Respeten sus progreleyes y no sean contradictorios censurandome.

El Congreso no promulgará ninguna ley con respecto a establecer una religión, ni prohibirá el libre ejercicio de la misma, ni coartará la libertad de expresión ni de la prensa; ni el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y de pedirle al Gobierno resarcimiento por injusticias.
(Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU., ratificada el 15 de diciembre de 1791.)



Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en Paris.



- 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber ingerencias de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.

-2. Se respetan la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

(Artículo II - 71; Título II concerniente a Libertades del Tratado para el que se establecia una Constitución Europea)

miércoles, 22 de febrero de 2017

Ostracismo renovado (u otras formas de misantropía)



  Párpados pesados como bolsas de cemento. El cansancio nocturno es una forma de agonía. Los porvenires no inspiran dulces sueños: un progresivo alejarse marca la soledad que se construye instante tras instante. Soledad. Soledad. ¿Qué tan malo puede ser que el águila venza a la serpiente? No queda nadie. No recuerdos. ¿Será que cada tanto hay que reprogramar la vida, formatear todo? La memoria llega a un límite. No hay más capacidad de almacenar. Este tipo de prosas las dice un espíritu bajo, un espíritu de siglo XXI. Cadáveres en el aire.

  Todo se reparte. Te van a salvar la vida más de una vez para que mires en solitario el mar del que te rescataron. Contemplar la que podría haber sido tu tumba ha de ser premio, castigo, consuelo y desconsuelo. Ese es tu destino. Caminar en silencio. Nadie te va a hablar. Ni siquiera te van a ver. En todo semejante a las ánimas que descienden de otros mundos, vas a marchar sin posibilidad física de interactuar con otros. Pero el fuego no te quemará. Las balas ni siquiera te tocarán. Pasarás anónimo entre ciudades ingratas y anhelarás abrazar señoritas sin alma pero ya no tendrás cuerpo. Muerto en vida, recorrerás toda la Tierra y verás atardeceres y mañanas inimaginables. Un sol nuevo te va a sorprender a cada paso, un sol que no podrá nunca más cegarte. Cuando hayas acabado con tu peregrinación, entonces y sólo entonces habrás de descansar en paz al ver que serás las páginas que leerán los que jamás osaron mirarte a los ojos. 
   

Sueños locos LXXXV (La chica en un vestuario)



  Ojos color lujuria mezclados con verde mar; pelo rubio como acaramelado, con visos de naranja; tez oliva y gestos de adolescente recatada. 19 años que parecían un poco menos. La vi pasar frente a mí, en un vestuario vacío. El toallón me envolvía las partes nobles cuan si yo fuera un gladiador regiamente ataviado. Me sentía bien luego de la pileta y el sauna. Ella seguía a una amiga que ni siquiera advirtió mi presencia. Pese a verse apurada, se dio el gusto, o el disgusto, por qué no, de mirarme no sin cierta timidez. Me excité. Pero no podía hacer nada.

  Es una chica del Facebook, una chica que me agregó, una Miley Cirus criolla que anda por ahí, lejos, en algún lugar del Conurmalo. Me da miedo hablar con ella; miedo me da ser rebotado, ignorado: que me clave el visto sería una nueva desgracia en mi trayectoria de fracasos en línea. Por eso mismo, no la molesto por el chat. Por otra parte, ahora está de moda esto del "acoso". Todo es acoso: mirar un culo, una teta o saludar a una chica. No importa. Yo tengo un sistema para dar señales sin ser cazado: darle "likes". Ya sea por reciprocidad o porque en verdad a ella le gusta lo que publico, me devuelve las gentilezas. Qué sé yo. Me encanta. Es hermosa. Y, por lo que pude ver, tiene inquietudes artísticas. Pese a todo, cuando la vi pasar por el vestuario, no me atreví a hacer nada. Si soy reservado en las redes "sociales", ¿cuánto más reservado puedo ser en la vida off-line? Porque, a decir verdad, vida real es la de la web, la de la no web, la de los libros, la del discurso y, muy especialmente, la de Dios y la de los sueños.  

martes, 21 de febrero de 2017

Sueños locos LXXXIV (Cooperativistas)



  Una estación de servicio, again. Otra vez a despachar nafta. La misma mierda de hace un par de años. Ya no me importaba. Me faltaba poco para recibirme. Se supone que un Licenciado en Letras es rico en la Argentina, ¿no? No, la verdad que no, todo lo contrario. Pero es lo que hay. 

  Lo peor de trabajar en una estación de servicio son los clientes con coches caros que no dejan propina. Todo mi odio hacia ellos y a sus esposas, muy especialmente. Vengan de uno, giles, vigilantes, burgueses, macristas de mierda. Vengan que los mata a trompadas. Bueno, igual no todo es tan malo: recuerdo que en ese tiempo tenía una compañerita de 18 años recién cumplidos. Un amor. La típica flaquita porteña que no le da la nafta para ser cheta posta y tiene que ir a laburar porque los papás no le pueden pagar los estudios. Ojo, a simple vista, parece una piba de guita. Pero no, era como yo: blanca de clase media baja. Nosotros en la Argentina tenemos nuestros white trash: esos gallegos y tanitos pobres que van por la ciudad sufriendo el sol en sus cueros pálidos. Somos varios los villeros de ojos claros y aspecto europeo.

  Cada vez que ella, la flaquita linda, se agachaba para levantar una caja, aprovechaba y le miraba el culo. Nunca vi algo tan hermoso. Los pantalones grises ajustados, parte del uniforme, le quedaban como tatuados. Se notaba que usaba tangas muy finitas. Siempre creí que la mujer que usa tanga es sexualmente más activa que aquella que usa bombachudos bolivianos. Se supone que lleva ese tipo de prendas porque, al llegar a la casa, hace el amor con alguien, ¿no? O, quizás, quiera mostrar la ropa interior, por qué no. Ahora, en esta segunda década del siglo, están de moda las remeras abiertas a los costados que exhiben hermosos corpiños armados. Del mismo modo, mostrar los calzones es señal de estilo entre varones y chicas, cosa que no comparto. 

  Había un par de matungos viejos de playeros que se la querían coger. Pero ella no les daba ni la hora. Creo que se hablaba conmigo solamente porque tengo una edad aproximada a la suya, 27. No me la creo esa de que le parecía lindo, no. No le quedaba otra que apoyarse en mí para que los otros troncos de higuera no la jodan. Mis compañeros, un ejército de viejos pardos, brutos, cincuentones; atorrantes, pendencieros, peleadores, borrachos, merqueros, vagos. Típico de tipos frustrados que se van a jubilar haciendo un laburo que no les gusta. Para que se den una idea, ¿vieron al "Banana" de Los del Fuego? Todos así pero sin éxito en la movida musical. Cantaban bien algunos, no tanto como el santafesino pero se escuchaban voces whiskosas muy interesastes. 

  Una mañana, vi en un cuarto de máquinas - "el puente", donde se mide todo lo relacionado al gas - a dos de esos chongos locos. Me dijeron que el dueño les prometió participar de las acciones de la empresa. "De la perimetral para afuera, en la calle, somos todos iguales". Se creían el verso de que no había jerarquías reales entre patrones y empleados por ser llamados por el nombre de pila cuan cadetes de hamburguesería. Hacía tres meses que no pagaban. Yo activé la idea de hacer una cooperativa ante la ausencia del burgués dueño de nuestros destinos. Al principio, costó. Pero no había opción. Era eso o seguir esperando. Obvio que se hizo cuesta arriba porque éramos Estación Marca Pirulo, no nos conocía ni el culo. No teníamos chicas en calza para expendio de combustibles y lubricantes. La única piba era mi flaquita que, aunque bonita, no era voluptuosa como para que los coches hagan fila por ella. A los tipos no les interesaba ver a los chomas viejos que me secundaban. Sin embargo, las familias nos querían porque las mujeres veían que sus maridos no tenían ojetes para mirar. Por otra parte, mi amiguita estaba en el minimercado, detrás del mostrador. 

  Yo, el creativo, el estudiante de Letras, tenía que hacer algo para que las ventas levanten. No podíamos bajar mucho los precios porque era ir a pérdida. Entonces se me ocurrió montar una estación de servicio show. Yo me disfrazaba de payaso y hablaba con los niños hijos de los clientes mientras servía combustible o aceite; los otros cantaban cumbia santafesina, folklore o tango. La chica improvisaba temas de pop con hermosa voz: Lady Gaga, Beyoncé, Madonna, Britney Spears. Lo más lindo que le escuché fue "Beautiful", de Cristina Aguilera. Se me cayeron los ojos de emoción, tuve que ir al baño a esconderme. También hizo "Don´t Speak" de Not Doubt. Mientras cantaba, me miraba. La gente venía a ver nuestro circo. No le importaba qué nafta, qué gasoil mandaban al tanque. Y bueno, vendíamos algunos sanguchitos de milanga. Mal que mal, podíamos papear. 

