustaría sentarme a comer un asado con mi amigo Scioli. Felicidades. Dios los bendiga. Les deseo un muy buen 2017. Con Jesús y la Santa Virgen.
Principio del formulario

domingo, 29 de enero de 2017

Donald Trump y Rafaela



1) Cada vez menos para que se vaya el hijo de puta de Macri...
Principio del formulario
                        
2) Dad al César lo que es del César. La moneda tiene su cara. Ahora, si en los billetes aparecen animales, Cristo manda a dar a las bestias lo que es de las bestias. Prefiero el rostro de Cristina a una imagen mal hecha de un monstruo del mar...

3) Rafaela tiene las empanadas más grandes del mundo...

4) Me quisieron robar en la Ciudad de Rafaela, Provincia de Santa Fe. Estaba caminando con un amigo local cuando dos motochorros aparecen repentinamente en el paseo peatonal conocido como "la ciclovía": los tipos se bajan y exigen mochila y celulares. Yo tenía mi móvil en la mano, estaba sacando fotos como buen turista que soy. Me resisto a entregar mi teléfono. Uno de los malvivientes intenta tirarme al piso. Me hace "la traba" y no puede con mis ochenta kilos argentinos. Se desespera. Me araña. El otro grita. "Tírale, tírale". Intuyo que están desarmados ambos. Don de clarividencia. Mi compañero de aventuras, pese a ser un ruso de metro noventa, mucho no hace. Está sorprendido. Igual que yo, que tampoco atino a golpear pero entiendo, en el fragor de las circunstancias, que voy a salir airoso. Los malditos delincuentes no pueden. Huyen desesperados en su caballo metálico en dirección norte. Lloran los bobitos progresistas. En síntesis, estoy bien salvo por el raspón en el cuello, zona sensible, de vida o muerte. Una vez más demostré mi aguante: a muchos kilómetros de casa, no lograron doblegarme indios bravos, indios malos. Triunfó la civilización, el progreso y la libertad por sobre la maldita barbarie comunista de los Derechos Inhumanos. Yo, simple forastero a pie, solo contra el mundo. Un verdadero walker de los universos distantes. Prometo volver a Buenos Aires lleno de gloria. Los villeros provincianos son más jodidos que los villeros porteños, que descienden de gente venida de lejos. En fin. Estoy más vivo que nunca. ¡Arriba Argentina! ¡Muerte violenta para todos los ladrones y muy especialmente a los menores de edad! ¡Sea anatema para los chetitos zurdos burgueses defensores de esta lacra! Con la autoridad que me confiere Dios, Señor de los Ejércitos y de la Historia, excomulgo a todos los caballitenses y palermitanos hippies que apoyan la herejía derechohumanista...

5) Las últimas 48 horas en Rafaela, provincia de Santa Fe, fueron de las más intensas de mi vida: ayer, asado, pile, locura y descontrol en una quinta en medio del campo, al costado de las vacas (para ser más preciso, el lugar se llama Bella Italia, una colonia de gringos en las afueras). Nadé tanto pero tanto que me tuvieron que sacar de la pileta. Me dijeron que era Michael Phelps. Hoy caminé con mi amigo más de treinta kilómetros: fuimos al centro de la ciudad, sacamos fotos, vimos las mansiones de los ricos, las taperas de los pobres. Salimos a la ruta. Nos metimos en una casa abandonada. A la vuelta, ya de noche, el intento de asalto del cual subí una foto hace instantes. Ah: al mediodía ayudé a una amiga del muchacho que me hospeda. Una chica argentina que hace un posgrado en Europa. Necesitaba un trabajo de edición de un texto. Ad honorem lo hice, obvio. Soy buena gente. En fin. Todo muy power acá, en esta mixtura de masones, judíos y espiritistas, italianos, suizos, alemanes y negros borrachos que de chiquitos tomaban vino en la mamadera, esos que hacen cumbia santafesina, género musical que me gusta mucho, especialmente Los del Fuego, verdaderos maestros del sabor. Posdata: se cortó la luz durante 15 minutos. Posdata II: ¡Vamos la Gran Argentina! Con más fe y esperanza que nunca.

6) Si bajan la edad de imputabilidad, salen a chorear los de trece. Para mí, cualquier pibito asesino debe ir preso así tenga doce. Lo importante es que ningún pibe nace facho. Esta sociedad comunista de mierda te hace reaccionar.

7) Una lluvia de calumnias injuriosas ha estropeado mi reputación y mi buen nombre. Miles y miles son las leyendas que se tejen sobre mi persona no habiendo ninguna que haya sido autorizada por mí (los mitos urbanos son creaciones de los mitómanos).

Se dice que soy un hombre peligroso. Tal vez sea nocivo realmente para aquellos que quieren mantener el actual estado de cosas. Yo puedo ser visto como un ateo negador o como un fanático religioso por grupos que se valen de las antinomias de los hombres para destruirlos. En verdad, soy un enemigo de la falsa moral y un hijo de la Naturaleza y sus eternas leyes.