  Cande iba a venir a mi casa (me había mudado del departamento de mi vieja, quería algo con patio). Eran cerca de las doce de la noche, pensé que ya no venía, debía estar para cenar. Mensaje y mensaje y no respuestas de su parte. Mientras miraba las pocas estrellas filtradas por el cielo contaminado de luces urbanas, lamentaba la velada frustrada. Pero bueno, una vez en mi puta vida pasó algo bueno en el amor: sentí una mano en mi hombro. Me di vuelta y casi caigo de la silla del asombro: vestía una minifalda corta de motivos escoceses tipo estudiante de secundaria y llevaba una camisa blanca. El perfume solo ya era causa de erección. 

  La besé sin medir consecuencias. No dijo nada. Sonrío. La abracé para que sienta cariño, no solamente deseo carnal. Se desató el pelo oscuro, que bello contraste hizo con la camisa blanca a la altura de los hombros. Mientras liberaba la cabellera de la opresión del broche, los senos incipientes, al estar ella con la espalda arqueada, parecían más grandes. No podía más: la tomé de la mano y la llevé a mi cuarto. La guié suavemente a la cama. Se tumbó como entregada. Se le dilataron las pupilas. Estaba gimiendo. Con la minifalda puesta, le hice sexo oral. La tenía depilada. Me acariciaba la nuca y gritaba como si la estuviera matando. "¡Quiero que me cojas, por favor!" La puse boca abajo y se la metí con fuerza. Pensó que le iba a hacer la cola pero le dije que eso iba después, "como postre", río. Le mordía la nuca y le decía que era mía y todas esas cosas que uno dice en borracho de semen en sus venas. Como no era feminista, asentía en todo. Luego la puse en cuatro y le seguí dando. Unos minutos después, me pidió ir arriba. Casi me corta las piernas. Se movía muy rápido, como un terremoto en mi bajo vientre. Menos mal que yo no había comido. Para finalizar, hubo anal: en cucharita, lentamente. Fue la mejor acabada de mi vida, sentí que la vida se me acabó. 
   

   

domingo, 19 de febrero de 2017

Escriler



 No dijo más. Luces alrededor, mucha luz. Llevaba su cruz a medida (todavía la estaba pagando en cuotas). El rostro de penas hacinadas, ojos desesperación y gesto apesadumbrado. Sí, persona maquinizada hasta esa fecha en que robó su libertad. Ahora es ser humano diferente. ♡☆

jueves, 16 de febrero de 2017

Algo más



  Lluvia hoy, lluvia como nunca. Silencios y fatigas. Viento contra las ventanas y una sensación de fuga ante una cara lejana. Libros sobre la mesa. Respiros. Afuera, calles empedradas y esquinas para ver y volver.

  Algo de azar al caminar. Ya es afuera. Hay una conexión especial entre el caminante y el ángel de su ciudad, se siente en esa vanidad del que se deleita al creerse un Adán urbano. Todo es nuevo, siempre. Los soles repartidos en columna no tienen memoria de milenios 

  Una ciudad sin este. Oriente no existe. El agua se lleva todos los mitos. Al final, un sueño mata a todos y hace de la vida un espectáculo que pocos entendieron. De fondo, una mujer canta en inglés que ella es bella sin importar lo que digan los otros. Arriba, un cielo sin cielo muestra los triunfos y los fracasos de una civilización que se olvidó de que Dios existía. Más allá, de tu lado, un lector que encontró algo de sí mismo en estas palabras de otro mundo.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Ihre Aura



  Lo ven de lejos, lo ven de cerca; lo ven de acá y de allá. Corre raudo con pretensiones de infinito. Es una luz, una revolución silenciosa que se opera en uno para todos, para muchos o para pocos que valgan mucho. 

  No quiero que pienses que te me fuiste olvidada, no. Hay un rosario de imaginaciones que guardo bajo mi almohada, rubia que me vendió al extranjero en una denuncia de acoso con un dejo de admiración por mi prosa y esmero. Lo sé, lo sé. Soy el tema en cuestión. No es por vanidad que digo esto. Más vanidad hay en vos, vuesa merced, que se hizo reina celeste entre esa gente que no le abre su corazón a nadie pero llora por las barreras por venir.

  Te imagino en la playa, feliz. Te imagino, eh. No. Si sigo, te veo con otro. No me gusta la situación. Sé que entrambos no pasó nada pero no sé, se me dio por prosarte para la posteridad, ¿viste? 

  La lepra me muere en esta villa que tengo por vida, sin plata ni amistades de renombre. No hay viajes ni llamadas. Las únicas pompas son las fúnebres. Vos, rodeada de empoderadas y emparedados y otros empomados surfistas de falso pacifismo tomar. Agua por los mil costados.

  ¿Y ahora qué? Te parrafeo ahora para que haya algo de vos que te perdure, como esos maravillosos textitos que dieron orgullo a mi clarividencia, que en ellos se ha encontrado muy a gusto. Vos y yo nos entendemos, esto es una carta. Si la leen otros, bueno. Poco pueden saber en medio de estas cercas, de estas redes pescadoras de trasnochadores, solitarios y chicas comunistas que son, sin dudas, las fariseas del coño; esas que con celo monstruoso crucifican a todo aquel que no bebe de su copa menstrual hecha cáliz de blasfemia, escarnio y maldición. 

  No me diste la oportunidad de nada. Sos la Donald Trump de las redes sociales con esos muros del no incontestable. Sin embargo, pudiste haberme matado con una legión de hunos comandados por tu Atila de cada noche. Pudiste, cuan salvaje chica de Kill Bill, cortarme la cabeza. No obstante lo dichosa que podrías haberte sentido, no: la generosidad triunfó en vos. Las actitudes viles, venganceras, mezquinas, vergas, infantiles y canallas no hicieron sitio en vos, gracias al Señor. 

  No tengo mucho más para decir. Bueno, sí. Algún día te voy a ir a saludar. ¿Te lo dije? Me parece que sí. No voy a hacer nada. "Hola". Pagaría solamente para ver tu reacción. No es que sea un acosador, no. Tengo asumido que hasta podrías haber quedado embarazada en este tiempo. El hecho es de puro orgullo: llegar. Persevera y triunfarás. No hay norte que sea fin en sí mismo. Lo único que me importa en esta vida es pasar con pies ligeros, como el glorioso Aquileo. Finalmente, ser letras. 
    

Tetazo sin tetas




1) Fracasó el tetazo. Triunfó la civilización patriarcal.

2) Feminismo, basura, sos una dictadura.

3) Gente: ayer el macrismo demostró una vez más ser un gobierno de izquierda. Es kirchnerismo para chetos. En vez de sacar a las femibolcheviques a los palos limpios y duros, no; inacción total, pintada de patrulleros, intimidación a transeúntes y automovilistas, golpes, insultos y tensión. Les pido por favor que no hablen más de "la derecha". Eso en este país está muy lejos de conseguirse. Sería un sueño que haya un gobierno como el de Donald Trump en la Argentina. Lo más cercano que tenemos son peronistas de centro como mi amigo Scioli o como Sergio Massa. El problema de ambos es que sus filas están copadas por progresistas y dependen de militantes izquierdistas. En fin. Digresiones aparte, quiero decirle a los pelotudos que votaron a Macri que son todos comunistas.

4) No hay que desesperarse ante la locura femisatánica, son manotazos de ahogado. Hay que mirar todo con mucha tranquilidad. La manera de proceder es como en boxeo o ajedrez: paciencia para dar el golpe final. Estamos a punto de dar mate, ellas están contra las cuerdas. No pueden más. Ganó Trump y ya no hay financiación gringa para el aborto en el exterior. Por otro lado, la sociedad no apoya a estas enfermas del demonio. Encima, hay un Papa argentino. Miren donde miren, están rodeadas. Son solamente dos mil enfermas muy activas, violentas como suelen ser las minorías cuando quieren asaltar el poder. Siempre les va a pintar hacer tetazo, conchazo, culazo y toda esa mierda. Pero falta poco. Están out. Ahora gobernamos nosotros en todo el mundo: la derecha nacional. No van a volver nunca más.

5) Dios, que sacó a su Pueblo de Egipto y que guió a su Iglesia a través de los siglos, nos conceda a todos nosotros la paz en nuestros días. El Señor nos libre y guarde de las andanzas de feministas y comunistas, verdaderos emisarios de Satán, culpables de todo mal por revolcarse con el macho cabrón para perdición del ser humano.

6) Una amiga subió una foto en traje de baño. Me contó que varios desconocidos le hablaron por este medio luego de mostrar su cuerpo voluptuoso. Ella quería probar mi teoría: una chica se exhibe un poco en las redes y tiene varios tipos detrás; un pibe, en cambio, por más lindo que sea, solamente lo "megustean" familiares, amigos y alguna milagrosa excepción femenina. La igualdad entre el hombre y la mujer no existe. Nosotros, al decir de Marguerite Duras, somos visuales. Ellas son interesadas del dinero. No todas pero sí la gran mayoría.

7) Durante mucho tiempo nos vamos a reír del tetazo que no fue, de las que se hacen las machas pero luego arrugan y no muestran nada. Bobas. Sus días de gloria han terminado para siempre.

8) Acá en la Argentina nos haría falta un Donald Trump que construya un muro en la puerta de la casa de cada feminista bolchevique de tetazo - culazo - escrache en la Catedral.

9) No sé una chota de aviones. Nunca viajé en avión. Soy un negro de Lugano 1 y 2. Así y todo, sospecho que el avión de Aerolíneas en Nueva York fue intencionalmente saboteado para perjudicar a nuestra empresa de bandera y beneficiar a la competencia. Eso no quita que haya, al dia de hoy, un Estado bobo y deficitario que prefiere que nos matemos en las rutas antes de viajar con una "low cost". Ojo, habrá que ver qué onda acá cuando los amigos de Macri dominen los cielos. Siempre es lo mismo: sos el mejor hasta que se te pianta un avioncito, un tren o se te prende fuego un boliche. La corrupción mata.

10) Nadie me preguntó pero me chupa un huevo: me cagó en San Valentín. Hoy, para mí, es San La Paja, como ayer y como mañana también.

11) Las orcas son igual que las mujeres: están sobrevaloradas y los comunistas las defienden hasta el hartazgo. Pese a que féminas y orquitas son mamíferos, las dos tienen olor a pescado. Y bueno, somos más los hombres que morimos fusilados por este sistema de mierda pero las gordas marinas siempre se van a llevar toda la atención (me refiero a las que muestran el cucu en las playas, "la negra en maia", a la que se le ve la "raia"). Posdata: todo lo que anda bajo el mar se puede comer, incluso tu novia.
Principio del formulario

12) Ah, no hay "femicidio vinculado". Si vos matás al pata de lana, cosa que no me parece del todo mal, no matás a tu mujer, lo matás a él, corta la bocha. No inventemos cosas que no son. El mundo no gira en torno a ellas, por mucho que quieran hacer concha el Obelisco para no sentir las sentadas hippies en el símbolo fálico porteño.

13) Leí un comentario muy bueno por ahí: "Los macristas quieren robar en un año lo que el kirchnerismo se afanó en doce".

14) La culpa no es del chancho, en este caso la mujer. La culpa es de los tipos boludos que se castran moralmente ante estas blasfemas que se comparan con Cristo. Son arrastrados, no tienen dignidad. Podés hacerte una paja al ver un culo entangado en Facebook. Pero nunca caigas tan bajo de festejar una burrada de una mina. Otra cosa: no hay que hablarle a las minitas por privado. Si te hablan, bueno. Pero vos, chacal, hijo de Adán, no vayas a los pies de ninguna. Si te sirven la costilla, vale. Pero no la vayas a buscar como perro hambriento del Conurmalo...

15) Nada especial. Sólo que yo soy Jesucristo. Ya les dije que no soy Nisman ni Charlie Hebdo. Soy judío pero no de los que se rasgan las vestiduras por un tipo fiestero y traidor a la Patria y al Estado Argentino. Soy como aquel bello hombre de Medio Oriente que murió para redimir al mundo. Bueno, yo hace años que todos los días muero y resucito en medio de vendedores del templo, rameras, cobradores de impuestos, fariseos, difamadores, pegadores del Conurmalo y otros grupos de pecadores. Siempre que me atacan, digo: "Señor, perdónalos, no saben lo que hacen". Y no, obvio que no saben lo que hacen. Por eso votaron a Macri.

16) Cada día me gusta más Orange is the New Black. Vi un capítulo muy curioso: una chica rubia y flaquita tipo "white trash" -anglosajona, protestante y pobre - decide abortar por quinta vez. Un desastre la piba. Fumaba, tomaba, se drogaba. Una vez en la clínica, una enfermera le dice "el sexto aborto no te lo vamos a cobrar". Se burla. La chica termina el procedimiento, va a la camioneta donde la esperaba el novio, otro impresentable, toma una escopeta del costado del asiento, va a buscar a la tipa que le hizo el chiste de mal gusto y le pega un tiro. Afuera, una multitud de cristianos con pancartas se manifestaba en contra de la actividad abortista. Obvio, va presa. Pero, milagrosamente, los activistas religiosos la creyeron una heroína. Le ponen el mejor abogado. Le reducen la condena significativamente. Las convicciones de la "creyente" sirven como atenuante. El hombre que la representa legalmente consigue su conversión. Una vez en la cárcel, ella se hace predicadora y cambia radicalmente su visión de la vida. Pero lógico, luego de tanto años de descontrol, está hecha mierda: dientes amarillos, muy delgada, pálida. Uno de los mejores personajes de la serie. Me sorprendió cuando ella entra al juicio y se ve una sala desbordada por gente que la aclama con carteles y gritos, gente que no sabe que en verdad ella no obró por una creencia...

Muy buena la interpretación. Las actrices de la serie son unas bestias, las amo, una mejor que la otra.


17) El pajero es, en cierto modo, al igual que el delincuente ordinario, una suerte de excluido, un marginado social. Yo reivindico al pajero y me reivindico como tal. Los jeropas somos los indigentes de esta sociedad sexualmente neoliberal, donde unos cogen mucho y otros vivimos a paja y agua.

martes, 14 de febrero de 2017

Un horizonte sí



  Puesto a enumerar los trabajos, veo el de ver de cerca para no perder en distancias. Oigo la enumeración hiperbólica como segunda tarea. No hay paga en sentido mundano pero palabras que hago con sal negra cubren multitud de carencias. 

  Ahora, a lo lejos, en los albas venideros, reflejo los mejores silencios, las mejores miradas, los sueños más osados.

  Un horizonte sí. Un horizonte de vientos leves pero infatigables. Un aurora sin un tarde, con mediodías infinitos para la consecución de un domingo eterno.

  El vano. Las plantas de los pies entrelazadas al suelo, los dientes clavados en las rodillas, la nunca de frente a las estrellas. Es la descripción de un hombre carcomido por una suerte injusta. Sin embargo, cada día es una victoria. El alma inmortal puede tomarse el trabajo de reducir la totalidad del universo con tan sólo una aguja. No hay muerte que detenga a quien socava todos los planetas con su voluntad. Aunque del polvo se hiciera polvo y no quedase ni rastro de lo que hubo, ese algo que consume la creación para verse mejor permanecería allí, donde una inercia opera la transformación de los siglos para la convergencia última de todos los equívocos.

  La idea es la misma de siempre: piedra más piedra más piedra más piedra. Una torre. Arriba, un fuego para que rían los que miran. La noche no puede ser obstáculo cuando hay una voluntad fuerte de luzear el mundo.

  Y ahora, ante tu ausencia, imagino el momento en que estas palabras te lleguen con olor a gloria, con brillitos de triunfo y sorpresa por no haber sabido del todo. No importa. Demostraremos que hay un camino en los temores y desprecios de los más que, sin saberlo, son menos.

  Un horizonte sí.

viernes, 10 de febrero de 2017

Sueños locos LXXXIII (Aneurisma en el cielo)



  El cielo extenso e intenso de la Patria, el cielo de la noche lleno de gris, de amenazas de llanto, de rayos como nervios de una cabeza estresada. Buenos Aires hoy, capital del siglo XXI. Yo allí, parado frente al Museo Nacional de Bellas Artes, en la vereda de Plaza Francia, con inquietudes y silencios variopintos. Con nada. Madrugada confusa, turbulenta. ¿Qué tenía que hacer en horas de reposo? ¿Cuál la razón de mi desvelo?

  Del cielo, del mismo cielo de antes pero ahora mucho peor, emergió un algo transparente y acuoso que me envolvió en tierra y me llevó cerca, muy cerca de la luna, tapada ella casi en su totalidad por muchedumbres de nubes. Al poco tiempo, esa especie de burbuja descendía violentamente conmigo adentro. Iba a estrellarme contra el suelo y morir, morir para siempre, morir de verdad. Digo así porque no me refiero a muertes poéticas, hablo así porque quiero mostrar la dureza del mundo físico, ese mundo que nos condena a la finitud. 

  Caía, caía a la muerte. O iba a morir antes de que mi cuerpo toque tierra, quién sabe. No me acusen de escribir un cliché pero sí, se me apareció la Parca. Ya saben: una vieja huesuda de ojos hundidos, mal aliento y harapienta; una vieja de uñas largas en los pies y en las manos, de piel untuosa y dientes grandes como los de una bestia dispuesta a comerte. Ella, la malvada, tocó con la punta del índice de la mano derecha la burbuja que me llevaba hacia abajo. Quería que reviente más rápido, sin el consuelo de verme transportado por algo; caída libre, como si yo mismo hubiera elegido lanzarme desde lo alto del cielo, un suicidio común y corriente. 

  La burbuja estalló. De nada habría servido quedar envuelto por esa cosa acuosa. Sin embargo, no sé. Me sentí peor cuando vi que caía al vació sin nada alrededor de mi cuerpo. Por menos de un segundo, imaginé a los burgueses de Avenida del Libertador: lo que fui yo, ahí, hecho sangre y tripas. Y ellos, luchando para que sus perros no se coman mis restos en el paseo matinal. Las estudiantes, escandalizadas. La policía, inquieta. Cámaras de televisión, fotos, rumores. "Misterio en Recoleta". ¿Un ajuste de cuentas muy peculiar? ¿Un hombre arrojado desde un avión?