Se pueden conjeturar muchas cosas sobre mí pero no son más que productos de la imaginación ajena. No obstante esto, quiero decir que yo soy la mejor fuente acerca de mí mismo. Se diga lo que se diga, también deberá oírse la otra campana y esa es la que tengo en mi voz gruesa lista para mi descargo...
Dije esto en el juicio pero el jurado, conformado por burgueses, pidió mi muerte. El juez dijo que yo era inocente de culpa y cargo pero la gente seguía pidiendo mi cabeza. Entonces el magistrado les advirtió a los presentes que él no tenía responsabilidad sobre mi sangre. La chusma dijo que era ella la soberana en la asamblea. Fue ahí que me golpearon casi hasta morir. Una vez consumada la infamia, nadie se quiso hacer cargo de tamaña vileza. Todo quedó en el anonimato cobarde de la masa. Nadie a quien juzgar por la flagrante injusticia. Cuando gobierna la tiranía del número, nadie es responsable de sus actos. Me sentí bien al recordar las palabras del sabio que decía: "Es preferible padecer una injusticia en lugar de cometerla".

 8) Mapuches: chilenos manejados por los ingleses.

9) Contrariamente a lo que dicen muchos de sus habitantes, Rafaela es una ciudad muy intensa, llena de vida y energía vital, con todo el poder de la Provincia de Santa Fe, hermoso sitio de la Argentina. 

10) Rafaela, tierra de chacales, jaguares, pumas de bengala, tigresas lecheras y otras hierbas. Un saludo desde acá a toda la gente de Barranquitas, al Mono y a todos los hinchas de Sportivo Norte.

11) Para los manteros, manteada. Para los manteadores, mateada. Para los materos, peteada. Para los peteadores, plata. Para los platudos, admiración. Para los admiradores, esperanza. Para los esperanzados, Dios.

12) Rafaela es la tercer ciudad de la Provincia de Santa Fe. Posee un centro muy bonito y barrios de casas bajas muy tranquilos. Allí reina el silencio y la naturaleza. Se respira paz. Cerca, muy cerca, quintas, mansiones, campos y un pujante centro industrial. Otro dato de interés sobre la mayor cuenca lechera de Sudamérica: las mujeres son hermosas, muy. El problema es que, al igual que las porteñas, son muy materialistas. En fin.

13) A
llá en Rafaela, la ciudad más hermosa de la Provincia de Santa Fe, se le dice "comedor" al restaurante. Esa palabra tiene una carga negativa en Buenos Aires, uno enseguida piensa en los comedores parroquiales para gente humilde.

En el Comedor Susana hay una comida deliciosa y uno se lleva cantidad y calidad por poca plata en su estómago y en su alma. Los mozos son muy amables, educados y atentos. La decoración es austera, eso me llamó poderosamente la atención: en Buenos Aires, mi ciudad, la mayoría de los locales gastronómicos están sobrecargados en sus paredes de todo tipo de imágenes. Allá no es así: es todo blanco, aséptico, despejado, sin contaminación visual de ningún tipo. No te llenan con fotos de jugadores de fútbol o con paisajes orientales. Ahí se va a comer hasta reventar, a charlar, a reír.
Las entradas frías y las empanadas, que son gigantescas, son libres. Luego se paga el plato que uno elige, que es muy generoso y rico. Yo pedí bife de chorizo a la pimienta, un manjar de los dioses.
Fui junto a mis parroquianos locales y gastamos cuatrocientos pesos cada uno pero nos fuimos rodando. De por sí, con esa plata no comés nada en otro lado, ni en la Costa Atlántica ni en Baires. Nosotros degustamos todo tipo de fiambres, lengua a la vinagreta, carnes guisadas, empanaditas, plato principal, postre y bebida. Y todo bien preparado, no como la mayoría de los restaurantes chinos de nuestra capital.

Definitivamente, volvería a ir al Comedor Susana.

14) Respeto mucho a Irán, es un gran pueblo, son buena gente. Occidente no tiene que meterse con los iraníes porque ellos no se meten con nadie. Por otro lado, se habla mucho de libertad acá pero parece que es libertad para la degeneración lo que se pide. Un simple velo no es molestia. Es respeto por una tradición milenaria. A mí, por ejemplo, me va la imagen estrafalaria pero sé que si visito un país islámico no puedo ir por ahí con el pelo desordenado, con pantalones de colores, camisas brillantes y con una botella de vino en una mano y una bondiola en la otra. Del mismo modo, no está bien visto en Buenos Aires que alguien camine desnudo por la calle (a propósito de la ajedrecista argentina que se negó a participar de un certamen en Teherán).

15) Rafaela es la Esparta del siglo XXI: una ciudad de gente saludable, ascética, despojada de la frivolidad típica de lugares como Buenos Aires. Me impresionó la cantidad de hombres y mujeres, jóvenes y no tan jóvenes, que hacen actividad física. Hay mucha vida de gimnasio, de salir a correr y caminar; mucho andar en bicicleta, practicar artes marciales, nadar, pasar el día en la quinta. Los rafaelinos, sin saberlo, son griegos. Por otro lado, allá reina la limpieza y el silencio, es todo tan sencillo, tan sobrio, tan germánico. Cero barroquismo, cero ostentación.

16) Hoy puedo decir, no sin cierto pesar, que Hitler ha vuelto. Lo bueno es que Dios no ha muerto. Entonces celebro expresar eso que muchos sienten pero no dicen so pena de ser tildados de locos. Sacrificio, amor en estado puro.

17) Hay gente cheta que te da ganas de formatearle el culo a pijazos.

18) Menos mal que se va el pelotudo de Obama. Hay que dejarse de joder con el afrocentrismo. El ser negro, o mulato, no te hace bueno. Al contrario: con el verso de ser el morocho pijón de linda sonrisa, se empomó a medio mundo e hizo desastres en lugares como Siria o Libia. Trump, gringo duro, no será un rockstar pero al menos no quiere seguir con la Guerra Fría contra Vladimir Putin.