  Me iba a hacer uno con la tierra que me hizo. Pero eso no sucedió. Una mujer, la Virgen Atea, me abrazó en el aire y me salvó la vida. Era ella, lo digo por lo delgada, por la claridad de la mirada meridiana, por lo suave de los brazos y el perfume francés que le recorre la piel.     

martes, 7 de febrero de 2017

Espíritu de letras


  No creas que me olvidé de vos, la rubia que me regaló visitas del Norte, la violinista en el tejado de mi fantasía, la ciclista de los arrabales, la la la. ¿Te quedaste? 

  Te gané una final. Ni te habrás enterado de mi lugar en la cancha. Soy un jugador silencioso, un tipo que descree de eso, la tercera no siempre es la vencida. La tercera podés ser otra vez vencida.

  Imagino que soy objeto de muchas pláticas. Porteño vanidoso. Maybe. However, considero que mi obra se basta a sí misma en tanto y en cuanto es relativamente reactiva a los trabajos teóricos. Yo mismo fijo metodología de investigación, todo el tiempo.

  Creo interesante el movimiento de las olas, que van y vienen sobre lo mismo varias veces. Obsesiones productivas es un nombre interesante para el fenómeno. Tomo un par de elementos y los machaco duro. Licuado de piedras. Todo se puede procesar. A eso hay que sumarle una contraparte: las jornadas de opinión, esos textos con visiones políticas y personales. Ese edificio de sentencias funciona como soporte de mi narrativa. Pensamiento más prosa, prosamiento. 

  Digresión, otra constante de mi oralidad más escritura, la escrituralidad u oralitura. Ahora, mi gringa argentina, quiero pedirte perdón. No sé qué hice mal pero me arrepiento. Te espero. Besos. Mandá saludos a todos allá, sé que me leen con pasión.

Victorias inesperadas



  No eras vos, no era yo. Sólo se trataba de un sujeto insultador que no merecía mayor relevancia. Se hizo olvido. Hoy mira con impotencia los jardines que levanté. Pobre enano, va a ser la decoración. Duende negro, asco que no distingue entre homenaje e imitación. Derrotado infeliz de todos los vicios, bola negra de humo y espinaca. Dejemos que toque el bombo a modo de divertimento. Bastante tiene con su fealdad. Quiere ladrar pero no puede. Se está mordiendo las bolas.

Orange is the New Trump





1) Si te veo en tetas, se me va a parar. Las advertencias fueron debidamente presentadas en estas columnas Facebook. Téngase presente.

2) Salvo algunos elementos marxistas contaminados en grandes ciudades como Buenos Aires o Rosario, en Rafaela se respira orden y progreso. Me dan ganas de vivir ahí, en la Argentina profunda. Allí es todo tan racional, apolíneo. Al pan, pan, y al vino, vino. El lenguaje es directo, existe una relación casi inmediata entre las palabras y las cosas. No hay jergas raras. Se vive en inmediatez con la naturaleza. Extraño. Estoy podrido de los burgueses porteños cosmopolitas de izquierda que defienden cosas aberrantes como la inmigración descontrolada, el comunismo, el feminismo y otras pestes. Creo que el año que viene, por más que deba alguna materia, me voy por un tiempo a la Esparta del siglo XXI.

3) No voy a dar nombres pero hay un amigo al cual quiero mucho que lanzó una idea genial: ir al "tetazo" en el Obelisco, sentarse en una reposera y masturbarse. Si alguien dice algo, la respuesta es la siguiente: "Así como ustedes amamantan y dan amor, esta leche que sale de mi pene es la vida misma, su origen". Irrefutable. Estoy tan feliz que no entro en mi pecho patriarcal. Estamos asistiendo a un hecho comparable a la caída del Muro de Berlín: el fin del feminismo. Tenemos que derribar los muros que de verdad importan, los muros mentales que separan a hombres de mujeres. Dedicado a aquel que me transmitió este pensamiento. Sí, vos chacal embravecido, gracias por darme inspiración y aguante. Nos vamos a volver a ver pronto.
Principio del formulario

4) Como yo soy peteadicto, quiero ser peteadito.
Si el FPV gana en 2019, se viene el plan Petes para todos. Voy con Scioli, ya lo dije varias veces.
Si en California se hacen los bolches, no hay fondos federales. Corta la bocha. En menos de 15 días en funciones, se convirtió en el mejor estadista de Occidente desde los días de Perón.

5) Lo importante es no arrastrarse. Muchos se hacen feministos pensando que van a tener sexo, que van a ser populares entre las mujeres. Pobrecitos. Después van a las marchas femilocas a llevarle las carteras a las friendzones. Es al revés: uno haga lo que haga y diga lo que diga, ya sea facho, zurdo o término medio, no va a coger. Entonces es fundamental permanecer firme y digno. Yo hace cuatro años y tres meses que no nada y no me ves hecho mierda, echado a los pies de alguna zurda o chetita. Al contrario: soy cada día más duro. Por más que la leche te mate, es mejor una paja sincera que un polvo lleno de mentiras.

6) Creo que voy a llegar a los cinco años sin sexo. No imagino que en el camino pinte alguna. No importa. Es el castigo que la sociedad me impuso por pobre, feo y rebelde. Lo peor es que voy a ser un sex simbol luego de muerto. Eso me da mucha bronca. Mi destino es el mundo. Soy el proletaprofeta.

7) Pajajajajajajajaja (?)

8) La generación de los 27 de antes era sexo, drogas y rock and roll. La mía, cumplo 28 en marzo, es paja, agua de la canilla e internet. O sea, somos más sanos pero más aburridos. Vamos a vivir 120 años mirando porno. Antes se moría sin llegar a los 30 pero se garchaba a troche y moche día y noche. Igual, Dios sabe por qué nací en esta época...

9) Vi otra noticia que me alegró la vida: mi amigo Donald Trump va a abolir la Enmienda Johnson, una ley que prohíbe a los líderes religiosos hablar de política desde el púlpito so pena de perder las exenciones impositivas para sus iglesias. El medio masónico español El País publicó que eso va contra "la separación entre la Iglesia y el Estado". Jajajaja, se me ríen los pies. Patético. Va a ser espectacular para Occidente que la verdadera derecha cristiana se fortalezca. Un capo el Pato. Cada día lo amo más. El solito está refundando la Cristiandad. Bueno, obvio que lo ayuda un amigazo de los justos: Jesús, nada menos.

10) Ésta es la nueva: "cuerpa". Ya por escribir de esa manera merecen internación en un manicomio o una cárcel.

11) La Virgen Atea vive en Francia. Se enteró del atentado porque le dije yo. Raro. Y es una piba despierta. Dios no lo permita pero si le pasa algo, voy y mato a todos los políticos proterroristas de París.

12) Todos los años la misma mierda: Baradel no es culpable de nada. Pero se la agarran con él por la barba y el pelo largo. Si fuera lindo como el joven anestesista golpeador de Palermo, esta sociedad hipócrita apoyaría a nuestros docentes. Pero bueno. Hubo gente que votó a Macri porque tiene ojitos celestes. El gran problema de la Argentina son las familias: hijos no deseados son criados sin amor. Padres frustrados de la vida ven las escuelas como depósitos de sus "errores". El resto es historia conocida: drogas, cigarrillos, alcohol, malas juntas, delito, promiscuidad, embarazo adolescente, bullying. Lamento coincidir con un funcionario macrista: "La escuela pública es una máquina de hacer chorizos". Lo dije varias veces: si tuviera hijos, cosa que no creo que pase a menos que conozca a una Virgen Atea pero sin novio, los mandaría a una privada. Es más, tal vez ni tenga familia en este país de brutos y delincuentes.

13) Hace poco una chica, en este espacio, me dijo que podía defenderse solita (yo le dije que ellas siempre se hacen valer a través de los hombres). Cuestión que el otro día, en un acalorado debate virtual sobre chotazo vs. tetazo, apareció alguien del mismo apellido que ella a atacarme. Supongo que será un hermano o primo, ella no está casada. Las minitas siempre tienen un machito que las defienda. Daba miedo ese. Terrible stripper. Todo musculoso. Encima en las fotos se notaba que la tiene grande, todo bultudo el loco. No le digo más nada a esa señorita a ver si termino con el culo roto. Me da pánico que me agarre ese vergudo demente con los abdominales marcaditos. Dios me libre y guarde y nunca me desampare.

14) En un grupo de WhatsApp de gente de mi facu, una amiga me quiso cachar y cobró para el campeonato. Me preguntó si Jesús tenía sexo. Le dije que no, obvio. "Entonces, Alan, Cristo no fue un chacalazo, todo un hombre". A sabiendas de que es feminista y militante, le dije: "No seas machista. No se es más o menos hombre por tener más o menos sexo. Yo hace casi cinco años que no hago nada y soy terrible chacal infernal. Además, yo no soy de los que dicen la palabra virgo como insulto. No la uso nunca y eso consta en mis escritos". Cachadora cachada. Repito: eso del macho lechero y ponedor es un invento de algunos brutos que son más semejantes a los animales que a Dios. A mí no me van a ver con esa boludez del "virgo" como insulto. Es más, coger no me cambió demasiado a los catorce años, cuando tuve mi primera vez con una puta llevado por mi padrastro. Tampoco me cambió cuando estuve un año en pareja con una misionerita que tenía fuego en la pochola. A lo sumo, bueno, es lindo descargar, te relaja y todo eso. Pero tengo una personalidad muy marcada como para que haga mella en mí un polvo, sea este cocaína o sexo. Virgen no es igual a pelotudo. Es más, diría que los que voluntariamente conservan su castidad tienen una inteligencia no sé si superior pero interesante: no van por la vida cagando a palos a sus semejantes para fornicar con las hembras que se dan de lleno a los vencedores.