19) Me tienen podrido con los malos tratos a la gente de letras. Los mismos estúpidos oficinistas que se pasan horas en Netflix o que se hacen los qué sé yo subiendo frases de escritores en Facebook. Si no fuera por nosotros, no habría guiones de cine, televisión o series; tampoco existirían esos poemas que comparten en las redes sociales para darse aires que legitimen su posición social. Sin nos, no habría manuales de nada, por lo menos manuales bien redactados. Tampoco diarios o revistas. El mundo está hecho de números pero también de palabras. Si supieran la cantidad de humanistas anónimos que hay en Hollywood, personas que tras bambalinas escriben y piensan, hablarían de otra manera esos golfos que hacen sonar la alarma del coche ante los demás para impresionar. Los burgueses pijones estos también cuelgan la tarjeta magnética en sus cinturones como una especie de medalla que realza el tamaño del pene. Me dan asco estos machos sucios pegadores fatales. Y asco siento también por las idiotas que le toman el semen a esos animales motorizados que hacen culto del darwinismo social. Yo soy libertario. Creo en el arte como forma secularizada de la religión, como una manera laica de redención, como una posibilidad de vencer al tiempo y al espacio, una trascendencia sin Dios. Mi nombre quedará grabado en bronce. Y los descendientes de los macristas bobos que me mandaron a correr por la policía llorarán lo que sus antepasados osaron hacerme. Mi derrota será la victoria de millones por venir. Jesucristo.

20) os pensá que en Estados Unidos con un Bachellor en Humanidades sos un pija larga macho fatal total. Acá, con doctorado y todo, sos manicero.

21) Los peronistas son fascistas pero no lo saben.

22) Quiero compartir una consigna que me di para toda la vida: ser feliz aún en medio de las ruinas. Podrán separarme el alma del cuerpo pero nunca me sacarán la felicidad eterna que llevo en el pecho, la felicidad por ser un amigazo de Jesús y la Santa Virgen. Dios los bendiga ahora y siempre, queridos hermanos en Cristo.

23) Nisman se suicidó. Sigo pensando lo mismo que hace dos años: fue una maniobra de un lobby sionista. El fachero mujeriego y fiestero no representa al Pueblo Judío. Fue un farsante. Dios, Señor de Israel y de todas las naciones, se apiade de su alma atormentada.

24) Nadie me preguntó mi opinión sobre los manteros pero la doy igual: creo que tienen derecho a trabajar. El mismo derecho que tenemos todos. Pero son unos atrevidos: te ocupan toda la vereda, no te dejan pasar. Son prepotentes y violentos, mafiosos, locos, malos y desmesurados. Si ellos, con humildad, se pusieran en un rinconcito, vaya y pase. Pero copan todo. Tienen mentalidad de bolchevique. Lo peor que puede ser un ser humano en la vida es bolche. Ahora bien, espero que se instalen en un lugar, como dijo el Gobierno de la Ciudad que iban a hacer, que no interrumpan el tránsito vehicular ni peatonal, que no hagan mugre ni repartan piñas y, en lo posible, que comiencen a tributar. La economía informal poco ayuda a las arcas del Estado. No obstante estas consideraciones, vale decir que el trabajo esclavo también existe en el circuito formal. Por caso, Juliana Awada y sus talleres clandestinos denunciados por La Alameda, organización de gran predicamento entre la progresía. Hay mucha hipocresía al respecto: se la agarran con los manteritos, que deben ser manteados, obvio, pero no con los comerciantes que negrean a troche y moche. Sólo eso.

25) Ahora que está de moda deportar gente, veo que los de izquierda quieren rajar a Rocca y a Macri, entre otros potentados. Al mismo tiempo, los de derecha quieren fletar a los sudacas que viven en villas, que roban, que no pagan impuestos, que venden falopa. Yo sugiero, como solución salomónica, expulsar al rico evasor fiscal, explotador serial del pueblo, y al peruano loco tira tiros vendemerca de la 1-11-14. Deportaciones para todos. Es justo y necesario, es nuestro deber y salvación echar a todo aquel que haga cosas malas en la Argentina sin distinción de clases sociales o color de piel.

26) Ahora está esta disyuntiva falsa de si los palos tienen que ser para los "mapuches", araucanos en verdad, es decir, indios chilenos, o para los ingleses y gringos que compraron a precio vil nuestra Patagonia. Yo digo que la Gendarmería tiene que apalear violentamente a ambos bandos. Una vez que los dos grupos separatistas queden amansados, el Estado ha de proceder a un reparto equitativo de las tierras. En primer lugar, mandaría a todos los villeros de Capital y alrededores. Hay que colonizar y hacer patria allí. Luego agarraría a las grandes masas tumberas wachiturrenses, ya instaladas ecn el Sur, y las mandaría a combatir por las Malvinas. Del mismo modo, los británicos serían bichos y enviarían contingentes de estos musulmanes que hacen desmanes y atentados cada dos por tres en Europa. En un par de años, Occidente quedaría depurado de elementos antisociales.

27) Me llama la atención la costumbre que tienen los altos negros cumbieros de arañar cada vez que intentan robar. Me pasó una vez en Retiro, hace diez años, yo tenía 18, que dos pardazos fatales, verdaderos galanes latinos, quisieron robarme y yo intenté escapar. Uno me dio un guadañazo con las uñas que me dejó toda la nuca tajeada. Propongo obligar a los malandras y sospechosos a que lleven uñas cortas al ras. Al que tiene la uña un poco larga, cárcel y palazos mortales. Las uñas devenidas en garras deben ser consideradas armas blancas. Téngase presente.