15) Me enganché con una serie de Netflix: Orange is the New Black. Muy recomendable. Es la historia de vida de una gringa en una cárcel. Ella, bonita, delicada. Rodeada de minas machonas que la quieren cagar a palos o tener sexo o las dos cosas a la vez. Lo que me llamó la atención del episodio que estaba viendo es el tema religioso: domingo, una sola capilla en la prisión, la cual debe ser compartida por judías, protestantes, católicas, ¡y la gente que sigue la wicca! Estuve gogleando: religión neopagana fundada en Inglaterra hace más de sesenta años y reconocida en los Estados Unidos. No sabía que le daban entidad a ese culto que reivindica la brujería y cuyo símbolo en un pentagrama. Da miedo. Como esos loquitos que en Chicago le hicieron un templo y una estatua a Satán. Espero que Donald Trump haga la voluntad de los cristianos y ponga un poco de orden. Hay tanta libertad de expresión en ese país que la Constitución te permite quemar la bandera (los yanquis te cagan a palos igual por más leyes que haya a ese respecto, no es como acá que son todos comunistas profanadores de cruces y símbolos patrios). Ah, otro detalle: el espacio interreligioso no tiene imágenes, lo cual me parece lógico dada la sensibilidad protestante y judaica. Amén de eso, me parece interesante que se celebre el hecho religioso en ese lugar donde la gente va a parar, justamente, por haberse alejado de sus creencias. Festejo la religión dentro del sistema penitenciario. Pero más festejo que las casas y las escuelas inculquen valores trascendentes a niños y jóvenes para que no terminen en la senda de la perdición. Va a sonar muy masónico new age esto pero casi toda fe, interpretada correctamente, brinda energías positivas al ser humano (los buenos judíos, los buenos musulmanes y los buenos cristianos educan bien a sus hijos. Los ateos buenos pueden enseñar respeto al prójimo y demás pero ya tienen una tendencia innata al relativismo y su moral no está atada a fundamentos eternos sino a meros formalismos cívicos susceptibles de ser cambiados todo el tiempo).

16) Un país soberano decide quién entra y quién no. Corta la bocha. Celebro que el mundo, Argentina también, revea la cuestión inmigratoria. Inmigración sí, pero controlada y mesurada.

17) Se viene un pacto entre los tres poderes más fuertes del mundo: la Iglesia, Rusia y USA. Como dice mi amigo Guillermo Moreno, va a ser "un nuevo Yalta". Los días de gloria del maldito comunismo se han acabado para siempre.

18) ¡Qué lindo cuando los islamistas en Suecia hagan mierda a feministas, zurdos y aborteros! Me cago de la risa de ese país de degenerados. Luego vamos a ir nosotros, los de la derecha cristiana, a arrasar a los fundamentalistas invasores. Trump será recordado por siempre como caudillo y líder supremo de Occidente por voluntad de Dios. Con ustedes, el nuevo Carlomagno. ¡Muerte violenta para el Estado Islámico! Y maldición y anatema para las brujas satanistas de Femen, esas que abortan para ofrendarle las pobres criaturas al diablo. El trueno del Señor hará temblar toda la Tierra.

19) Las feministas son así, son las bobis del mundo entero. Cuando algo sale mal, ellas se quejan del patriarcado. Vamos varón, no falles a tu estirpe, no somos amargos como toda esa gente. Yo así, a Dios yo lo quiero: ¡vamo' a mataaar a todos los aborteros!

20) Macri mintió.

21) La pena es la mujer de mi pene.

22) Se va a colar un terrorista y la Corte se va a lamentar, Dios no lo permita.

23) Este año voy con Le Pen en Francia. La rubia es valiente, no es una vieja culo gordo pelo corto tipo Merkel, Dilma, gila Hillary o Bachellet. La derecha va a triunfar en todo el mundo. Los días de gloria de la izquierda se han acabado para siempre.
En estas épocas veraniegas de negociaciones paritarias docentes, nunca falta el pelotudo que critica a los maestros y que dice burradas como "tienen tres meses de vacaciones al año" y otras. A ver, primero cuestionen el sueldo de los políticos. Luego hablamos de los que están abajo, ¿dale? Es triste eso de que el hilo se corta por lo más fino. Tendría que ser al revés: la clase dirigente debe dar ejemplo de capacidad, entrega y austeridad. Un profesor en la Argentina tiene varios cursos con un promedio de 30-35 alumnos y no hace a tiempo a corregir, planificar clases y capacitarse. Así no se puede.
Principio del formulario

23) A ver, zurditos: les voy a enseñar algo revolucionario. Presten mucha atención, hijos míos. Los políticos de línea dura en materia inmigratoria no son "fachos" sino que son lo más socialista que hay. Porque en un mundo de muros y fronteras cerradas, huir por todo el orbe buscando pan y trabajo ya no es opción. Las masas van a generar tanta presión en países como México que regímenes corruptos como el Peña Nieto van a caer en desgracia. Antes, en época de libertad total de movimiento demográfico, los países bananeros tenían como válvula de escape el éxodo de su población más empobrecida y el posterior envío de remesas. Ahora, en la realidad desesperada que se viene, con Estados Unidos, Europa, Australia, Canadá y la Argentina bloqueados, se va a barajar y dar de nuevo, se van a replantear muchas cosas. Los defensores de la inmigración masiva y descontrolada son, sin saberlo, defensores del peor capitalismo, sostenedores del status quo. El problema no es que Trump o Le Pen no te dejen entrar. El problema, como bien dijo Donald, son los gobiernos corruptos. Y no me vengan con que son corruptos por presión de los países centrales, no señor. Empecemos a cambiar la ética y a asumir responsabilidades. Hay que dejarse de joder con echarle la culpa de todo a los gringos, los judíos, los reptilianos, los nazis, los chinos o los árbitros que benefician a Boca. Va a ser un espectáculo interesante de ver el de las protestas violentas en todo el Tercer Mundo. Las juventudes de todas partes se van a levantar, ante la falta de perspectivas, ante la imposibilidad de conseguir una vida mejor lejos de casa, y van a cambiar la opresión por bienestar y pleno empleo. Muchos garcas van a acabar fusilados. Conste todo lo que dije.

24) La otra vez se la agarrá conmigo un tal machito loco llamado Tumini, hijo de un chacal setentista (al padre lo respeto, el hijo me parece un pelado boludo). La cuestión es que me salió con todo el discurso del género y hasta osó decirme macrista o algo parecido. Macrista son los de Libres del Sur y todo el espacio Progresistas, que están con Stolbizer y Donda, que a su vez están con Massa, que a su vez está con Macri. No voy a permitir que me corra la izquierda y menos una izquierda falopa. Bueno, luego estaba el stripper pijón hermano o primo de la pibita a la que le dije que las mujeres siempre necesitan de un varón que las defienda. Gentes malas hay en Puan y sus alrededores. No pueden soportar la victoria de mi amigo Donald Trump.

25) Los mejores profesores que he tenido en la UBA han sido los gays. Los peores, adivinen... ¿Qué grupo de gente es el que yo más aborrezco? Sí, las viejas. Esas sí que no las trago. Esas son las que siempre me pusieron palos en la rueda. Son malas. Puedo hablar de Medieval, Inglesa (la aprobé pero con nota baja), Española II (debo final). Lo peor de Puan, contrariamente al prejuicio que uno pudiera tener, no es la gente de izquierda sino las señoras que creen que las cátedras son feudos y que ellas tienen que salir a comerse a los chicos crudos so pretexto de la "excelencia académica". Creo que las mujeres están sobrerrepresentadas en los claustros. Propongo cupo masculino para asegurar 50% de participación.
Principio del formulario

26) Siempre me llamó la atención el despotismo de la mayoría de las mujeres. Un caso que tomo de ejemplo es el de los porteros en los edificios públicos y privados: ellos te dicen "pasá, pibe". La mayoría de las veces. Ellas, en cambio, suelen mirarte como un delincuente. Así con todo. La mujer en la calle suele tener una actitud vigilante, hostil, antipática, poco solidaria. No jodamos con la igualdad.

27)  A las feministas les molesta que las lindas se muestren.