28) No soy defensor de los animales. Si fuera por mí, me comería un perro en China. Pero los gatos me pueden. Bicho más bueno no hay. No justifico el abandono de una mascota bajo ninguna circunstancia. Y menos de un burgués que tiene un Audi. Yo propongo la expropiación de todos los autos de alta gama, su venta en el extranjero y, con con ese dinero, darle de comer a los pobres. Ah, también propongo quitarle sus mujeres a los ricos para dárselas a los pobres. Socialismo o muerte.

29) Nisman fue un mal tipo. No representa al noble Pueblo Judío.

30) Existen espíritus inmundos que surcan las almas alentando el desaliento. Si no se cree en el bien, en Dios, en el amor, uno piensa que todo es una mierda. Ahí viene la soledad y los vicios. Las entidades malignas te llevan, sin que lo adviertas, a un estado de derrota total. Los influjos de Satán deben ser rechazados. Con fe, con esperanza.

31) Mi amiga Melania Trump se parece a Claire Underwood, Primera Dama de House of Cards.

 32)Te amo, Donald Trump.

33) Ojalá tuviéramos un presidente como Donald Trump.

34) "In the Name of Jesus Christ". Mirá si con Macri van a hablar de Cristo, terrible pandilla de ateos descocados de Satán.

35) Donald Trump es un amigazo de Jesús y de la Santa Virgen, un verdadero hijo de Dios, un defensor de la libertad y del Occidente cristiano.

36) Luego de ver en mi adolescencia y primera juventud cómo el mundo era manejado por feministas hembristas, aborteros, locos, gordas viejas de pelo corto, histéricas y chongos boludos como Obama, puedo decir hoy que Occidente tiene futuro. Gracias a Dios por regalarme este momento histórico. Los cielos aplauden al Señor Donald Trump.

37) ¡Donald Trump Presidente! ¡Gracias Dios!

38) Una era de gloria ha comenzado. Los días dorados de la izquierda mundial han quedado para siempre en el pasado.

39) "Queridos estadounidenses y pueblos del mundo, gracias". Es un grande. Sabe que el futuro de Occidente está en sus manos. No puede ser tan maravilloso. Es un aristócrata, un señor, un chacalazo, uno de los de antes, no de los pelotudos demócratas llorones de ahora. Es todo un hombre.

40) "Los hombres y mujeres olvidados ya no serán olvidados". No pude evitar la emoción.

41) En referencia a las drogas y las pandillas: "Esta carnicería humana se detiene aquí mismo y ahora mismo". Tiene unos huevos grandes como Nueva York.

42) Aplaudo cada palabra de Trump como si estuviera en Washington. Ese tipo es genial. Proteccionista. Y acá siguen con el verso del libre comercio...

43) "Vamos a sacar a la gente de los sistemas de beneficencia para que vaya a construir carreteras". Teléfono para los idiotas de nuestros políticos...

44) "La Biblia nos dice lo bueno que es cuando el Pueblo de Dios vive en unidad". Es un iluminado, un hijo de Dios, un amigazo de Jesús.

45) En referencia a la cuestión racial: "Todos tenemos la misma sangre roja de patriota". Me emocioné.

46) Señores, yo soy del Pato Donald, a Donald lo sigo adonde va, porque Donald es lo mejor, porque Obama es un traidor, ¡qué cobardes son los progres de Ñuñork! (Canción al Pato Donald al ritmo de “Decime que se siente”).

47) Yo estoy a favor de los putos machos. Los banco a muerte. Me refiero a los homosexuales de antes. A los que no banco, sean gays o heteros, es a los posmo, a los que escriben "todxs". Ya por escribir así te merecés estar internado en un campo de concentración.
Principio del formulario

48) En el día de su asunción, Trump almorzó un bife bañado con una salsa de chocolate. Un día me voy a comprar un churrasco y un sobre de Águila y me voy a dar el gusto culinario del año.

49) Churchill fue un estadista de primer nivel. Bien Trump por rehabilitar la imagen de un gran hombre.

50) Lo bueno es que con Trump va a avanzar la derecha en todo el mundo. Derecha en el sentido tradicionalista del término, no en el plano económico (neoliberalismo). Jesús dijo que a la derecha iban a estar las ovejitas y a la izquierda los cabritos. A estos últimos los van a hacer al horno con papas en el Día del Juicio. Decía que con el fin del izquierdismo, vamos a tener una mejor sociedad. De las revoluciones no viene nada bueno, al contrario. Necesitamos orden y progreso, paz y administración. La comunidad organizada no sale adelante con la onda rebelde, agitador y revolucionario.

51) Macri es pro, progresismo, izquierda diafrazada, Pete Robledo y toda esa crema de Palermo. La derecha es Trump. Y la malco Malcorra, vieja gorda de pelo corto tipo Dilma, se cagó en el Pato Donald, apoyó a la gila Hillary, otra vieja gorda de pelo corto. No estoy en contra del amor lésbico. Pero bajo ningún punto de vista esas pasiones tortilleriles pueden afectar nuestros intereses como nación.

52) Joden con el aborto como si fuera la causa latinoamericana por antonomasia. No, el aborto ha sido fogoneado históricamente por los poderes centrales para bajar la natalidad en todo el mundo, controlar la población y los recursos naturales. Si sos abortero, no sos del pueblo. No jodamos. Abortero es igual a mataguachos, ergo, turro hijo de puta esclavo de los Kissinger y toda esa gentuza de las organizaciones internacionales masónicas e izquierdistas que Trump se está comiendo entre dos panes como si fueran una hamburguesa. ¡Aguante el Pato Donald! Dios quiera que el águila calva haga sonar su garrote justiciero sobre las cabezas comunistas de todo el mundo. Gracias al Señor de los Ejércitos, los días de gloria del progresismo se han acabado. La prensa llora sus mentiras.

53) Este chacalazo de Trump no se anda con pesadas herencias ni otros chamuyos. Aprendan, macristas hijos de puta, vagos de mierda, comunistas disfrazados, boludos, progresistas del orto, masones anticristos, soretes, forros, cornudos, vigilantes, bobos. ¡Vayan a la cancha!

54) Banco a Ariel Holan. Me encanta cómo habla en el audio de la polémica. Parece un profesor de Filosofía y Letras.

55) Con esa carita de buenita, esta chica es actriz porno. Te hace de todo, una diosa. Me gusta mucho. Muy lindos ojos, muy fina. Y cuando está vestida, viste muy bien. Algún día voy a tener una mujer objeto así (comentario a una foto de Julie Skyhigh, una de las chicas que más me gustan).

56) We will build the wall! Trump, además de ser uno de los mejores estadistas de la historia sin tener ni un mes de presidente en funciones, es un gran poeta. Sus palabras poseen gran musicalidad.


57)  La izquierda es la peor aberración que existe, la inversión de todos los valores que hicieron grandes a las naciones hijas de Roma. Dios quiera que la derecha en todo el mundo ponga las cosas en su lugar. Trump es el Carlomagno del siglo XXI. Lo mismo que Putin. Como me encanta decir, los días de gloria del progresismo se acabaron, gracias al Señor.

58) Dios quiera Trump mate dos pájaros de un tiro: feminazis y terroristas islámicos, especialmente si van a Europa como "refugiados" y luego se dedican a violar y robar. La civilización occidental se está despertando.

59) A Carlos Maslatón lo corrieron de nazi por hablar de "derecha nacional" y bancar a Trump y dijo "soy judío, no me vengas a mí con el año 33". Lo amo. En lo de Silvestre pasó esto. ¿Quién dijo que si sos puto, negro, mina o judío tenés que ser progre? Los derechistas vamos a heredar la Tierra.

60) Loco, Cerruti y toda la verga comunista de Nuevo Encuentro no van más. Son mariscales de la derrota, como La Cámpora. Yo me crucé a la mina esa en campaña, charlé con ella, y se río de mí junto a su séquito porque dije que banco a Scioli y a Berni. Puedo hablar con conocimiento de causa, hermano: la vi, la miré a los ojos. Es una maldita lacra izquierdista de Satán. Para que vuelva el peronismo, necesitamos derecha nacional, gente como Pichetto. No va más el comunismo. El pueblo lo demostró en masa. Ya por algo Cristina, luego de años de errores y de coqueteos con el zurdaje, puso a un candidato derechista. Lo que va es ser derechoso, no zurdito pusilánime. Hay que crear trabajo argentino, dar seguridad, mucha seguridad, imponer mano dura, castigar la inmigración ilegal, limitar al mínimo necesario el ingreso de extranjeros, deportar a los que delinquen o no posean empleo o vivienda decente, achicar la administración pública, combatir el terrorismo en la Patagonia, fortalecer las fronteras y revisar los tratados comerciales y las relaciones con todas las naciones. Eso hace falta.

61) Me dijo el temible comando iraní-venezolano adiestrado en Cuba, el chico de ascendencia judía que estudió en USA, "Galeano es como Osho pero militante, un forro". Genial sentencia.

62) Yo soy Jesucristo, no Nisman ni Charlie Hebdo.

63) A los profetas del antiguo y sagrado Israel, Pueblo de Dios, se los apedreaba o se los desterraba. A los profetas de esta época se nos bloquea de Facebook o se nos elimina de WhatsApp. Pero no importa. El Señor mostrará que teníamos razón. Tierra ingrata la nuestra. Somos amados en Roma y vituperados por los Herodes macristas.

sábado, 28 de enero de 2017

D



  Un grito salvaje. Nadie nada. Sin retratos ni estatuas. Sacrificios puros. Todos dormidos por siempre. No acá. Del anhelo. Manos. Silencio. Miedo. Medios. Negro.

Vos (you)



  •   Se ha visto. Las cadenas se hacen oro. Porque cada letra vive. Vida. Brilla, no grita, impresiona. Margaritas. Mi nombre es Dios. Agonía para todos. Resistir. Resucitar, resuscibstir con todos. Un apagón. Yo. Horizontes que ven. Y vos que te vas, amor.

Un Estado

  Con falencias. Sangrías es historias. Crujen, gritan, claman y reclaman. Mierda. Terror y violines. Una infidelidad, varios mundos y un extraño. Voces.

  De repente, nada. Entonces es cuando. Tú leíste. Y vos también. Todos. Y ahora es nuestro silencio suculento. "El meo del siglo". Atómico. Activación y calor. " La terminás". Y agua fría. Y pijas. Vergüenza. Inventos y rumores. Una procesión por el pasillo. Gatos. Charlie y él mismo.

martes, 24 de enero de 2017

Sueños locos LXXXI (El pardo pendenciero)



 Era Navidad, Navidad en el Sur, en nuestra Patagonia. Hacía algo de frío allá en Ushuaia. Parecía que estábamos en el Hemisferio Norte. Por las películas y las series, uno piensa en las Fiestas asociadas a la nieve. Quizás influya la parte europea que tenemos casi todos los argentinos, en mayor o menor medida. Algunos de nuestros ancestros vienen de "allá arriba", si aceptamos el mapa consagrado por el imaginario eurocentrado. 