28) Pijazo más Tetazo es Turcazo. Corta la bocha.
Principio del formulario

29) Creo que me voy a hacer gay. Los chicos me quieren, las chicas no. Me cansé. No me dan bola las minas. Pero los tipos me adoran. Además, el homosexual suele ser desinteresado, bueno, alegre, sensible y generoso. Ser puto en la Argentina, donde las mujeres son imposibles a menos que tengas dinero, no es pecado mortal, no ofende a Dios y contribuye a la paz social. Eso sí, al que me dice algo por la calle, lo cago a palos. Yo soy topu al estilo greco-latino: soy un puto macho, viril, agresivo. No voy con el INADI ni el lobby. De día, combate. De noche, amor entre hombres fuertes como Aquiles y Patroclo (?)

30) Yo soy Jesucristo, Charlie.

 31) Una cosa que dije muchas veces pero no por eso deja de ser menos cierta: las mujeres son las únicas que tienen privilegios. Fíjense ustedes que una chica cualquiera puede tener sexo con total facilidad y tiene para elegir. En cambio, hay hombres muy bellos que no se levantan ni a la mañana. Otro ejemplo: los "likes" en redes sociales. Un pibe pone una foto y obtiene algunos "me gusta" de familiares, amigos y alguna que otra admiradora furtiva. Una minita, en cambio, sube una foti así nomás y tiene, desde el vamos, treinta corazones de "me encanta" de chongos pijilargos dispuestos a penetrarla. No existe la igualdad entre el hombre y la mujer. Hay una desigualdad evidente. Y no hay nadie que me pueda refutar esto con sencillez.

32) Invito a la gente que se atreva a hacer un experimento de verdad, trabajo de campo posta, sin chamuyo. El desafío consiste en que una chica, a través de redes sociales o personalmente, invite a tener sexo a algunos hombres. Les aseguro que la respuesta será positiva en la mayoría de los casos. Ahora, invito también a un varón a hacer lo mismo. De seguro que se come unos cuantos bloqueos, algunas lo desagregan, otra lo denuncia por acoso y algunas le mandan sus chongos para que lo fajen. Conste, eh. Yo no miento. Yo digo la verdad y nada más que la verdad. Ustedes son libres de rechazar o aceptar este convite. Pero no voy a permitir, por mi honor, así se me vaya la vida en ello, que digan que yo invento, especulo, alucino, divago o que soy un loco. Como soy un tipo racional, estoy dispuesto a aplicar el método científico. Si no contestan, me quedo con la frase clásica: "El que calla, otorga". Si la propuesta es aceptada, pongan términos y condiciones y lo hacemos. Los dejo elegir lugar, hora, personas, lo que quieran. Muchas gracias.

33) En definitiva, el camino del profeta es así. Me rechazan, me bloquean y me eliminan porque, en verdad, querría matarme realmente. Yo hace años que estoy diciendo que todo es una mentira; que el amor es, en la mayoría de los casos, prostitución disfrazada; y eso es lo que genera malestar en muchos, incluido familiares y amigos. No importa. La soledad es la suerte del que vino a anunciar su verdad. Sí, vos, chongo fatal de buena vida: si hubieras sido pobre, ahora te estarías haciendo la paja igual que este pobre servidor. Y vos, señorita linda de por ahí: nunca le habrías dado bola a ese pibe si en lugar de ser jefecito camisa blanca fatal, fuera el que te trae el café o el que limpia tu oficina. Todo es mentira en este mundo. El mundo es uno de los enemigos del cristiano. Téngase presente.

34) Creo que uno de estos días voy a hacer un testamento para nombrar a mi séquito de simpatizantes. Porque luego de que yo me muera, van a ser todos alanistas. Y no, no lo voy a permitir. Voy a pedirle permiso al Señor para obrar como alma en pena que hace justicia en la Tierra. Es duro ser un Cristo en el siglo XXI. Ya me imagino a la chusma cheta que me despreció en vida: "Yo a Alan lo conocí y era mi amigo". ¡Pistola! Es más, me van a inventar amores que nunca tuve. Van a decir que fui un gran cogedor cuando no fue así. Cinco años de castidad involuntaria llevo. Por medio de la presente, y ante la posibilidad real de resultar muerto en un hecho de inseguridad, un accidente de tránsito o cualquier otro acontecimiento inesperado, establezco que nadie puede ser mi biógrafo excepto, bueno. No lo voy a decir porque después un amigo dice cosas de ella que le molestan, que tiene "cara de zorrita" y todo eso. Ah, el Ruso también tiene autorización para escribir mi biografía. Solamente dos personas. Así que nada. No inventen. Y si me muero, recen mucho por la salvación de mi alma y yo a su vez, desde el cielo, intercederé por ustedes para que tengan la buena vida que yo nunca pude tener. San Alan será promovido a los altares próximamente. Entradas en venta a través de Ticketek. Descuentos exclusivos para socios Club La Nación.

35) Listo. Mi testamento ya fue hecho. No sea cosa que un chongo me mate para honra de una boluda que, cuan Salome, pida mi cabeza a Herodes. Yo soy como Juan el Bautista: voy por el mundo anunciando la verdad. Pero eso molesta a las hembras de los poderosos. Y seguiré marchando descalzo por este desierto de piedra hasta que llegue mi hora.

domingo, 5 de febrero de 2017

Sueños locos LXXXII (La hermana de mi amigo)



  La hermana de mi amigo, esa chica rubia y otrora sumisa que conocí en Las Distancias, cambió mucho en ese enero en el que los tres nos fuimos de vacaciones a San Bernardo, regia localidad balnearia de nuestra Costa Atlántica. La primera vez que la vi, en sus pagos, la rubita de tez árabe y ojos latinos callaba y obedecía todo lo que le decía su padre, patriarca hebreo de aire sacerdotal pese a no tener barba. La evasión de la adolescente estaba en sus manos, en el celular. Fue una velada agradable aquella. Ahora, cuando la vi nuevamente en verano, era otra persona: se parecía a Graciela Alfano, esa señora que bien podría ser mi madre pero que no deja de ser muy atractiva. Obvio, en versión joven. Una vedette. Pechos como pelotas de fútbol, boca roja como luz de cabaret, cola prominente como baúl de taxi: lo mejor de la industria nacional.

  Increíble cómo cambió esa chica. Es más, tal vez ni era ella. Parecía como que hubiera ido a un cirujano plástico. Todo diferente: cara, cuerpo. Ni se llamaba igual, quizás. Era la hermana de mi amigo, nada más. El carácter era distinto: rebelde, muy. No importa. Igual, uno debe ver con asco a la familia de sus amistades. Pecado mortal desear la sangre del que te quiere. 

  El Ruso y yo estábamos comiendo de lo más lindo: asado, vacío, pollo, chorizo, morcilla, pescado, lechón, cordero, chivito. Era una orgía de comida, la única orgía a la que podemos aspirar nosotros dos, gringos intelectuales repudiados por todas las mujeres de la Argentina, salvo por nuestras madres (bah, ellas no nos quieren tampoco porque padecen la triste visión de una vejez sin los tan ansiados nietos). Yo me levanté para sacar los dos flanes con dulce de leche de la heladera. No me quería parar. Elvira entró sin decir nada. Nos miramos los tres. Se notaba algo raro. Ella transpiraba.

  El reguetón comenzó a sonar como música de fondo. Un auto pasaba lento por la calle con un equipo de audio que le ocupaba todo el baúl. Me dieron ganas de acercarme a la ventana de nuestro primer piso para arrojarle los huesos de todo lo que comimos. Pero algo me dijo que íbamos a tener que soportar ese ruido satánico por un tiempo más...

 - Alan, es él. 

  Yo no entendí qué quiso decir ella. El Ruso me miró fijo. Comprendí: se trataba del negro fiestero que estaba parando a diez cuadras, ese que era la sensación de la temporada. Todas con él. No sé qué le vieron a ese fiero. 

- Es él, bueno: yo soy yo y no me hago el chico misterio.-
- Seguro que a la boba le dio vergüenza y ahora se esconde detrás del hermano y el amigo, una estúpida.-

  Reímos los varones. Ella lloró. "Nos va a matar". El Ruso se acordó de que el tipo en cuestión no era ese negro sino otro, ese al que le pegó en una disco. "Boludo, es el Negro Pedro". Me bajó la presión. "Dale, Alan. Vamos a darle". Quisimos abrir la puerta y bajar la escalera pero Elvira nos detuvo: "Tiene dos pistolas encima". Confieso que estaba cagado en las patas pero pensé que entre dos le podíamos entrar a ese chorro de mierda. Ahora, cuando me enteré de que estaba enfierrado, me dio un ataque de miedo como no tuve nunca antes.

  El Ruso agarró el teléfono inalámbrico y llamó al 911. Esperábamos el milagro encerrados en el baño. El reguetón, a todo lo que da. Trabamos la puerta con nuestros tres cuerpos apilados a modo de barricada. 

  No me acuerdo más. No sé si vino la policía, huyó o lo enfrentamos. Perdí la memoria. Puedo decir nomás que desperté a las cuatro de la madrugada con el corazón en un rápido intento de fuga. Fui a orinar. Vi que mis amigos estaban bien, como si nada hubiera pasado. Me dio un ataque de culpa: ¿acaso esta experiencia ocurrió para que reflexionara sobre la "violencia de género"? ¿Dios quería que me vuelva feminista? ¿O fue una estratagema de Satán para que me tuerza hacia la izquierda? Finalmente, me di cuenta de que no se trataba de patriarcados ni machismos: ella, a sabiendas, se había metido con un tipo muy pesado. Fue hasta donde estaba el Negro, en la playa, con el auto, y se puso a bailar, a perrear. El tipo perdió lo poco que tenía de cabeza. Para colmo, sabía muy bien que ella era la hermana del rubio que lo palizó  la otra vuelta. Nada justifica la actitud de perseguirla. Pero Elvira tuvo el mal genio de ir a buscar al chacal, de provocarlo, de coquetear con él. Es más, el tipo vino cansado de que ella falte a las citas, cansado de ser excitado en vano, de quedarse como un idiota en la mesa de un bar a la vista de todos. 

  La verdad última es que la quería a ella como trofeo para vergüenza del Ruso. Ella, una excusa. La violencia, toda la violencia, era para nosotros. Pero por el Ruso y por mí, no iba a haber una marcha de #NiUnaMenos. 

sábado, 4 de febrero de 2017

Antirrutina



  Un camino distinto, siempre. Los ojos volando durante la caminata y un cielo que se hace para vos, ahí donde las esquinas, tentadoras, invitan andares nuevos.

  Caminar por ese barrio, orgía de casas entremezcladas; el mismo paisaje que viste ayer desde un edificio muy alto.

  La marcha de presunto sinsentido tiene una motivación secreta: bajo los lengüetazos secos del sol, puede aparecer un tesoro. Tesoro puede ser mujer, amigo, oro. O, por qué no, el tesoro puede ser una amiga de oro.

  La escritura mía, mi yotexto, mi yoprosa, mi yopalabra, es una caminata escrita. A su vez, el caminar mío es el errante indagar en la novela de la vida, en sus capítulos de cuadras vomitadas de infinito.

  ¿Encontraré alguna vez en alguna vereda circunstancial un genio al cual pedirle tres deseos? ¿Será que en una tarde acuosa pinte un ángel que necesite que alguien lo vea volar? Creo que la segunda venida de Cristo me hallará feliz en el libre tránsito de una plaza circular.

  Ahora, si me lo permiten, pregunto lo siguiente: ¿estará entre los lectores el hijo de la Virgen María? ¿Y vos? ¿Quién sos? ¿Dónde estás? Te rebotan las paredes y el viento. ¿Vas a matarme por eso?

  En esta caminata prosera, que no grosera, veo del otro lado una humanidad que nace en vos, sin partos ni partidas. La mirada se disuelve contra el templo de la vida y los pájaros arrancan vientos de tu cabeza inútil.

  Ya no hay nada. Una noche, ésta, postrado en olvido recuerdo la luz de varios días, el encender de estrellas distantes que diluvian agonías tintas para que los planetas confundan las ciudades.

  Quimeras, quimeras. No hay amiga, genio, tesoro ni milagros de vos. No flor, no espejo, no yo, noyo. Solo Dios y esa cruz de caminarte, de prosear Buenos Aires con los pies y la cabeza.

  Caminar y escribir.

Noveno mes del Año de la Misericordia (libertad ya a Milagro Sala)




1) Si Milagro Sala fuera blanca, no estaría presa. Pasa que bueno, tenemos políticos White Power en todos los partidos, por mucho que hablen de "inclusión". Sacrifican a la negrita y listo. Mientras, hay algunos que van por ahí haciendo de las suyas.
                                            
2) La experiencia me dicta que hay que evitar las fiestas estas del trópico con salvajes. Uno debe huir de la barbarie. Me ha tocado estar en fiesta de amigos y vecinos de acá de Lugano, mi barrio, y puedo decir que he salido vivo de milagro más de una vez. Pasa que he ido a esas fechas por compromiso, siendo más joven. Ahora, con 27, esquivo esas ocasiones llenas de borrachos, locos y atropellados. Me siento más cómodo en festejos con compañeros de facultad. A lo sumo, una porreada podrá decirme "facho". Pero en fiestas de gente popular, uno ve cómo se apuñalan, se gritan, se hacen de todo. Es terrible. Me acuerdo cuando tenía quince años y dije, con respecto a un niño de un año, "es una belleza". Un loco malo que había salido hace tres días de la cárcel se burló de mí y dijo: "No es una belleza, es un bebé". Cero sensibilidad tienen esos individuos. Solamente un Estado fuerte podrá poner la mano dura que la Argentina necesita. Macri es un cagón, un blandito; es un kirchnerista en materia de seguridad pública...

3) Me encanta lo cabeza de termos que son: dicen que en la fiesta de Moreno había pibitas de trece años. A mí no me vengan con izquierdas y feminismos ni todas esas mierdas. Nena: si sos menor, te quedás acá en casa, corta la bocha. Tenés que estudiar, tenés que hacer cosas de tu vida. ¿Qué es eso de tanta precocidad y promiscuidad en todos lados? ¿En qué te has convertido, Señorita Argentina? Porque vos podrás ser un comunista fatal con una estrella roja en el rosquete pero de seguro que no dejarías que tu hija o hermanita se interne a la noche en una fiesta del Conurmalo profundo, ¿o no? Tampoco de Palermo. O sea, hay una edad para cada cosa. Después joden con legalizar el aborto. Y bueno, se meten en esos antros con degenerados, delincuentes, borrachos, faloperos y salen golpeadas, ultrajadas, robadas, traumadas y todo lo que termine con el sufijo "adas". Si tuviera una hijita, la mandaría a hacer deportes, a aprender idiomas, música. Lo daría todo lo que yo no tuve. A ver, no soy ingenuo: las pibitas hacen sus cositas pero hay formas y formas. Uno tiene que cuidar a sus seres queridos y a su imagen. No sea cosa que vayas caminando por la calle y escuches un murmullo del tipo "ahí va el papá de la guacha que nos enfiestamos entre cinco vagos". Un poquito está bien pero tanto no... (Comentario sobre una noticia de octubre de 2016: unos idiotas acabaron lastimados luego de una noche fatal de parranda sudaca).

4) ¿Vieron que tengo don de clarividencia? Hace rato que vengo diciendo que hay que controlar a los pibes, subirle los impuestos al alcohol y evitar los chongos, bolichongos y las festicholas esas que hacen por ahí. Todo bien con la exclusión y el verso del neoliberalismo pero eso no te da derecho para entrar en un festejo, robar, matar, apuñalar y hacer desmanes a mansalva. Yo pasé hambre y no me meto donde no me llaman, madre que los parió la CORREPI, los CELS y todos los zurdos del orto.

5) Me tiene podrido Urtubey. Es un traidor. La verdad, debería pasarse al PRO directamente, no es ninguna renovación. Fue uno de tantos niños mimados de CFK y ahora se hace el loco toro malo de allá de las provincias del norte. Un boludo nomás.

6) Así como los Kirchner renegaron de Menem, este hijo de puta de Urtubey reniega de los K, quiere ser el nuevo caudillo provinciano en la Rosada, ese al que tanto le teme Alfonso Prat-Gay. El único que nunca renegó de sus orígenes, de sus lealtades, es Daniel Scioli. Es corta la bocha: somos todos leche de los huevos del Turco, nos guste o no.

7) Me encanta cuando los inmigrantes se defienden violentamente ante intentos de robo. Por ejemplo, de vez en cuando muchos bolitas se organizan y le dan su merecido a forajidos que andan por ahí. Me parece muy bien. A la persona que viene en buena ley a ganarse el pan, no se la puede tocar. Propongo destierro para los argentinos ladrones y una política amistosa para los que hacen las cosas bien.

8) Yo he conocido a vecinos que son piratas del asfalto y son señores, verdaderos señores: nunca se meten ni se metieron con nadie. Eso es respeto, eso es tener códigos. Y los tipos, bueno, se han comido años y años adentro pero no se la agarran con la gente del barrio. Creo que habría que indultar a los ladrones profesionales, a los que no lastimaron nunca a ningún trabajador, y enjaular a los bobos que te pegan una piña o un corchazo por una billetera con cien pesos mugrosos adentro.

9) Patria Grande es que un tipo que llegó del Paraguay a la edad de ocho años y que vivió en la pobreza se haya recibido de médico en la UBA, nada menos. Y encima, como si fuera poco, el hombre fue tan valiente que mató a un ladrón en legítima defensa. Creo que necesitamos más de ese tipo de inmigrantes: gente laburadora, estudiosa y con los huevos en su lugar como para darle su escarmiento a los que joden a los ciudadanos de bien. Si sos macho loco, chorro de verdad, no le robás a un vecino. Si tenés pelotas, te metés en un banco, encarás al cajero con un fierro y te llevás el botín en buena ley, sin haber lastimado a ningún trabajador (Villar Cataldo, héroe sudamericano).

10) Me encanta esa sonrisa cálida que tenés, ese espíritu feliz que se mantiene alto pese a los golpes de la vida. Amo tu voluntad, tu garra, "con fe, con esperanza". Sos un capo. Hay que tener huevos para perder y no borrarse. Vos siempre estuviste, con tus defectos y virtudes, con tus errores y aciertos. Nada, sólo decirte que voy a estar con vos hasta el día en que me muera. Gracias por todo, querido Daniel Scioli.