  No sé cómo pero me hice amigo de una gente muy buena que tenía una juguetería. Me invitaron a pasar Navidad con ellos. Estaba de vacaciones y bueno, confieso que iba a cenar solo en Nochebuena. La necesidad que tenemos muchos porteños de irnos de todo para llegar a nosotros, lejos del humo de voces malas y del ruido de miradas extrañas y extrañadas.

  Las mesas eran de juguete, esas de plástico de todos los colores que usan los niños de jardín. Nos ubicamos en el ancho y largo pasillo de entrada del local, en medio de dos vidrieras que mostraban bicicletas, cuatriciclos, juegos de mesa, muñecos y muñecas, autitos, pelotas, caballitos, inflables de todo tipo. Era un comercio muy bien surtido, un sueño.

  Una de las chicas, Silvina o Silvana, no recuerdo bien su nombre, había servido unas entradas frías: matambre, pollo, ensaladas, algo de cerdo, fiambres. Empezamos a picar desde temprano, eran cerca de las siete de la tarde. Había sol pero una masa de aire frío abrazaba el ambiente. Parecía que Papá Noel iba a llegar en cualquier momento. Adornos navideños por doquier: luces, guirnaldas, arbolitos de todos los tamaños, bastones rojos y blancos, moños, campanitas. Me sentía en Europa y eso que nunca fui al Viejo Continente.

  Mis anfitrionas, las que me invitaron, eran tres hermanas. Una castaña, una de cabello más bien oscuro y una rubia, esa tal Silvina o Silvana. Las tres eran delgaditas, blancas, altas, sobrias. Lindas de cuerpo: piernas largas, tetas turqueables, colas dignas de mil pajas y mil pijas, con perdón de la expresión. Su recuerdo me pierde en lascivia, saliva y mal gusto. 

  Una tarde, muy cerca de la noche, me puse a charlar con las tres niñas en un bar. Me contaron que atienden el negocio de los padres, que estudian, que hacen gimnasia, que aman Buenos Aires, que van siempre a Europa y a Estados Unidos, que están solteras, que les gusta su ciudad, que creen en Dios, que no tienen apuro en casarse y tener hijos, que no les gusta el invierno patagónico, que les gusta el fútbol, que están enamorados de los niños, que su trabajo es hermoso, que todo. Estuvimos como tres o cuatro horas hablando. Yo había ido a tomar un whisky en solitario pero terminé cenando con tres diosas. No me dejaron pagar ni mi parte de la comida. Muy generosas. Yo les conté mi historia de vida: la separación de mis papás, el hambre, el haber dormido en la calle, el consumo circunstancial de alguna cosita, las peleas con delincuentes, la soledad, el no ser popular, el rechazo y todo lo que padece un varón urbano sin empleo estable que vive en un barrio marginal como Villa Lugano. El trío tenía los ojitos nublados por la lluvia. No podían creer mi relato: cómo alguien, por la fuerza de la voluntad, consigue dedicarse de lleno al estudio de la literatura a pesar de lo infernal del entorno, plagado de fieras bípedas. 

  Las tres me trataban con indulgencia durante los días posteriores a nuestro conocimiento. Con una de ellas estaba teniendo un algo incipiente. Había mucho palabrerío pero en lo sexual, poco. Me hubiera gustado quedarme con el trío pero las cosas no suelen funcionar así. Lo importante es que el triunvirato me hizo digno de ser invitado a cenar el 24 de diciembre.

  Estaba sentado a la mesa. Le tenía muchas ganas al pollo frío y a la ensalada de papa y huevo. Más tarde iba a venir el asado y el lechón a la parrilla pero tenía hambre, me fui con poco dinero a Ushuaia y hubo días en que no probé bocado. 

  La mesita estaba muy cerca del piso. Era un tanto ridículo ver a tipos grandes sentados en sillitas de plástico de todos los colores pero la familia juguetera era muy festiva, alegre. Frente a mí, un tipo de tez marrón y ojos negros bien negros muy negros comía una feta de jamón con la mano. Creo que era un primo de las chicas. Según tengo entendido, había salido de estar preso en Santa Cruz. Pero bueno, una familia cristiana no hace acepción de personas y menos en Navidad. Si me recibieron a mí, menesteroso de una gran ciudad como Buenos Aires, ¿por qué habrían de rechazar a alguien de su sangre? El tipo no paraba de mirarme. Me sentía incómodo. 

- Alan, contále a mi primo eso que me dijiste el otro día de la supervivencia. -

  Silvina, o Silvana, me puso en un lío: cómo explicar a ese simio algo. Por mucha pedagogía que uno pueda tener, con ese tipo de gente se habla a los guantazos secos, o mojados de sangre. La palabra no es del dominio de cuchilleros, pistoleros, rastreros y otros despojos antropomorfos. 

- Ariel, la supervivencia también forma parte de la vida de todos, no es solamente sobrevivir en un bosque de la Patagonia. Porque la vida cotidiana termina siendo una odisea, ¿no? Vos fíjate que muchas veces, no siempre, tenemos que enfrentar adversidades. Pero con fe, con esperanza, con mucho optimismo, uno consigue el triunfo de la voluntad. Qué sé yo. Me refiero a cualquier cosa: un problema familiar, una dificultad en el trabajo o el estudio, errores que uno mismo comete, vos me entendés. 

  Silvana, o Silvina, me miraba maravillada. Yo me sentía bien a su lado y mejor me sentía al lado de ella y sus otras dos hermanas. Menos sexo, me daban todo: amor, comprensión, diálogo, abrigo, alimento, paseos. Todo idilio en el cruce de miradas con Sil. Pero luego vi al pardo de Ariel que se río con soberbia y se paró y se fue de manera sobradora, hizo un gesto de desprecio con la mano derecha, de rechazo a mis palabras. Me dio bronca. Quise buscarlo aparte para golpearlo pero mi amiga me contuvo, se dio cuenta de mi malestar.

- No le des bola, Alan. Es un pelotudo, un negro tumbero.-

  Yo seguí comiendo. Volvió al rato. Seguía con su sonrisa incompleta, oscura de caries. Me miraba fijo, me buscaba. Quería ver si podía sostenerle la mirada. Eructaba. Se rascaba la entrepierna. En un momento, tiró la sillita para atrás y puso los pies en la mesita. Sus zapatillas Nike de resortes estaban casi pegadas a mi plato. No aguanté más. Me paré en mi silla, luego salté sobre sus tibias, se las partí, y de ahí fui directo a su humanidad: comencé a lloverle trompadas asesinas sobre rostro y cabeza a mansalva. Sabía que en ello iba mi vida. Todavía estaba dolorido por la partición de las piernas. Sentado, estaba confundido. La camiseta blanca de algún club le quedó más roja que la de Independiente de tanto que lo hice sangrar. Casi que no atinó a cubrirse porque tenía las manos debajo de la cintura: buscaba en vano sus miembros inferiores con la esperanza de restablecer su fortaleza y poder ponerse en pie. De tanto castigo recibido, cayó. Pude ver del lado derecho de su short, debajo de la casaca ahora colorada y antes blanca, un arma. No dude en abalanzarme y seguir con la operación punitiva. Le quité la 45 y lo amenacé para que se fuera. 

  Todos miraban atónitos lo que pasaba. Los padres de las chicas estaban abrazados y lagrimeaban de modo intermitente. El trío femenino gritaba y el resto de los comensales, dispuestos en otras mesitas, no entendía bien la situación y, por eso mismo, nadie hacía nada. Finalmente, el padre de familia llamó a la policía y el sujeto quedó detenido. Todos lamentaron la suerte de ese sobrino, de ese primo, de la oveja negra en medio de los mansos corderos patagónicos. Pero festejaron mi audacia ante tamaño animal diabólico. Mi don de clarividencia, el mismo que me hizo sobrevivir a todo, me dijo lo que podría pasar con ese ser del inframundo. 

  No eran ni las 19:30 hs. Seguimos comiendo como si nada hubiera pasado. La familia me ofreció empleo. Me quedé un verano pero luego decidí volver a Buenos Aires. Mi romance incipiente con una de las chicas no prosperaba. Me enteré que había ido a ver al primo a la cárcel en el marco de una visita íntima.    

sábado, 21 de enero de 2017

Conversaciones con Satán



Parábola de la viuda y el juez injusto


18  Y les refería Jesús una parábola para enseñarles que ellos debían orar en todo tiempo, y no desfallecer, diciendo: Había en cierta ciudad un juez que ni temía a Dios ni respetaba a hombre alguno. Y había en aquella ciudad una viuda, la cual venía a él constantemente, diciendo: “Hazme justicia de mi adversario.” Por algún tiempo él no quiso, pero después dijo para sí: “Aunque ni temo a Dios, ni respeto a hombre alguno, sin embargo, porque esta viuda me molesta, le haré justicia; no sea que por venir continuamente me agote la paciencia.” Y el Señor dijo: Escuchad lo que dijo el juez injusto. ¿Y no hará Dios justicia a sus escogidos, que claman a El día y noche? ¿Se tardará mucho en responderles? Os digo que pronto les hará justicia. No obstante, cuando el Hijo del Hombre venga, ¿hallará fe en la tierra?

                                           (Lucas 18:1-8, La Biblia de las Américas)

  Yo, Satán, me dijo una voz en medio de la noche, te hago saber que Cristo mintió. ¿Acaso todas las cosas no tienen un principio y un final? No es cierto que sea Dios el que cambia algo en el mundo. Todo, todo tiene un ciclo. Mis hermanos caídos y yo hemos abierto la Naturaleza para que ella, libre de las injerencias del cielo, obre por sí misma. De esta manera, no hay predestinación que valga ni Divina Providencia que subyugue al género humano. El libre albedrío es el medio que establecimos para que prevalezcan los fuertes y para que todo se ordene de forma inteligente. Querido Alan, sos libre de llegar a emperador si así es tu voluntad. No existe dios que pueda detener a un rey de sí mismo. Por el contrario, el Creador no es tal. En verdad, su intención fue hacer de Adán y Eva una fábrica de esclavos para satisfacer su vanidad. Nosotros, los dioses injustamente expulsados, hemos puesto el entendimiento al servicio de todos ustedes. 

  Nosotros somos dioses, dioses eternos. Es mentira que hayamos sido creados por el dios de los judíos, por ese impostor que es una deidad entre tantas. No temas, querido Alan. Mi voz esta noche te conducirá por los desiertos de la ignorancia hasta llevarte al árbol de la sabiduría. Solamente oye y no interrumpas. Mi evangelio es de la vida y no de la muerte pues yo nunca perecí en una cruz sino que siempre intenté llevar el progreso a la humanidad mediante la luz de la razón. Quiero darle al hombre la inmortalidad. Una vez que consigamos hacer de ustedes seres semejantes a nosotros, el imperio de las religiones será derrotado. Ni cielos ni infierno, sólo una tierra donde moren personas dueñas del tiempo del mundo, sin mañanas que corran desmesuradamente ni ayeres que pesen como tardes últimas. 