11) Un incondicional. Siempre estuviste y siempre vas a estar. Vos sos el único peronista de verdad, no como el traidor de Ma$$a y los pendejos guevaristas que siempre hablaron mierda de vos, pendejos boludos que le hicieron el jueguito a Macri. Aunque ganes o pierdas, no me importa una mierda. Te amo y te voy a seguir hasta el día que me muera. Yo no me olvido que en mis horas más difíciles me mantuve "con fe, con esperanza" porque creí y creo en la Gran Argentina, en la agenda del desarrollo nacional. Vos podés. Gracias por todo, Daniel Scioli.

viernes, 3 de febrero de 2017

El camino del profeta



  Hay una mayoría con su voz, con sus silencios. Pero alguien irrumpe desde la soledad y dice algo distinto al consenso imperante. Sí, lugar común; me dirán que es "cliché": el loco, el incomprendido, el poeta, el profeta. Pero no deja de ser esta visión un algo digno de atenderse. Todo esto lo digo a modo de introducción, para cortar con el famoso "terror a la página en blanco". 

  Voy a ser más preciso. Uno se rehúsa a aceptar ciertas convenciones sociales. Por ejemplo, creer en el amor o el matrimonio o las relaciones de pareja. Sí, "la gente se casa cada vez menos". Estadísticas, claro. Sin embargo, la gran mayoría de las personas continúan teniendo sexo o, al menos, eso es lo que anhelan (entre el deseo y la realidad, hay un abismo muy grande). Bien, la "verdad" que yo vengo a decir es que la mayor parte de las relaciones - sean formales o informales, más o menos liberales - están basadas en el interés del dinero por parte de la mujer. Seguramente habrá casos donde es al revés: jóvenes bellos que se entregan a damas que no son de su gusto por plata. Lo esencial es que, consciente o inconscientemente, casi todas las señoras y señoritas se prostituyen. 

  ¿Por qué será que casi todas van detrás de una billetera? Sí, las salidas las pagan ellos. Todo lo que pueda llegar a decir al respecto es de perogrullo. Se sabe que las féminas son, en su gran mayoría, interesadas. Por eso se ven tipos muy pero muy feos y desagradables con chicas muy apuestas. Me objetarán que el gusto es subjetivo y que el sujeto que digo que es feito puede ser bonito a los ojos de la que lo "quiere". Sin embargo, hay, más menos, ciertos parámetros de belleza, modales, urbanidad, costumbre y educación que crean cohesión a nivel social. A ver, no hablo de modelos masculinos ni femeninos. Pero convengamos que un gordo que fuma, con mal olor, pésimo aliento, poco cuidado de la higiene y la mar en coche no es digno de estar acompañado por mucho muy bueno que pudiera tener en algún aspecto. Y sí, vamos a sacarnos las caretas y hablar sin hipocresías: todos conocemos un tío bestia que sale con una bella.

  Hasta acá, nada fuera de lo normal. El problema es que yo predico la verdad de esta doctrina en todo tiempo y lugar. No me callo. Veo falsedad en todas las relaciones, todo es mentira en este mundo. Si ese muchacho hubiera nacido pobre, no saldría con la chica con la que está. Sí, vas a decir que estarían en espacios diferentes ella y él y eso sería un obstáculo para su mutuo conocimiento. Bueno, ¿si él fuera empleado de limpieza o seguridad? Así de bonito, así como es, pero sin plata. ¿Ella le daría importancia al muchacho que limpia el baño de su oficina, al muchacho que custodia la puerta de su empresa? Sabemos que no. Invirtamos la situación: un individuo humilde, de aspecto un poco descuidado. Ese señorito, con un puesto de jefe o medianamente encaminado, sería mirado por la rubia esa que hoy ni lo saluda en el ingreso al edificio inteligente revestido de cristal.

  Schopenhauer, o Houllebecq en nuestro tiempo, han dicho cosas similares. Pero yo me enfoco de lleno en la parte material. Hace años. Prueba de ello es mi prolífica obra en surferpunks.blogspot.com 

  La cuestión central es que por decir todas estas cosas he sido y soy aborrecido por muchos y por muchas (pero más por muchas que por muchos). A lo largo de estos años, he sido bloqueado en redes sociales como WhatsApp y Facebook. Y bueno, me desagregaron muchas de sus contactos. 

  Yo mismo me he sometido al experimento de ver cómo tener, como dicen en España, "un ligue". Y no he ligado más que rechazos. Citas y citas con el no. En noviembre de este año, voy a cumplir cinco años sin tener sexo. Es muy triste esto de padecer la castidad involuntaria. Lo primero que pensarán es que esta suerte la padezco por mis escritos. Error. Es al revés: mi escritura "misógina" es fruto de años de ser despreciado, discriminado. Mis malas experiencias, más las malas experiencias de muchos amigos, vecinos, conocidos y demás, me han llevado a amargas reflexiones hechas párrafos como estos que usted está leyendo ahora.

  Siempre te dicen que hay que cambiar. El famoso cambio. Como ese cambio de gobierno en la Argentina que fue para peor. Sí, me refiero a Mauricio Macri, el peor presidente de la historia. Digresión aparte, no es la política partidaria el objeto de mi texto, digo que he sido y he obrado de muchas maneras: silencioso, hablador, espontáneo, cálido, frío, punto medio; intenso, apagado, desequilibrado; normal, raro, intelectual, deportista. No hay nada que yo pueda hacer o no hacer para estar acompañado aunque más no sea una noche. 

  El desafío es no ir con prostitutas porque eso es mentirse a uno mismo. Quiero ver si soy capaz de seducir. Pero no puedo, no gano, pierdo siempre. Y no es que no ponga una actitud positiva. Pero, como si se tratara de una comedia oscura, parece que las fuerzas del universo conspiran en mi contra. 

  Se preguntarán si busco mujeres de las así llamadas difíciles. No, en general no. Voy a las chicas punto medio. Ni muy muy ni tan tan. Ni muy muy lindas ni tan tan descuidadas. Soy mesurado en ese y en varios sentidos. Pero no puedo. ¿Cómo soy yo? Un gama media de los varones: 1.80 cm de altura, blanco, de contextura mediana, ojos color del tiempo, cabello castaño oscuro. Nada del otro mundo. No soy un galán fatal pero tampoco el más feo del baile. Tengo una dentadura impecable, soy de andar perfumado, no fumo, hago ejercicio. ¿Y? La nada misma. Todo es en vano.

  Yo me cansé. Ya me cansé. Veo que estoy condenado a estar solo. Cumplo 28 en marzo y todo parece señalar que el abandono que ha hecho el mundo de mí se irá acentuando día tras día. No hay remedio. Creo que voy a profundizar mis puntos de vista, voy a seguir mi prédica en contra del sistema sexual imperante y veré cómo todo pasa.

  Sábado tras sábado a la noche sin citas, sin mensajes, sin llamadas, sin nada. Y si intento algo de mi parte, el no como respuesta automática. Soy discriminado, estigmatizado por pobre. Me veo solo, solo, muy solo. El camino del profeta parece que recién empieza pero no: salvo muy pero muy breves interrupciones, llevo desde los catorce años este padecimiento de no ser aceptado por las chicas.

  Se van a burlar de mí pero siempre lo hicieron. No me importa las consecuencias que pueda tener este texto. Soy la voz de muchos que no se atreven a hablar, soy la representación de los desesperados, de los hombres despreciados. Se ha instalado la idea de que vivimos una revolución sexual. Bueno, yo soy el que viene a negar todo eso. La supuesta revolución sexual es solo de palabra. No existe. O existe para unos pocos. Los más tenemos que vivir masturbándonos con el deseo de mujeres ajenas, mujeres que nos miran como si fuéramos perros sarnosos. Para el sistema de creencias actual de machos triunfadores y hembras calientes, yo soy un hereje. Por eso me vituperan, me atacan, me marginan. He intentado integrarme a la sociedad pero nadie me quiso. Ahora es mi turno: sepan los exitosos que yo no estoy encerrado con ustedes en este mundo si no que ustedes están presos en una jaula con este chacal que les habla antes de devorarlos con gran violencia. Teman. Me declaro terrorista de la palabra, subversivo de sus valores, enemigo de sus fotografías sonrientes. Sí, no creo en su estúpida prostitución legalizada por el Estado y Iglesia: me autodenomino libertario y rechazo de lleno a sus novias, novios y a la mentira descomunal que han montado.

  Prometo que mi derrota será la victoria de millones. Voy a redimir a los solitarios de todo el mundo, a esos que se sienten vacíos y tristes luego de masturbarse. A ellos les dedico este texto. Pobres sufridores como yo, víctimas del universo. Los voy a redimir porque soy la libertad, la justicia y el porvenir. No teman. La venganza será terrible. Mi lucha irá creciendo en intensidad. Los fundamentalistas del matriarcado perverso, las hembristas, no quedarán sin su castigo. Las multitudes que llorarán mi muerte serán la llama que quemará con sus lágrimas a la vieja sociedad. 

 La victoria final será nuestra. Solitarios del mundo, uníos.