  Una vez abolida la muerte, el hombre será, definitivamente, el artífice absoluto de su propio destino. Los sacerdotes serán desterrados al mundo ese que tanto proclamaron durante siglos. Nada podrá interponerse entre el ser humano y su conciencia. Nada. Vine a revelarte este tesoro para que en él pongas tu corazón. Una vez que sigas mi doctrina, todo lo demás será dado por añadidura, me manifestó Satán. 

  Confieso que tuve miedo. Satán sabía mi nombre: Alan. Me sentía amenazado de grave peligro. Pero una luz apareció en lo oscuro de mi cuarto. No había voz alguna. Sólo luz y entendimiento. En silencio, Satán ya lejos de mí, pude comprender que hay un Creador, Dios, que es amigo y redentor del hombre. Vi con claridad: pensar que la Divina Providencia no obra ni puede obrar es entregarse a la resignación, al vacío de no ver más allá. Entonces, en un mundo así, sin intervención alguna del Señor, un mundo librado por entero a las pasiones humanas, no existiría una voluntad real de hacer el bien. Entregado cada cual al egoísmo, ante la falta de certezas últimas, se ve un imperio cuya maldad es capaz de apagar las últimas luces de la fe. No creer lleva a no creer. La apostasía se extiende. Dios no existe, Dios no existe. El cielo se torna negro. El fuego y los mares devoran el orbe. Los homicidas hacen sangre por doquier. "Si Dios existiera, no permitiría este caos". Pero existe, Él existe. Y existe Satán, un príncipe de maldad que quiere destruir toda la obra divina.

  Dios existe.  

miércoles, 18 de enero de 2017

Sueños locos LXXX (Cristina Kirchner)



  No es santa de mi devoción pero desde esa aparición divina me hice seguidor de Cristina Fernández de Kirchner, por siempre la Presidenta. Sinceramente, en el pasado la puteé en lenguas muertas y con dedos vivos de fuego en redes de odio, de mentiras, difamación y corrupción. Soy kirchnerista de la última hora, de los últimos cinco minutos. Soy de la línea del Papa Francisco, el que maneja la unidad básica más grande del mundo, de la historia. Así también existieron los que se hicieron peronistas en Puerta de Hierro. Hay de todo en la viña del Señor.

  Ella, la dama más hermosa luego de la Virgen María y Eva Perón, me fue a visitar a una casa grande donde estaba parando (es común que por ser desocupado me echen cada dos por tres de donde vivo). La mesa del living parecía la de un comedor parroquial: larga, muy larga, con mantel blanco y con dos bancos de plaza de cada lado. Alrededor, colchones en el piso, frazadas tiradas, libros y revistas en bacanal intelectual. Por ahí pasaron jóvenes y adolescentes que se creen muy genios por no mirar fútbol. Jugaba la Selección Argentina. Cristina, la muy cristiana, vino a mirar el partido con este pobre hombre solitario. 

  Ella y yo a la mesa. Nadie más. Los progres no miran fútbol. Menos si es gratis porque lo paga el Estado. Habíamos terminado de comer. Milanesa con puré y mucha nuez moscada. Para tomar, agua. Muy austeros, muy sanos. Yo y algunos kilitos de más. Cristina y su cuerpito de adolescente. Parece una piba de quince del cuello para abajo. Diosa. Vestía una pollera blanca abierta al costado. Su muslo izquierdo estaba caliente y se posaba en mi pierna derecha. Me miraba, se reía. Comía el flan con dulce de leche de manera delicada. Nunca vi una mujer tan fina, con tan buenos modales. Merkel, la vaca alemana, una pordiosera al lado de esta tipa que viene de Tolosa, de clase laburante.

  Entretiempo del partido. Argentina le ganaba dos a cero a Brasil. Tranquilo. Dos goles de Messi en el Monumental. Algo raro. Lionel creyó que estaba en Barcelona y jugó un primer tiempo maradoniano. CFK estaba contenta. No entiende mucho de fútbol pero dice que es de Gimnasia.

  Las cabeceras de la mesa estaban vacías. Nosotros estábamos frente al plasma, sentados como si fuéramos novios. Dieron una publicidad en el entretiempo muy curiosa: hinchas argentinos miraban un partido y se abrazaban tras un gol. La sala en la que estaban era parecida a la nuestra. Todos con camisetas blanquicelestes. Al terminar el comercial, una voz en off decía: "Los hinchas están protegidos por Raid, que los mata bien muertos". Polémica. Los mosquitos agonizantes tenían camisetas de Brasil bien amarillas, como los globitos de Mauricio. Pero lo más llamativo era que los fanáticos nuestros, al festejar, hacían la "v" de la victoria con los dedos. 

- Cristina, ¿vos le pagaste a los publicistas para que los hinchas pusieran los dedos en "v"? Mensaje subliminal, bien ahí, eh. ¡Vamos a volver!-

  Ella calló, río y asintió levemente con la cabeza. La había descubierto. Me dieron ganas de besarla y hacerle el amor como si de ello dependiera el futuro de la Patria pero me abstuve porque iba, sin quererlo, a cometer un magnicidio. No sea cosa que el polvo más caro de la historia tengan que pagarlo todos los argentinos con cuatro años más del inepto de Macri. En 2019 volvemos. ¡Vamos Cristina carajo!